Publicado 22/07/2021 08:14CET

El envejecimiento de la cara y el cuello tiene varias soluciones

Archivo - Tratamiento estético con botox.
Archivo - Tratamiento estético con botox. - FG TRADE/ISTOCK - Archivo

   MADRID, 22 Jul. (EDIZIONES) -

   Desde que nacemos empezamos a envejecer y esto es debido a que estamos expuestos a factores ambientales oxidativos, así como a la fuerza de la gravedad, o a veces a cambios de peso importantes y nada beneficiosos para nuestra salud.

   "Todo contribuye a un proceso de deterioro de la calidad de nuestros tejidos, que se traduce en una alteración del colágeno y de la elastina en nuestra piel, y por otra parte, en una pérdida de resistencia y de elasticidad de nuestros ligamentos, que junto con el efecto de la gravedad, hacen que los tejidos de la cara vayan cayendo hacia abajo, así como las estructuras faciales, que en edades más tempranas están colocadas más arriba", explica en una entrevista con Infosalus el médico especialista en Cirugía oral maxilofacial, cirugía plástica facial y doctor en Medicina y Cirugía, el doctor Joan Birbe.

   Incluso este experto afirma que con el paso de los años también tiene lugar un envejecimiento del cráneo: "Se nota muchísimo si comparamos el cráneo de una persona joven con el de un adulto. Con los años se produce una reabsorción ósea, hay un descolgamiento de grasa del pómulo, por ejemplo, y todo contribuye a marcar más el surco nasogeniano; envejece la mirada en definitiva".

   Con la edad también aparecen las arrugas, los pómulos bajan, el labio superior se alarga y adelgaza, y la papada se descuelga, según detalla el también expresidente de la Societat Catalano-Balear de Cirugía maxilofacial y Oral, quien precisamente acaba de publicar 'Por la cara: Manual de Belleza facial' (Almuzara), un libro en el que explica todos estos procesos así como los tratamientos de estética que pueden servir para "conseguir la mejor versión" de cada uno.

   Aunque parezca mentira, el doctor Birbe apunta también a que las cejas envejecen, y van bajando y se sitúan por debajo del reborde supraorbitario; aparte por supuesto de que la piel de la cara en su conjunto envejece como fruto de la exposición solar, o el exceso de radiaciones entre otros factores. Según advierte, el hecho de coger un avión y de viajar a Nueva York equivale a "recibir 5 radiografías de tórax al encontrarse más cerca del sol y recibir más radiación que en Tierra".

   En cuanto a la frente, el doctor Birbe apunta como primer signo de envejecimiento a la alopecia, aunque en la mujer dice que la línea de implantación del cabello se mantiene. Después, por supuesto, hace mención de la piel y de las manchas solares y de las arrugas horizontales que pueden aparecer en esta zona, "todavía más exageradas si ha habido un descenso de los párpados superiores". Aparte de las sienes muy deprimidas en algunas personas con 50-60 años, según precisa.

   Así, el médico especialista en Cirugía facial y doctor en Medicina y Cirugía destaca que la frente o "tercio superior" es de las partes de la cara que son "más agradecidas" a la hora de ser tratadas médicamente.

PREVENIR EL ENVEJEVIMIENTO

   Actualmente, este especialista es exmiembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial y tiene clara cuál es la fórmula para prevenir el envejecimiento: "No al alcohol, no al tabaco, no al sol, sí a una dieta saludable y sí a una práctica de ejercicio físico de forma regular y moderada". A su juicio, con esto ayudamos a prevenir el envejecimiento y nos situamos en el 1% de la población que mantiene un envejecimiento "saludable y digno".

   "La dieta que hagas, y si por ejemplo ingieres comida basura, todo genera una inflamación importante que se traduce en un envejecimiento precoz de estos tejidos y por eso hay gente tan mal cuidada a los 40-50 y otros no", considera este especialista.

   Por ello, llama la atención sobre el hecho de que, en definitiva, las células pueden hacer tareas de regeneración siempre y cuando no tengan requerimientos metabólicos excesivos; de ahí la importancia de dormir bien por la noche y de no comer mucho antes de irnos a dormir en su opinión, porque si no la célula en lugar de centrarse en reparar tejidos, lo hace en metabolizar lo que uno se ha comido.

   "Fumar es un gran oxidativo y se castiga mucho a la piel, al colágeno, a la microcirculación y a los capilares que nutren la piel. El tabaco es fatal, pero lo mismo que el sol, una mala dieta, o los cambios de peso exagerados", apostilla.

   A la hora de realizar un rejuvenecimiento integral como tratamiento de estética señala que muchas veces se empieza con el aumento del volumen de la sien. Posteriormente, Birbe precisa que se realiza una valoración de las cejas, para subirlas cuando están bajadas, aparte de tratar con bótox las arrugas de la frente y aquellas verticales que se localizan en la zona de nariz.

   "Luego valoras los párpados superiores, si tienen un exceso de piel. Hay mujeres en las que ese exceso de piel llegan a cubrir el párpado y no pueden pintárselo. Este tejido extra también se puede extirpar", añade.

   Por otro lado, dice que a veces el párpado superior tiene una bola de grasa que puede llegar a sobresalir en el lado nasal. "A nivel del párpado inferior, el septo que contiene las tres bolas de grasa tiene tendencia a debilitarse y deja que se hernien estas tres bolas, junto con la pérdida de definición del hueso de la órbita y el descenso del pómulo, todo contribuye a un envejecimiento de la mirada y a que se marque mucho el surco nasogeniano", sostiene el experto.

   Se trata con lifting facial, siendo el "más moderno, natural y efectivo el de plano profundo, donde no solo estiras la piel sino que por debajo estiras los músculos faciales para recolocarlos y situarlos donde estaban cuando eras joven".

   Con todo ello, el cirujano maxilofacial y oral recuerda también cuáles son los principales pasos para cuidar de nuestra cara en verano:

   1.- Hidratarnos muy bien. "Es beber agua, el alcohol deshidrata", precisa.

   2.- Una dieta que incluya zumos de frutas o vegetales antioxidantes es muy recomendable.

   3.- Protección solar, mínimo del factor 50.

   4.- Realizar ejercicio moderado.

5. Evitar quemaduras solares.

   6.- Después de estar pasando el día al aire libre llegar a casa y darse una buena ducha, con crema hidratante después.

7.- Cuando acabe el verano, realizarse un tratamiento exfoliante y si han aparecido manchas por culpa del sol hay cremas para tratarlas.

   8. Se recomienda, ya en otoño, la realización de un peeling, un tratamiento exfoliante más intenso, que puede ser químico o con láser, siendo este último el más efectivo, según cree, aunque con un postoperatorio más intenso.

   Preguntado por si el verano es un buen momento para someterse a un tratamiento de cirugía estética de la cara, el doctor Birbe mantiene que sí, pero "siempre y cuando" la paciente esté dispuesta a cumplir con las recomendaciones médicas, que incluirán la limitación de exposición al sol. "No hay contraindicación de tratamientos estéticos en verano, siempre y cuando no te vayas a la playa al sol", concluye.