Publicado 18/03/2021 14:07CET

Los españoles encabezan el ranking europeo en mejora de salud bucodental durante la pandemia del Covid-19

Archivo - Padre y niño limpiándose los dientes. Higiene dental. Cepillarse los dientes.
Archivo - Padre y niño limpiándose los dientes. Higiene dental. Cepillarse los dientes. - HERO IMAGES - Archivo

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 16 por ciento de los españoles se han cepillado los dientes de forma más frecuente con respecto a antes de la llegada de la pandemia de Covid-19, lo que supone la cifra más alta en comparación con otros países europeos, donde solo el 10 por ciento de la población lo ha llevado a cabo, según un estudio de GSK Consumer Healthcare, en colaboración con Ipsos.

En concreto, solo el 11 por ciento de la población rusa, el 9 por ciento de los británicos, el 7 por ciento de los alemanes y el 8 por ciento de los franceses han incrementado su higiene bucal durante la pandemia, tal y como se recoge en dicho estudio, que ha analizado los hábitos de salud y consumo cotidianos en materia de salud bucodental a través de una encuesta en la que han participado 4.500 personas de más de 18 años y que ha contado con ciudadanos de España, Gran Bretaña, Alemania, Francia, Rusia, Singapur, Indonesia, Tailandia y Filipinas

"Gran parte de este dato diferencial se debe a la ingente labor formativa de los propios profesionales de salud bucal y las entidades científicas y educativas, ya que la inversión en prevención es siempre la más rentable", destaca el presidente de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), el doctor Antonio Bujaldón, quien subraya también la relevancia de la iniciativa enmarcada en la Agenda 2030 y los objetivos de desarrollo sostenible, entre los que se encuentra el de Salud y Bienestar. "Para SEPA es fundamental que entendamos que la persona de forma integral debe estar en el centro del proceso asistencial y la consulta dental es un espacio propicio para reforzar la prevención primaria y la promoción de la salud", sentencia.

En cuanto a los aspectos que motivan los buenos hábitos de salud bucodental, la mayoría de los europeos que afirman cepillarse los dientes más a menudo ahora, anteponen la salud por delante de las razones estéticas, ya que el objetivo de cepillarse los dientes es mantener la boca libre de bacterias y lo más limpia posible. Así, los dos principales motivos que impulsan a los europeos a cepillarse los dientes son el uso de mascarillas y el hecho de ser más conscientes de su propio aliento.

HÁBITOS DE CONSUMO DURANTE LA PANDEMIA

Pese que la mayoría de los europeos encuestados afirman que no han aumentado el uso de productos para el cuidado bucodental, el 20 por ciento de los españoles indica haber utilizado más enjuagues bucales (por delante del 17% de los rusos, el 11% de los alemanes y británicos o el 6% de los franceses). En lo que respecta a las pastas de dientes, los españoles también se sitúan a la cabeza de su uso con un 18 por ciento de encuestados afirmando haber aumentado su utilización (frente al 17% de los rusos, el 9% de los británicos, el 7% de los alemanes y el 5% de los franceses).

En general, haciendo referencia a otros ámbitos de consumo, menos de una cuarta parte de los europeos aumentó su consumo de frutas y verduras como consecuencia de la pandemia; aunque el 20 por ciento de los españoles asegura haber aumentado su consumo de aperitivos.

Asimismo, entre los europeos, los resultados de la encuesta indican que todas las generaciones se cepillan los dientes más ahora que antes de la pandemia. Y por edades, las generaciones más jóvenes lo hacen con mayor frecuencia que los mayores. Así, el 21 por ciento de los jóvenes de entre 18 y 29 años lo hacen; frente al 13 por ciento de los de la franja de 30 a 39 años, el 9 por ciento de los de la franja de 40 a 49 años y el 6 por ciento de los mayores de 50 años.

En general, son los jóvenes europeos de 18 a 29 años quienes han hecho más cambios en sus hábitos de consumo para mejorar la salud diaria. Así, el 34 por ciento ha comido más fruta, el 30 por ciento ha aumentado su consumo de verduras y el 28 por ciento ha tomado más vitaminas y suplementos desde que comenzó la pandemia. Sin embargo, también ha sido el grupo de edad en el que, desde el inicio de la pandemia y con una mayor proporción, los encuestados han afirmado comer más aperitivos y dulces y beber más café y té.

EL DENTISTA, PROFESIONAL DE CONFIANZA

Pese a que la actitud hacia los dentistas varía entre los encuestados, el 26 por ciento de los europeos afirma haber acudido a la consulta con menos frecuencia de la habitual. Dado que una buena atención bucodental es un elemento fundamental de una rutina de autocuidado integral, el 64 por ciento de los europeos planean visitar a un dentista en los próximos seis meses.

En este sentido, el presidente de SEPA añade que "resulta fundamental aportar las mayores garantías a la población, por eso es de subrayar la responsabilidad mostrada ante nuestros pacientes, estando a pie de consulta para poder atender situaciones de emergencia y acompañarlos en estos meses, tratando de seguir con todos los tratamientos pertinentes". Además, prosigue, "desde las consultas dentales se ha hecho un gran esfuerzo por acondicionar, aún más, estos espacios y asegurar la máxima seguridad de los profesionales y de sus pacientes".

Casi a la mitad de los que se plantean realizar esta visita (49%) le preocupa que haya mucha gente en la clínica, que no haya distancia social o poder contraer el Covid-19 a través de los instrumentos dentales. Pese a todo ello, a causa de las consecuencias económicas que la pandemia ha tenido en la economía doméstica de muchos ciudadanos, el coste de la consulta y el tratamiento dental es una de las preocupaciones entre las personas que se preocupan por visitar al dentista (el 36% de los españoles frente al 60% de los rusos, el 41% de los británicos, el 38% de los franceses y el 22% de los alemanes).

Así, los resultados de la encuesta también han arrojado la necesidad del consumidor de contar con unos conceptos básicos en materia de higiene bucodental, por lo que es necesario dotarles de nociones como la frecuencia con la que deben de cambiar sus cepillos de dientes manuales o los cabezales de los cepillos eléctricos.

"Los resultados de la encuesta indican que es necesario aumentar la educación en salud en toda Europa para que los ciudadanos entiendan la importancia de una buena rutina de salud bucodental", explica la directora general de GSK Consumer Healthcare para España y Portugal, Helen Tomlinson. "La pandemia ha puesto en relieve el papel crucial que desempeñan los dentistas y la importancia de que los ciudadanos acudamos a nuestras revisiones con regularidad para evitar el impacto negativo que para nuestra salud bucodental puede tener el no hacerlo", ha concluido.

Contador

Para leer más