Publicado 24/09/2020 07:08CET

Descubren fármacos no aprobados en suplementos para la memoria

Suplemento
Suplemento - PIXABAY/ STEVEPB - Archivo

   MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Suplementos que afirman mejorar la concentración mental y la memoria pueden contener fármacos no aprobados y en combinaciones y dosis potencialmente peligrosas, según un nuevo estudio publicado en la edición en línea de 'Neurology Clinical Practice', la revista oficial de la Academia Americana de Neurología.

   Los investigadores encontraron cinco de esos fármacos no aprobados en los Estados Unidos en los suplementos que examinaron. Los suplementos se denominan a veces "nootropics", "fármacos inteligentes" o "potenciadores cognitivos".

   "Los suplementos cognitivos de venta libre son populares porque prometen una mente más aguda, pero no están tan regulados como los medicamentos farmacéuticos", explica el autor del estudio, Pieter A. Cohen, de la Escuela de Medicina de Harvard.

   "Uso de estos suplementos presenta riesgos para la salud potencialmente graves --alerta--. No solo detectamos cinco medicamentos no aprobados en estos productos, sino que también detectamos varios medicamentos que no se mencionaban en las etiquetas y encontramos dosis de medicamentos no aprobados que eran hasta cuatro veces más altas que lo que se consideraría una dosis típica".

   Cohen alerta de que los suplementos podrían ser especialmente peligrosos si se usan en combinación con medicamentos recetados o en lugar de buscar consejo médico.

   A diferencia de los medicamentos farmacéuticos que deben probarse como seguros y efectivos para su uso previsto antes de comercializarlos a los consumidores, la ley no requiere que la FDA apruebe los suplementos dietéticos por seguridad o efectividad antes de que lleguen al consumidor. La FDA toma medidas después de que los productos llegan al mercado si están mal etiquetados o contienen productos no aprobados.

   Para el estudio, los investigadores buscaron en la Base de Datos de Etiquetas de Suplementos Dietéticos de los Institutos Nacionales de Salud y en la Base de Datos de Medicamentos Naturales para encontrar suplementos cognitivos que enumeraran fármacos similares al piracetam, un fármaco que se encontraba anteriormente en los suplementos pero que no estaba aprobado en Estados Unidos. Buscaban análogos del piracetam, fármacos con una estructura química similar pero ligeramente diferente. Los análogos se introducen a veces en los suplementos para eludir las leyes.

   Los investigadores identificaron 10 suplementos, ocho que prometían mejorar la función mental, uno que se comercializaba como "explosivos de entrenamiento" y otro que tenía las palabras "durar, aguantar, superar" en la etiqueta. Examinaron el contenido de cada suplemento utilizando diversos métodos y midiendo las cantidades de cada droga presente.

   En los 10 suplementos que examinaron, los investigadores detectaron cinco medicamentos no aprobados. Dos eran análogos de piracetam llamados omberacetam y aniracetam. Los otros fueron los medicamentos no aprobados vinpocetina, phenibut y picamilon.

   La FDA ha emitido una advertencia de que las mujeres en edad fértil no deben consumir vinpocetina. Si bien no se conocen todos los riesgos de estos medicamentos, los efectos secundarios incluyen aumento y disminución de la presión arterial, agitación, sedación y hospitalización.

   Los 10 suplementos contenían omberacetam, que se receta en Rusia para las lesiones cerebrales traumáticas y los trastornos del estado de ánimo. Una dosis farmacéutica típica sería de 10 miligramos (mg). Las dosis en un tamaño de porción de suplemento recomendado fueron tan altas como 40 mg, cuatro veces más que en las dosis farmacéuticas.

   Algunos suplementos contenían más de un medicamento no aprobado.

   Un producto combinó cuatro de los medicamentos no aprobados. "Con hasta cuatro medicamentos no aprobados en productos individuales, y en combinaciones nunca probadas en humanos, las personas que usan estos suplementos de mejora cognitiva podrían exponerse a riesgos de salud potencialmente graves", señala Cohen.

   "Los efectos de consumir combinaciones no probadas de medicamentos no aprobados en dosis impredecibles son simplemente desconocidos y se debe advertir a las personas que toman estos suplementos", añade.

   Los investigadores también encontraron que para aquellos productos con cantidades de medicamentos en las etiquetas, la mayoría de las cantidades declaradas eran inexactas.

   "El hecho de que estos suplementos estén incluidos en bases de datos oficiales no significa que el etiquetado sea exacto o que los niveles de dosificación de los ingredientes de estos suplementos sean seguros --advierte Cohen--. "La ley de Estados Unidos no permite que se introduzcan productos farmacéuticos no aprobados en los suplementos dietéticos, pero la ley coloca la carga de eliminar esos productos en la FDA".

    "La FDA ha emitido una serie de advertencias a las empresas que venden suplementos con medicamentos no aprobados, pero esos medicamentos siguen siendo abiertamente enumerados en bases de datos como ingredientes en suplementos --prosigue--. Nuestro estudio también plantea preocupaciones con respecto a la calidad y legalidad de los suplementos que figuran en las bases de datos de suplementos".