Desarrollan un fármaco para vencer la resistencia a los medicamentos oncológicos

Publicado 19/06/2019 11:32:43CET
Las mujeres tienen más probabilidades de sobrevivir al cáncer pero sufren peores efectos secundarios del tratamiento
CLÍNICA MARGEN - Archivo

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de investigadores de la Universidad de Duke (EE.UU) ha desarrollado un fármaco de moléculas que impide que las células cancerígenas adquieran resistencia a los medicamentos oncológicos, lo que podría suponer que las quimioterapias actuales sean mas potentes.

La resistencia al tratamiento es una de las principales causas de recaída del cáncer y se sitúa como la responsable de hasta el 90 por ciento de los fallecimientos relacionados con esta enfermedad.

El estudio, publicado en 'Cell', ha probado este compuesto en un modelo animal de melanoma, donde ha podido observar que es capaz de frustrar la capacidad del cáncer para sobrevivir, evolucionar y adaptarse al daño del ADN, creada por los medicamentos de quimioterapia como el cisplatino. En este sentido, Pei Zhou, profesor de bioquímica en la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke, ha explicado que las quimioterapias son efectivas en un primer momento, pero después estos tumores mutan y adquieren resistencia a la terapia.

Las células cancerosas son células normales que están creciendo fuera de control. Cada vez que estas células se dividen, el ADN que se encuentra en su interior se reduplica para generar nuevas copias que permitan la entrada en cada nueva célula. Este proceso, conocido como 'síntesis de translesión', supone una de las principales causas de resistencia a los fármacos contra el cáncer. En este punto, los científicos han identificado una proteína, Rev1, involucrada significativamente en este proceso. Por ello, el equipo decidió encontrar una molécula que permita bloquear esta proteína. Así, examinaron 10.000 compuestos de moléculas pequeñas y descubrieron que esto se podría realizar mediante la partícula JH-RE-06.

Para observar las interacciones entre esta molécula y la proteína, los investigadores utilizaron una técnica llamada cristalografía, a través de la cual pudieron observar que cuando Rev1 interactúa con JH-RE-06, esta se empareja con otra copia de sí mismo encerrando a Rev1 en un dímero. De este modo, no puede ayudar a las células cancerígenas a sobrevivir. Esta técnica posteriormente fue aplicada en un modelo de ratón con melanoma, donde observaron que los tumores no sólo dejan de crecer en ratones tratados con una combinación de cisplatino y JH-RE-06, sino que además esos ratones sobrevivieron más tiempo.

"Esta es una gran prueba de que es posible apuntar a esta proteína, pero tenemos mucho trabajo que hacer para convertir este compuesto en un candidato viable que podamos llevar a la clínica", ha concluido Jiyong Hong, profesora de química en Duke, quien ha añadido que se están desarrollando versiones de JH-RE-06 que tienen propiedades farmacológicas mejoradas y que podrían convertirlo en un medicamento "aún más atractivo".