Publicado 30/06/2022 07:40

Algunos fármacos para la presión arterial pueden disminuir el riesgo de rotura de aneurismas

Archivo - Aneurisma
Archivo - Aneurisma - SITTITHAT TANGWITTHAYAPHUM/ISTOCK - Archivo

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un estudio multicéntrico sobre más de 3.000 personas con hipertensión arterial y aneurismas cerebrales ha descubierto que el uso de inhibidores del SRAA, una clase de medicamentos para reducir la presión arterial, redujo el riesgo de ruptura de un aneurisma en un 18%, según una nueva investigación publicada en 'Hypertension', una revista revisada por pares de la American Heart Association.

Un aneurisma es un abultamiento o debilitamiento de la pared de una arteria. Cuando esto ocurre en una arteria del cerebro, se denomina aneurisma intracraneal. Si un aneurisma intracraneal se rompe, derrama sangre por el cerebro y corta el oxígeno de la zona afectada, lo que puede causar un ictus hemorrágico, coma y muerte.

Estos accidentes cerebrovasculares representan el 3-5% de todos los ictus, pero una mayor proporción de morbilidad y mortalidad que otros tipos.

El sistema renina-angiotensina-aldosterona (SRAA) del organismo incluye hormonas que afectan a la regulación de la presión arterial, y la desregulación del SRAA puede conducir al desarrollo de la hipertensión arterial. Se ha demostrado que dos componentes del SRAA están implicados en el desarrollo de aneurismas intracraneales, y en investigaciones anteriores se ha descubierto que la desregulación del SRAA también puede contribuir a la rotura del aneurisma. Los inhibidores del SRAA, medicamentos que bloquean los efectos del SRAA, suelen utilizarse para tratar la hipertensión arterial.

"Aproximadamente la mitad de los pacientes con aneurismas intracraneales tienen la presión arterial alta, lo que puede provocar una inflamación vascular y aumentar el riesgo de rotura del aneurisma", explica el autor principal del estudio, el doctor Qinghai Huang, profesor de neurocirugía del Hospital Changhai de la Segunda Universidad Médica Militar de Shanghai (China).

"Dado que un tercio de los pacientes con aneurismas rotos muere y otro tercio sigue siendo dependiente para las actividades de la vida diaria, es necesario identificar los factores de riesgo modificables para prevenir la rotura del aneurisma", añade.

Este estudio multicéntrico analizó los datos recogidos entre 2016 y 2021 en 20 centros médicos de diferentes regiones de toda China, recogidos antes y después de la rotura, para evaluar la asociación entre el uso de inhibidores del SRAA y otros medicamentos para la presión arterial, incluidos los betabloqueantes y los diuréticos, sobre el riesgo de rotura del aneurisma.

Se incluyeron más de 3.000 adultos con hipertensión arterial y aneurismas intracraneales. La muestra del estudio estaba compuesta por un tercio de hombres y dos tercios de mujeres, con una edad media de 61 años. El estado de hipertensión de los participantes se clasificó como controlado (presión arterial normal con el uso de medicamentos antihipertensivos) o no controlado (presión arterial alta, definida como 140/90 o más, con el uso de medicamentos antihipertensivos), y se determinó mediante mediciones de la presión arterial tomadas en un momento dado, tres meses antes de ser hospitalizados por aneurisma.

El análisis descubrió que el 32% de los participantes que tomaban inhibidores del SRAA experimentaron la rotura de un aneurisma intracraneal, en comparación con el 67% de los que no usaban inhibidores del SRAA.

"Nos sorprendió comprobar que, incluso entre las personas con hipertensión controlada, las que tomaban inhibidores del SRAA seguían teniendo un riesgo de rotura significativamente menor que las personas que no usaban inhibidores del SRAA --señala Huang--. Nuestro estudio pone de relieve que el uso de los medicamentos antihipertensivos adecuados para lograr la normalización de la presión arterial puede disminuir notablemente el riesgo de rotura de un aneurisma".

"Basándonos en estos datos, estimamos que casi el 18% de los aneurismas rotos podrían evitarse si a todos los pacientes con hipertensión arterial y aneurismas intracraneales se les recetaran inhibidores del SRAA --prosigue--. Debido al gran beneficio potencial y a la elevada seguridad de los inhibidores del SRAA, estos resultados también pueden ayudar a los médicos a optimizar el tratamiento para ayudar a las personas con hipertensión arterial a prevenir la rotura de aneurismas".

Mediante un modelo multivariable, los investigadores calcularon que el riesgo de rotura de aneurisma en las mujeres era 1,8 veces mayor que en los hombres, y que los siguientes factores aumentaban el riesgo de rotura de aneurisma: hipertensión no controlada exposición al humo de segunda mano y la diabetes de tipo 2 no tratada.

"Estos resultados confirman estudios anteriores que indican que, además del control de la presión arterial, dejar de fumar y un tratamiento agresivo de la diabetes de tipo 2 también pueden ayudar a reducir el riesgo de rotura de aneurismas --subraya Huang--. Sin embargo, se necesita más investigación para entender cómo los inhibidores del SRAA están involucrados en la prevención de la ruptura de aneurismas intracraneales en adultos con presión arterial alta".