Publicado 10/03/2022 07:29

Un fármaco antiséptico resulta tan bueno como los antibióticos para prevenir las infecciones urinarias recurrentes

Archivo - Infecciones urinarias
Archivo - Infecciones urinarias - COMSALUD - Archivo

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un fármaco antiséptico ha resultado ser tan bueno como los antibióticos para prevenir las infecciones urinarias recurrentes y su uso como alternativa a los antibióticos también puede ayudar a abordar la carga global de la resistencia a los antibióticos, según publican los investigadores en la revista 'The BMJ'.

Más de la mitad de las mujeres sufren al menos una infección del tracto urinario (ITU) a lo largo de su vida, y la recurrencia (definida como al menos tres infecciones repetidas al año o dos infecciones en los seis meses anteriores) se produce en aproximadamente una cuarta parte de las mujeres que tienen un episodio.

Las directrices actuales recomiendan el uso diario de dosis bajas de antibióticos como tratamiento preventivo estándar para las ITU recurrentes. Sin embargo, el uso prolongado de antibióticos se ha relacionado con la resistencia a los mismos, por lo que es urgente investigar alternativas no antibióticas.

El hipurato de metenamina es un fármaco que esteriliza la orina, deteniendo el crecimiento de ciertas bacterias. Estudios anteriores han demostrado que podría ser eficaz para prevenir las infecciones urinarias, pero las pruebas no son concluyentes y se necesitan más ensayos aleatorios.

Por ello, un equipo de investigadores del Reino Unido, dirigido por médicos y científicos de Newcastle-upon-Tyne, se propuso comprobar si el hipurato de metenamina es una alternativa eficaz al tratamiento antibiótico estándar para prevenir las ITU recurrentes en las mujeres.

Sus resultados se basan en 240 mujeres (mayores de 18 años) con infecciones urinarias recurrentes que requieren tratamiento profiláctico. De media, antes de entrar en el ensayo, estas mujeres experimentaban más de seis episodios de ITU al año.

Las mujeres fueron reclutadas en centros de atención secundaria del Reino Unido entre junio de 2016 y junio de 2018 y fueron asignadas aleatoriamente a antibióticos diarios (102 mujeres) o hipurato de metenamina diario (103 mujeres) durante 12 meses, con tres evaluaciones mensuales hasta los 18 meses.

El margen de no inferioridad, definido tras una serie de reuniones de grupos focales de pacientes, fue una diferencia de un episodio de ITU al año.

Durante el periodo de tratamiento de 12 meses, la tasa de ITU fue de 0,89 episodios por persona y año en el grupo de los antibióticos y de 1,38 en el grupo de la metenamina, una diferencia absoluta de 0,49 episodios por persona y año.

Esta pequeña diferencia entre los dos grupos fue menor que el umbral predefinido de un episodio de ITU por año, lo que sugiere que la metenamina no fue peor que los antibióticos en la prevención de la infección del tracto urinario.

La metenamina también se asoció a un menor consumo de antibióticos y a niveles similares de reacciones adversas y satisfacción con el tratamiento en comparación con los antibióticos diarios.

Además, los resultados fueron similares después de otros análisis, como la exclusión de los días que se tomaron antibióticos para la infección del tracto urinario, lo que añade peso a los hallazgos.

Los investigadores señalan que los datos relativos a la seguridad a largo plazo del hipurato de metenamina son escasos, y reconocen algunas limitaciones del ensayo, como la falta de cegamiento y las diferencias en los antibióticos prescritos, que pueden haber afectado a sus resultados.

También señalan que cuatro participantes asignados al hipurato de metenamina fueron ingresados en el hospital debido a una ITU, y seis participantes que fueron asignados al hipurato de metenamina informaron de fiebre durante un episodio de ITU (ITU febril).

Sin embargo, afirman que se trata de un ensayo bien diseñado que representa con exactitud la amplia gama de mujeres con ITU recurrente que se ven regularmente en la práctica habitual del SNS.

Como tal, dicen que sus resultados "podrían apoyar un cambio en la práctica en términos de tratamientos preventivos para la ITU recurrente y proporcionar a los pacientes y a los médicos una alternativa creíble a los antibióticos diarios, dándoles la confianza para seguir estrategias que eviten el uso de antibióticos a largo plazo".

La información proporcionada por este ensayo "podría animar a los pacientes y a los médicos a considerar el hipurato de metenamina como tratamiento de primera línea para la prevención de las ITU en las mujeres", añaden.

"Aunque los resultados necesitan una interpretación cautelosa, se alinean con otros, y esta nueva investigación aumenta la confianza con la que el hipurato de metenamina puede ofrecerse como una opción a las mujeres que necesitan profilaxis contra la infección urinaria recurrente", dicen investigadores australianos en un editorial vinculado.

Añaden que la idoneidad del margen de no inferioridad (un episodio de infección urinaria) utilizado en este ensayo para captar las diferencias clínicamente significativas entre los tratamientos probablemente suscitará debate.

Sin embargo, están de acuerdo en que las decisiones sobre el tratamiento preventivo de la infección urinaria recurrente son muy adecuadas para la toma de decisiones compartida entre cada paciente y su médico, y afirman que este ensayo "ayudará a informar esta importante conversación".