Publicado 20/09/2021 12:28CET

Estudio sugiere palbociclib en combinación con terapia endocrina como primera línea para cáncer de mama metastásico

Archivo - La Comisión Europea concede la designación de ‘buena práctica’ al programa de cribado de cáncer de mama del Gobierno de Castilla-La Mancha en Toledo.
Archivo - La Comisión Europea concede la designación de ‘buena práctica’ al programa de cribado de cáncer de mama del Gobierno de Castilla-La Mancha en Toledo. - JCCM - Archivo

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un estudio, presentado durante el Congreso de la European Society for Medical Oncology (ESMO), sugiere que es mejor utilizar palbociclib en combinación con terapia endocrina como primera línea de tratamiento en el cáncer de mama metastásico más común ya que aporta más calidad de vida.

El tratamiento de pacientes con cáncer de mama metastásico con receptores hormonales positivos y HER2 negativo (que representa entre el 60 y el 70% del total de tumores de mama) basado en palbociclib más terapia endocrina obtiene la misma supervivencia global, y ofrece mejor calidad de vida que la quimioterapia oral con
capecitabina, según concluye el estudio PEARL del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama.

Los últimos resultados de esta investigación internacional han sido presentados por el doctor Miguel Martín, presidente de
GEICAM, durante el Congreso anual ESMO, celebrada del 16 al 21 de septiembre. PEARL es el primer estudio promovido por la academia que compara el inhibidor de ciclinas palbociclib en combinación con terapia endocrina (exemestano o fulvestrant) frente a quimioterapia oral con capecitabina en mujeres posmenopáusicas en fase metastásica, con receptores hormonales positivos y HER2 negativo cuyo tumor ya se ha hecho resistente a los inhibidores de aromatasa.

El 78% de las mujeres con cáncer de mama metastásico responde al
perfil de las pacientes incluidas en el PEARL. Esta investigación liderada por GEICAM en colaboración con el Grupo Cooperativo
Oncológico de Europa Central (CECOG) se ha realizado con datos de más de 600 pacientes, la mayor parte incluidas en España (81%) pero también en Austria (2,5%), Hungría (9,8%) e Israel (6,5%).

"Una de las conclusiones que se puede obtener de este estudio es que, si bien palbociclib más terapia endocrina no mejora la evolución de las pacientes respecto al estándar con capecitabina,
es mejor tolerado en términos de calidad de vida", afirma el doctor Martín. Resultados previos del PEARL ya revelaron que la supervivencia libre de progresión no difería entre las dos opciones terapéuticas; y los datos presentados en ESMO confirman que no hay diferencias tampoco en supervivencia global, aunque los resultados confirman que palbociclib más terapia endocrina es mejor tolerado que capecitabina.

En cuanto al impacto sobre la calidad de vida, los resultados recientemente publicados en el 'European Journal of Cancer' revelan que la combinación de palbociclib con terapia endocrina
retrasa el deterioro en la calidad de vida global y otras escalas funcionales, así como de síntomas como la astenia, náuseas y vómitos, dolor y diarrea. Estos aspectos son muy relevantes a la hora de pautar tratamientos en pacientes con cáncer de mama metastásico, con los que se persigue el mejor equilibrio entre beneficio en supervivencia y ganancia en calidad de vida.

Otra de las informaciones de valor que aporta esta investigación es que, para que palbociclib en combinación con terapia endocrina sea eficaz, debe pautarse en líneas más tempranas de tratamiento. "Es preferible utilizar este inhibidor de ciclinas en primera línea, después de la primera recaída tras los inhibidores de aromatasa, porque su eficacia disminuye notablemente cuando se utiliza en pacientes que han recibido previamente terapias endocrinas o
quimioterapias", señala el presidente de GEICAM.

Para leer más