Publicado 07/10/2021 08:16CET

Claves sobre la rinoplastia: ¿quién no puede ser candidatos?

Rinoplastia
Rinoplastia - ISTOCK/NUMBEOS

   MADRID, 7 Oct. (EDIZIONES) -

   La rinoplastia es uno de los procedimientos quirúrgicos más realizados en Cirugía Plástica. Se trata de una intervención dirigida al cambio morfológico de la nariz y de la función respiratoria. Se piensa que es un procedimiento meramente estético y funcional, pero con ella también se pueden corregir algunos traumatismos o problemas respiratorios, así como problemas congénitos.

   "Con esta operación se puede modificar el tamaño y la forma de la nariz, cambiar la silueta de la punta o el tabique, reducir las fosas nasales, o cambiar el espacio entre la nariz y los labios", destaca en una entrevista con Infosalus el doctor en Medicina y Cirugía Vicente Paloma Mora, director de uno de los servicios de Cirugía Plástica del Centro Médico Teknon (Barcelona), y referente nacional e internacional en la especialidad.

   ¿Quiénes pueden ser candidatos a una rinoplastia? El doctor mantiene que la limitación de la cirugía generalmente viene dada por dos motivos: por la madurez fisiológica, y por la madurez psicológica del paciente. "La persona se ha tenido que desarrollar plenamente. Hay jóvenes que a los 16 están listos, mientras que otros a los 19. Lo mismo pasa con la madurez psicológica, es decir, se requiere también que la persona sea capaz de entender que se va a someter a una cirugía que va a cambiarle la morfología de su cara", detalla.

   A este respecto, la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE) ve muy importante también el tener en cuenta que son candidatos para someterse a una rinoplastia aquellas personas que buscan una mejoría en su apariencia, y no una perfección absoluta.

   "Si usted tiene un buen estado de salud general, una estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato. La rinoplastia mejorará su apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o que nos traten de manera diferente. Antes de decidir si se va a realizar una rinoplastia piense qué quiere conseguir y discútalo con su cirujano plástico", advierte la entidad.

COMO SE REALIZAN LAS RINOPLASTIAS

   Así, el doctor Paloma subraya que normalmente hay dos tipos de rinoplastias:

   .- Rinoplastia cerrada: se hace por dos incisiones por dentro de los agujeros de la nariz, normalmente para cirugías simples de nariz.

   .- Rinoplastia abierta: estas dos incisiones se abren una justo por debajo de la nariz para tener una mejor visualización de la cirugía, cuando una nariz es más compleja.

   "Una rinoplastia suele durar entre una y dos horas y se suele llevar a cabo bajo anestesia general, aunque también se puede realizar bajo anestesia local y sedación. Al finalizar la rinoplastia se colocará una escayola y unos tapones en las fosas nasales para conservar la nueva forma de la nariz y estabilizar el tabique nasal", señala el especialista en Cirugía Plástica.

   El experto de Quirónsalud indica que habitualmente se hace que el paciente ingrese por la mañana temprano, se opera por la mañana, pasa el día en centro sanitario, y por la tarde puede regresar a su casa, generalmente con un taponamiento dentro de la nariz, y una férula o escayola de plástico en el dorso de la nariz.

   "Los tapones habitualmente se quitan a los dos días. Lo más molesto de la operación no es el dolor, porque no lo hay, sino el tener la nariz tapada dos días porque es como estar dos días con la nariz taponada por un catarro, y después se nota muy aliviado el paciente", reconoce el doctor Vicente Paloma.

POSIBLES COMPLICACIONES DE LAS RINOPLASTIAS

   En cuanto a las posibles complicaciones de una rinoplastia, el experto de Centro Médico Teknon mantiene que la más importante que puede tener lugar es que al paciente no le guste el resultado; "cosa que es rara", según reconoce.

   Después, apunta que también pueden quedar pequeñas asimetrías o alguna irregularidad en el dorso. "Con las técnicas cerradas en las cirugías de retoque estos defectos que han quedado son algo más elevados que con la cirugía abierta, que es más precisa. Más o menos el índice de retoques de rinoplastia se sitúa entre el 4-6%", puntualiza el doctor Paloma.

   En su opinión, es importante siempre en este contexto seguir las indicaciones del cirujano y de su equipo tanto antes del procedimiento como después, para minimizar la posibilidad de las posibles complicaciones.

   Conceptualmente, el especialista en Cirugía Plástica resalta que hay que buscar que la nariz sea bonita, funcional, así como acorde con las facciones de cada persona: "No se puede poner una nariz pequeña en una cara más alargada porque no va a pegar ni tampoco la nariz de un personaje famoso porque previsiblemente no le encajará. Se deben buscar resultados armónicos con la cara del paciente, y por eso hay que fiarse del médico que se dedica a este tipo de cirugías. De ahí también que el paciente sienta buena conexión con el cirujano".

Contador