La mayor parte de trastornos del sueño se pueden tratar o prevenir

Archivo - Hombre durmiendo.
Archivo - Hombre durmiendo. - ISTOCK - Archivo
Actualizado: jueves, 14 marzo 2024 17:09

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Neurología (SEN) estima que entre un 20 y un 48 por ciento de la población adulta sufre en algún momento dificultad para iniciar o mantener el sueño y que en al menos un 10 por ciento de los casos es debido a algún trastorno de sueño crónico y grave, sin embargo, el responsable de la Unidad del Sueño del Hospital Universitario Ruber Juan Bravo, Emilio Gómez, ha asegurado que "la mayor parte de los trastornos del sueño se pueden prevenir y/o tratar".

En el marco del Día Mundial del Sueño, que se celebra el 15 de marzo, el especialista ha señalado que se debe obtener un diagnóstico en una unidad especializada de Medicina del Sueño en caso de que la situación afecte al descanso nocturno de forma persistente y con repercusión sobre la actividad diaria o sobre la calidad de vida.

"Uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos es el alto porcentaje existente de trastornos sin diagnosticar, lo que genera un círculo vicioso: si no se diagnostica no se trata y si no se trata se corre el riesgo de que se agrave o se cronifique y sea más difícil de tratar", ha indicado Gómez.

Los expertos aconsejan que la primera opción nunca debe ser recurrir al consumo de suplementos cuya seguridad y eficacia no están probadas. Por el contrario, una actuación correcta consiste en identificar si se padece un trastorno del sueño o una enfermedad causante del mismo y qué tipo de intervención requiere.

Según el problema de que se trate y las causas que lo provoquen, el tratamiento será distinto, aunque en muchos combinará tratamientos médicos con consejos sobre higiene del sueño e incluso psicoterapia dirigida al insomnio.

Respecto a los tratamientos farmacológicos, hay que recordar que actualmente existen múltiples opciones, incluso nuevos fármacos aprobados recientemente (2023), "sin tener que recurrir siempre a las famosas benzodiacepinas, que suponen actualmente un problema de salud pública en España, dado que somos el país de todo el mundo con mayor tasa de prescripción de estos fármacos".

"Igualmente existen tratamientos más naturales como la melatonina (recetada y supervisada por un especialista, no confundir con los preparados comercializados sin receta), que puede ser una buena opción en determinados pacientes", ha indicado el especialista.

No obstante, recalca Gómez, no todo son tratamientos para el insomnio, ya que existen múltiples patologías asociadas al sueño que también pueden reducir la calidad a éste, como las apneas (cortes de respiración y falta de oxígeno que se produce durante la noche), el bruxismo (personas que aprietan la mandíbula por la noche con el consiguiente dolor de cabeza y tensión que esto provoca), las piernas inquietas, etc, que requerirán un abordaje especial e individualizado.

Asimismo, el experto ha señalado que "el excesivo uso que hacemos de redes sociales y tecnología, como los móviles, a últimas horas de la tarde/noche, el 'prime time' televisivo que en España se acerca a las 23.00, así como la vida social que, por los trabajos, se desplaza a últimas horas del día, están haciendo que robemos tiempo a nuestro descanso nocturno, y que, por tanto, vivamos cansados durante el día".

"Y muy importante, no creer que cualquier tratamiento va a ser adecuado para cualquier trastorno o para cualquier persona, es fundamental individualizarlos, lo cual sólo va a ser posible tras un correcto diagnóstico desde Atención Primaria y siempre en colaboración con una Unidad del Sueño", concluye Gómez.

Contador