Publicado 13/10/2021 08:12CET

Así reduce la vacunación la transmisión de la Covid-19 en los hogares

Archivo - Se reanuda la vacunación con Astrazeneca en el Centro de Salud de la Almozara.
Archivo - Se reanuda la vacunación con Astrazeneca en el Centro de Salud de la Almozara. - GOBIERNO DE ARAGÓN - Archivo

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las personas sin inmunidad contra el COVID-19 tienen un riesgo considerablemente menor de infección y hospitalización a medida que aumenta el número de miembros de la familia con inmunidad por una infección anterior o por una vacunación completa, según un estudio de ámbito nacional realizado por investigadores de la Universidad de Umea (Suecia) publicado en la revista 'JAMA Internal Medicine'.

"Los resultados sugieren claramente que la vacunación es importante no sólo para la protección individual, sino también para reducir la transmisión, especialmente dentro de las familias, que es un entorno de alto riesgo para la transmisión", afirma Peter Nordström, profesor de medicina geriátrica de la Universidad de Umea.

Existe un amplio conjunto de investigaciones que demuestran que las vacunas reducen considerablemente el riesgo de contraer el COVID-19. Sin embargo, se sabe menos sobre la influencia de la vacunación en la transmisión del virus en entornos de alto riesgo, como en el seno de las familias. Esto es lo que los investigadores de la Universidad de Umea pretendían estudiar.

Descubrieron que existía una asociación dosis-respuesta entre el número de individuos inmunes en cada familia y el riesgo de infección y hospitalización en los miembros no inmunes de la familia. En concreto, los familiares no inmunes presentaban un riesgo de infección y hospitalización entre el 45% y el 97% menor, a medida que aumentaba el número de familiares inmunes.

El estudio es un estudio nacional basado en un registro de más de 1,8 millones de individuos de más de 800.000 familias. Los investigadores combinaron los datos del registro de la Agencia de Salud Pública de Suecia, el Consejo Nacional de Salud y Bienestar, y de Estadísticas de Suecia, que es la agencia gubernamental que supervisa los datos estadísticos.

En el análisis, los investigadores cuantificaron la asociación entre el número de miembros de la familia con inmunidad contra el COVID-19 y el riesgo de infección y hospitalización en individuos no inmunes. Los investigadores tuvieron en cuenta las diferencias de edad, estatus socioeconómico, agrupación dentro de las familias y varios diagnósticos previamente identificados como factores de riesgo de COVID-19 en la población sueca.

"Parece que la vacunación ayuda no sólo a reducir el riesgo individual de infectarse, sino también a reducir la transmisión, lo que a su vez minimiza no sólo el riesgo de que más personas lleguen a estar críticamente enfermas, sino también de que surjan nuevas variantes problemáticas y comiencen a tomar el control. Por consiguiente, garantizar que muchas personas se vacunen tiene implicaciones a escala local, nacional y mundial", afirma Marcel Ballin, estudiante de doctorado en medicina geriátrica de la Universidad de Umea y coautor del estudio.

Contador