Estatinas, ¿provocan deterioro de la memoria?

Publicado 19/11/2019 8:00:38CET
Orange vitamin pills
Orange vitamin pills - GETTY//ILYA SHARAPOV - Archivo

   MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Las estatinas se encuentran entre los medicamentos más recetados en todo el mundo. Son una clase de medicamentos que pueden reducir el colesterol y la presión arterial, disminuyendo el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

   Ante la preocupación de los consumidores de que las estatinas puedan estar asociadas con el deterioro cognitivo o de la memoria, un nuevo estudio publicado en el 'Journal of the American College of Cardiology' ofrece tranquilidad, ya que no se han encontrado diferencias en la tasa de memoria o deterioro cognitivo de los usuarios de estatinas de edad avanzada en comparación con quienes no las consumen.

   "No solo las estatinas son uno de los medicamentos más recetados en el mundo sino que existe una fuerte evidencia de que reducen la mortalidad en pacientes con enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, diabetes, enfermedades renales y otros trastornos lipídicos. Lo más importante es que las estatinas no están asociadas con un riesgo de grandes eventos adversos para la salud", explica Katherine Samaras, endocrinóloga del Hospital St. Vincent en Australia y autora principal del estudio.

   "Esperamos que estos hallazgos contribuyan en gran medida a reducir las preocupaciones de los consumidores sobre la memoria y la cognición de las estatinas, para que no dejen de tomar estos medicamentos que salvan vidas", añade.

   Los investigadores examinaron los cambios en la memoria y la cognición global con respecto al uso de estatinas durante un período de observación de seis años y dos años de estudios de volumen cerebral utilizando el Estudio de Memoria y Envejecimiento de Sydney, un estudio de observación longitudinal de la cognición de la comunidad, con participantes de edad avanzada sin demencia con seguimiento en el Centro para el Envejecimiento Cerebral Saludable (CHeBA), de Universidad de Nueva Gales del Sur, en Sydney.

   Los psicólogos y las enfermeras recogieron datos cada dos años en cuatro ocasiones durante el período de seis años. Los médicos diagnosticaron la presencia de enfermedad cardíaca, enfermedad cerebrovascular, hipertensión y diabetes tipo 2 y clasificaron a los pacientes en función de su uso, o no, de las estatinas.

   Los 1.037 participantes tenían entre 70 y 90 años y eran un 98% caucásicos y australianos (67%) o europeos (18%). Hubo 395 usuarios de estatinas y 642 usuarios de estatinas, que incluyeron usuarios de estatinas al inicio del estudio y aquellos que comenzaron a tomar estatinas durante el período de estudio. De media, los participantes habían estado tomando estatinas durante nueve años.

   Para medir sus puntos finales primarios --memoria y cognición global-- se desarrolló una evaluación integral de la cognición y memoria global. Los investigadores emplearon cinco pruebas de memoria para evaluar el nuevo aprendizaje y el recuerdo a corto y largo plazo utilizando tareas de memoria verbal y visual. La cognición global evaluó la memoria más la velocidad de procesamiento, el lenguaje, la capacidad visoespacial y la función ejecutiva.

LOS 1.037 PARTICIPANTES ENTRE 70 Y 90 AÑOS

   A todos los participantes se les ofreció realizar de resonancia magnética cerebral (MRI) al inicio del estudio, con 529 pacientes que aceptaron y 408 sometidos a una resonancia magnética dos años más tarde. Se descubrió que los usuarios de estatinas y los que nunca usaron tenían un volumen cerebral total similar, volúmenes cerebrales hipocampales y parahippocampal al inicio del estudio sin diferencias significativas dos años después.

Los usuarios de estatinas y los que nunca las habían consumido fueron similares en la línea de base tanto para la memoria como para la cognición global, los investigadores no encontraron diferencias significativas en la tasa de disminución de la memoria o la cognición global.

   Los participantes que tomaron estatinas continuamente durante el período de estudio tuvieron un rendimiento basal significativamente mayor en memoria y cognición global en comparación con los que nunca usaron. La tasa de disminución de la memoria y la cognición global para este subgrupo fue similar durante el período de observación de seis años.

   Cuando los investigadores compararon a los 99 participantes que comenzaron con las estatinas durante el período de estudio, encontraron que el inicio de las estatinas se asoció con una reducción en la tasa de disminución de la memoria. En general, no se encontraron asociaciones entre el uso de estatinas y la cognición entre el inicio y los seis años de observación.

   Los investigadores encontraron una interacción protectora entre el uso constante de estatinas, la enfermedad cardíaca y el cambio de seis años en el puntaje total de la prueba de memoria de aprendizaje. Entre los pacientes con enfermedad cardíaca, los usuarios de estatinas mostraron una tasa de disminución más lenta en esta prueba en comparación con los que nunca usaron.

   Sin embargo, en pacientes sin enfermedad cardíaca, hubo una tasa comparable de disminución entre los usuarios de estatinas y los que nunca lo usaron.

   El estudio también encontró una interacción protectora entre el uso constante de estatinas y la tasa de disminución en el rendimiento del recuerdo con retraso prolongado para pacientes que portan el genotipo APOE-4. Los portadores de este genotipo tienen un alto riesgo de enfermedad de Alzheimer.

   En análisis secundarios, los usuarios masculinos de estatinas mostraron una disminución de memoria lógica significativamente más rápida en comparación con los hombres que nunca las habían tomado.

Contador