La caries aumenta su incidencia durante las fiestas

Publicado 03/01/2019 10:29:31CET
GETTY/CHIOSEA_ION - Archivo

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

La caries es el problema bucodental más común y, por detrás del resfriado, la segunda enfermedad más habitual en España, además, tras las celebraciones navideñas esta patología aumenta su incidencia hasta casi el doble de lo habitual, informan desde Ferrus & Bratos.

Si la caries no es tratada, produce infecciones graves y la pérdida de piezas dentales. La clínica señala como principales desencadenantes de la caries la relajación en los hábitos de higiene dental y el consumo de azúcares y ácidos presentes en las bebidas y alimentos típicos navideños.

Es muy importante tratarla cuando muestra sus primeros síntomas, tales como dolor o molestias en los dientes, especialmente al ingerir alimentos y bebidas dulces, muy calientes o fríos. Si la caries se deja avanzar, dañará más el diente y requerirá una endodoncia, un tratamiento más complejo y costoso que el tradicional empaste u obturación.

Las pautas para prevenir daños y cuidar los dientes y la salud bucal durante estos días son reducir el consumo de bebidas azucaradas y alimentos ricos en azúcar, eligiendo opciones menos perjudiciales como el turrón de chocolate negro o con alto contenido en cacao.

Asimismo, es preferible elegir los dulces menos pastosos y pegajosos. La textura propia de los mazapanes o turrones blandos facilita el desarrollo de las bacterias, ya que este tipo de dulces se quedan adheridos al diente y la saliva tiene más dificultades para eliminarlos.

Para contrarrestar los efectos de los dulces, se pueden incluir alimentos ricos en calcio y flúor. Éstos se encuentran en los productos lácteos; los pescados como el salmón, el bacalao y sardinas; las carnes como el pollo; los vegetales de hoja verde y las frutas y hortalizas, como las manzanas o las cebollas.

No usar los dientes como si fueran herramientas ayuda a prevenir la caries, evitando utilizarlos para abrir o romper cosas como embalajes, cáscaras de frutos secos o marisco. Todas estas acciones son muy agresivas y pueden contribuir a la rotura de dientes, carillas o 'brackets'.

También es necesario extremar la higiene bucodental después de comidas copiosas, Comer fuera de casa y tener poco tiempo hace olvidar la limpieza o espaciar más los cepillados. Para ello, se debe llevar un 'kit' dental y utilizar un cepillo interdental, en el caso de personas que llevan ortodoncia.

Por último, es muy importante enjuagarse con un colutorio de flúor justo antes de irse a la cama y no beber nada después. Esto se debe a que la noche es el momento más propicio para la proliferación de bacterias, ya que, al estar dormidos, se saliva menos y no se realiza la función habitual de arrastrar las bacterias.