Publicado 28/06/2021 10:29CET

Experto de SEMDOR afirma que es seguro tomar paracetamol ante fiebre y dolor que pueda ocasionar la vacuna

El vicepresidente de la Sociedad Española Multidisciplinar del Dolor (SEMDOR), doctor Pedro Juan Ibor Vidal.
El vicepresidente de la Sociedad Española Multidisciplinar del Dolor (SEMDOR), doctor Pedro Juan Ibor Vidal. - SEMDOR

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Sociedad Española Multidisciplinar del Dolor (SEMDOR), el doctor Pedro Juan Ibor Vidal, afirma en una entrevista con Europa Press que es segura la toma del paracetamol ante los efectos adversos más frecuentes que pudieran aparecer tras la vacunación frente a la COVID-19, tales como la fiebre o los dolores musculares.

"En el caso de tener dolores leves atribuibles a la aplicación de la vacuna frente a la COVID-19, el paracetamol aporta gran seguridad, siempre que se utilice a dosis adecuadas en función del paciente; dosis entre 500 miligramos y un gramo son las indicadas", precisa este experto.

En concreto, este especialista señala que el paracetamol alivia el dolor y la fiebre, a la vez que es "idóneo" para tratar el dolor leve o moderado, y la fiebre al mismo tiempo. "El paracetamol es el analgésico, en este caso, más seguro en pacientes mayores polimedicados", confirma igualmente el doctor.

Preguntado por las reacciones relacionadas con el dolor que puedan provocar las vacunas frente a la COVID-19 actualmente en circulación, el vicepresidente de la SEMDOR explica que los efectos más frecuentes percibidos hasta la fecha son el dolor de cabeza, las artralgias (dolor articular), las mialgias (dolor muscular), o el dolor en el lugar de la inyecció, y es menos frecuente el dolor en las extremidades, según aclara.

"Hablamos siempre de que la intensidad de estos dolores suele ser leve. Aparte de dolor, durante los primeros días tras la vacuna frente a la COVID-19 existen otras reacciones adversas como el cansancio, el malestar general, las náuseas, o la fiebre. No obstante, en los estudios clínicos realizados para su autorización se ha observado que la mayoría de ellas son leves, de corta duración, y no todas las personas las sufren", subraya.

Así, y como experto en dolor, el doctor Ibor Vidal recomienda frente a estos dolores leves la utilización de analgésicos, como por ejemplo el paracetamol y los antiinflamatorios no esteroideos (AINES); "fármacos que han demostrado eficacia en el dolor leve", sostiene.

En cuanto a si existe alguna preferencia sobre si tratar el dolor leve post vacuna COVID-19 con paracetamol o bien con ibuprofeno, el vicepresidente de SEMDOR mantiene que ambas son dos "alternativas válidas", si bien reconoce que los AINES, entre los que se encuentra el ibuprofeno, pueden no estar indicados en pacientes que presenten alguna comorbilidad; por ejemplo, dice que no serían recomendables en aquellos pacientes con problemas digestivos, o con patologías cardíacas.

¿TOMAR PARACETAMOL ANTES DE LA VACUNA?

Frente a la toma de paracetamol antes de recibir la inyección, aconsejada al inicio de la campaña de vacunación frente a la COVID-19, el doctor recuerda que como norma general no se deben tomar estos medicamentos antes de vacunarse, a menos que el médico lo haya indicado, ya que se ha comprobado que podrían disminuir la eficacia de la vacuna.

"Hay estudios que refieren una disminución de la respuesta inmune del paciente en ensayos con otras vacunas. En el caso de la vacuna frente a la COVID-19, todavía no se dispone de datos", precisa.

En concreto, cita que solo existen estudios en el caso de la vacuna de AstraZeneca y tal y como se indica en su guía técnica: "Para reducir estos síntomas puede utilizarse paracetamol como tratamiento profiláctico (antes de la vacunación) y/o sintomático (durante las primeras 24 horas), sin que su uso interfiera en la respuesta inmune".

"En caso de aparecer un dolor, de los relacionados con la inyección, la indicación del paracetamol sería la opción correcta", sentencia el doctor Pedro Juan Ibor Vidal, vicepresidente de la SEMDOR.

Contador