¿Por qué el peso de una mujer fluctúa tanto?

PESO
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / DIMID_86
Publicado 28/09/2018 8:40:36CET

   MADRID, 28 Sep. (EDIZIONES) -

   El peso de la mujer suele variar bastante a lo largo del mes, hasta en uno o dos kilos, y principalmente esto tiene lugar gracias al ciclo menstrual, que nos hace retener más o menos líquidos.

    "La retención de líquidos es un aumento del líquido que tenemos en nuestro organismo, en algunas fases y momentos relacionados generalmente con los ciclos menstruales. Siempre hay que distinguirlo del edema, una acumulación de líquidos patológica que hay que investigar siempre y descartar su origen renal o cardíaco", subraya en una entrevista con Infosalus la doctora Clotilde Vázquez, jefa del departamento de Endocrinología y Nutrición, y directora del Instituto de Sobrepeso y Obesidad del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (Madrid).

   En el hombre dice que es raro que suceda, y solamente se asocia a algunos síndromes, pero es "muy raro". En cambio en la mujer, por su carácter biológico tiene una constante variación hormonal. En el hombre, cuyas hormonas sexuales son entre otras la testosterona y los andrógenos, son siempre estables en la vida adulta.

   En el caso de mujer, Vázquez detalla que éstas suben y bajan durante cada ciclo menstrual y algunas de esas hormonas, como la progesterona, producen una mayor retención de líquidos.

   "Sucede porque el cuerpo se prepara para el embarazo y tiende a acumular de todo. Y cuando no hay fertilización y tenemos la regla ese líquido acumulado se pierde. Normalmente este fenómeno es leve, y no produce más problema, pero algunas veces, sobre todo si se asocia al estilo de vida de mucho estrés que también contribuye a retener líquidos, puede acentuarse y ser muy incómodo. Una persona de un día a otro puede pesar uno o dos kilos más y se deshincha cuando tiene la regla", afirma la endocrina.

Es más, es muy frecuente que el peso fluctúe en la mujer de un día para otro en los periodos de perimenopausia y menopausia, también por ese cambio hormonal que tiene lugar en estas etapa, y que puede condicionar una mayor retención de líquidos ante la falta de estrógenos y por todos los cambios que se dan a nivel biológico.

    "Lo cuentan muchas mujeres que se levantan con los brazos, o las manos hinchadas, a quienes no les entran los anillos. No dura todo el tiempo de la menopausia pero sí los primeros años, donde suele ser un síntoma molesto, incómodo", subraya.

   La especialista de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid recuerda también que, aunque no está demostrado, la mayor o menor retención de líquidos se relaciona a nivel familiar, no se sabe de qué gen depende pero sí hay un componente hereditario que hace que se agrupen estos síntomas en las familias.

¿CÓMO PODEMOS ELIMINAR ESA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS?

   Antes de nada, la experta en Endocrinología y Nutrición subraya que no hay que agobiarse, ya que se trata de una hinchazón pasajera. "Si resulta muy molesto, sí se pueden tomar unos días desde infusiones naturales que ejercen un efecto diurético muy suave, como estigmas de maíz, u otro producto natural que ayuda a eliminar esos líquidos y produce más confort", añade.

   Comer con menos sal esos días es otro de sus consejos, así como hacer natación o ejercicios en el agua porque así se tonifica el tejido celular subcutáneo y ese agua se retorna y es más fácil eliminarla.

   No obstante, la doctora Vázquez subraya que en aquellos casos en los que la retención de líquidos es más severa se suele realizar un estudio hormonal. "Pero en el 80% de las mujeres lo pueden solucionar con un diurético suave, tomando menos sal y al hacer ejercicio que ayude a drenar todo el tejido subcutáneo. Dormir con las piernas elevadas, ponerlas en agua y sal, y sobre todo no enloquecer es útil", sostiene la especialista.

RETENER LÍQUIDOS DE FORMA CONSTANTE Y EL ESTRÉS

   Es más, sostiene que aquellas personas que presentan un cuadro de retención de líquidos constate habría que estudiarlas por que lo más probable es que sea la suma de un problema hormonal leve, junto con el estrés que hace retener líquidos.

   "El estrés hace que haya hormonas que retienen líquidos. Creo que a estas personas que tienden a retener líquidos de forma constante habría que realizarles una valoración global de su alimentación y el estilo de vida que llevan porque con medidas sencillas pueden mejorar, como con la ayuda de un elemento farmacológico o natural", añade.