Publicado 03/11/2021 13:26CET

Las estatinas reducen enfermedades cardiovasculares y mortalidad en personas con artritis reumatoide

Archivo - Statin Tablet in Close Up
Archivo - Statin Tablet in Close Up - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ROGER ASHFORD - Archivo

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una nueva investigación presentada esta semana en la ACR Convergence, la reunión anual del Colegio Americano de Reumatología, ha mostrado que las estatinas se asocian a una reducción de las tasas de enfermedad cardiovascular (ECV) y de mortalidad en personas con artritis reumatoide (AR), aunque aumentan modestamente el riesgo de diabetes de tipo 2.

La artritis reumatoide es el tipo más común de artritis autoinmune. Se produce cuando el sistema inmunitario (el sistema de defensa del organismo) no funciona correctamente. Puede causar dolor, hinchazón y daños en las articulaciones, incluidas las pequeñas articulaciones de las manos, las muñecas y los pies. Además, puede causar daños inflamatorios en otros sistemas corporales como el corazón, los pulmones, la piel, los ojos y los riñones.

En las personas con AR, la inflamación crónica puede aumentar el riesgo y acelerar la aparición tanto de ECV como de diabetes de tipo 2. Las estatinas son tratamientos muy recetados que reducen el colesterol y los triglicéridos en sangre para prevenir los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares, pero aumentan ligeramente el riesgo de diabetes de tipo 2.

Los investigadores se propusieron averiguar si los beneficios de las estatinas compensan los riesgos en personas con AR que ya corren riesgo de padecer diabetes. Para averiguarlo, analizaron los historiales médicos de miles de personas con AR en el Reino Unido para comparar las tasas de ECV, mortalidad y diabetes de tipo 2 en los usuarios y no usuarios de estatinas.

"Sabemos que las estatinas se han estudiado ampliamente en la población general, pero nuestro conocimiento de los efectos de las estatinas en los pacientes con AR es limitado y se basa principalmente en unos pocos estudios. Dado que los pacientes con AR ya corren un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes de tipo 2 en comparación con la población general, es importante conocer los beneficios y riesgos generales de las estatinas", afirma el doctor Gulsen Ozen, reumatólogo del Centro Médico de la Universidad de Nebraska en Omaha y coautor del estudio.

El estudio incluyó a pacientes de 18 años o más diagnosticados con AR sin otros diagnósticos alternativos, y a los que se les prescribió uno o más medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (DMARD) entre 1989 y 2018. Cualquier persona con diabetes previa fue excluida para la evaluación del riesgo de diabetes tipo 2.

El estudio incluyó a 1.768 usuarios de estatinas y 3.528 no usuarios a los que se les hizo un seguimiento de las tasas de ECV y mortalidad, y a 3.608 usuarios de estatinas y 7.208 no usuarios a los que se les hizo un seguimiento de las tasas de diabetes tipo 2. Los investigadores hicieron un seguimiento de las tasas de resultados de ECV, como el ataque cardíaco, el accidente cerebrovascular, la hospitalización por insuficiencia cardíaca y la muerte relacionada con la ECV, así como la mortalidad por todas las causas y la diabetes de tipo 2.

Los investigadores descubrieron que 63 de los 1.768 usuarios de estatinas desarrollaron una ECV, en comparación con 340 de los 3.528 no usuarios. También descubrieron diabetes de tipo 2 en 128 de los 3.608 usuarios de estatinas, frente a 518 de los 7.208 no usuarios.

El uso de estatinas se asoció a una reducción del 32 por ciento de la ECV, una reducción del 54 por ciento de la mortalidad por todas las causas y una reducción del 33 por ciento del riesgo de diabetes de tipo 2. El estudio demostró que los pacientes con y sin antecedentes de ECV presentaban reducciones similares de los riesgos de ECV (36 por ciento y 34 por ciento) y de mortalidad (62 por ciento y 54 por ciento) si tomaban estatinas.

Los investigadores también descubrieron que el número necesario para tratar de prevenir la ECV y la mortalidad en un año era de 102 y 42, respectivamente, mientras que el número necesario para perjudicar un nuevo diagnóstico de diabetes de tipo 2 era de 127 en un año de tratamiento con estatinas.

"Sabemos que los pacientes con AR tienen un mayor riesgo de desarrollar ECV y muerte y diabetes tipo 2 en comparación con la población general. Además, los pacientes con AR son tratados con menos frecuencia con estatinas que la población general, lo que también es preocupante. Descubrimos que las estatinas reducen tanto la ECV como la mortalidad por todas las causas, que fueron de magnitud similar. Esto puede sugerir que las estatinas pueden tener otros efectos beneficiosos en los pacientes con AR más allá de la reducción de los lípidos", dice el doctor Ozen.