Publicado 18/11/2020 08:15CET

Breve guía sobre la foliculitis o cuando se nos enquistan pelos tras el afeitado o depilación

Foluculitis. Granos por afeitarse.
Foluculitis. Granos por afeitarse. - OSOBYSTIST/GETTY - Archivo

   MADRID, 18 Nov. (EDIZIONES) -

   Tener una piel sana y suave no siempre es fácil. Hay personas a las que se les enquista el vello siempre después de depilarse determinadas zonas del cuerpo o bien tras rasurarse la barba. Esto es lo que se conoce como 'foliculitis', una patología que puede tratarse y resolverse, siempre que se consulte con un dermatólogo.

   En concreto, cada cabello descansa sobre una cavidad de la piel denominada folículo piloso, la inflamación de este folículo piloso se denomina 'foliculitis'. "Ésta puede afectar a personas de ambos sexos y a cualquier edad, aunque es más frecuente en adultos y en mujeres jóvenes tras la depilación. No obstante, la moda de la depilación masculina hace que cada vez la veamos más en hombres".

   Así lo advierte en una entrevista con Infosalus el doctor Agustín Buendía Eisman, profesor titular de Dermatología de la Universidad de Granada, y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), quien afirma que lo más frecuente es que la inflamación del folículo piloso (foliculitis) sea causada por una infección, habitualmente por bacterias.

   La foliculitis bacteriana, según precisa la Mayo Clinic estadounidense, se caracteriza por la presencia de bultos pruriginosos, blancos y llenos de pus. "Se produce cuando los folículos pilosos se infectan con bacterias, por lo general, el 'Staphylococcus aureus' (estafilococo). Los estafilococos viven en la piel todo el tiempo. Sin embargo, generalmente, causan problemas solo cuando entran en el cuerpo a través de un corte o de otra herida", agrega la entidad.

   Según el dermatólgo de la AEDV, es muy frecuente la foliculitis causada por el Staphylococcus aureus, aunque también existe una variante de foliculitis causada por Pseudomona aeruginosa. "La foliculitis por pseudomonas ocurre en usuarios de piscinas climatizadas mal cloradas, causando en ocasiones pequeñas epidemias", advierte el especialista.

   Con este tipo de foliculitis se puede presentar una erupción de bultos rojos y redondos que provocan picazón de uno a dos días después de haber estado expuesto a la bacteria que lo provoca. La 'foliculitis del jacuzzi', como también se le llama según la Mayo Clinic, se produce a causa de las bacterias pseudomonas que se encuentran en muchos lugares, como jacuzzis y piscinas climatizadas en las que los niveles de cloro y pH no están bien regulados.

   Luego también se encontraría la pseudofoliculitis de la barba, o cuando los pelos se enquistan, que según la Mayor Clinic, se trata de una irritación de la piel que se produce por los vellos encarnados. "Principalmente, afecta a los hombres con cabello rizado que se afeitan mucho, y es más notoria en el rostro y en el cuello. Las personas que se depilan con cera la zona del bikini pueden padecer foliculitis de la barba en la zona de la ingle. Esta afección puede dejar cicatrices oscuras (queloides)", agrega.

   Con ello, el doctor Buendía Eisman detalla que la foliculitis suele localizarse en las llamadas 'zonas pilosas', es decir, en la cara, en el cuero cabelludo, o en las zonas húmedas de los pliegues axilares e inguinales, así como en las piernas.

LOS FACTORES DE RIESGO DE LA FOLICULITIS

   Entre los factores de riesgo de la foliculitis, el dermatólogo apunta a que estos suelen surgir ante un roce continuado de la ropa con la piel, tras traumatismos en el afeitado, baños en aguas no muy limpias, así como después de depilaciones de las piernas o corporales con pocas medidas higiénicas.

   "Las personas con piel atópica o piel muy grasa tienen mayor riesgo de padecer foliculitis; las primeras porque su piel predispone a sobreinfecciones por estafilococo, y las segundas (piel muy grasa) por que el exceso de grasa puede producir obstrucción del folículo y sobreinfección", menciona el doctor.

   Buendía Eisman aclara sobre el tratamiento de la foliculitis que éste consiste en la limpieza con jabones antisépticos, así como en la aplicación tópica de antisépticos como la clorhexidina o antibióticos locales en crema. "Cuando la infección es muy extensa requiere antibióticos por vía oral", advierte el dermatólogo.

   A su vez, y cuando la foliculitis es muy frecuente y recidivante, el miembro de la AEDV y profesor titular de Dermatología de la Universidad de Granada apunta que la depilación con láser es recomendable, ya que al eliminar el vello desaparece el problema.

    En última instancia, la Mayo Clinic aporta los siguientes consejos a la hora de prevenir foliculitis:

   .-Evita la ropa ajustada. Ayuda a reducir la fricción entre la piel y la ropa.

   .- Seca los guantes de goma después de cada uso. Si usas guantes de goma con regularidad, dales vuelta después de cada uso, lávalos con agua y jabón, y sécalos bien.

   .- Evita afeitarte si es posible. En el caso de los hombres que tienen vello enquistado por afeitarse (pseudofoliculitis), dejarse crecer la barba puede ser una buena opción si no es necesario tener el rostro bien afeitado.

   .- Aféitate con cuidado. Si te afeitas, adopta hábitos como los siguientes para ayudar a controlar los síntomas al reducir la cercanía del afeitado y el riesgo de dañar la piel: Aféitate con menor frecuencia; lava la piel con agua tibia y jabón antibacterial antes de afeitarte; usa una compresa limpiadora con movimientos circulares suaves para levantar el vello incrustado en la piel antes de afeitarte; aplica una buena cantidad de loción de afeitar antes del afeitado; aféitate en la dirección de crecimiento del vello, aunque un estudio observó que los hombres que se afeitan a contrapelo presentan menos protuberancias en la piel, fíjate cuál funciona mejor para ti; evita el afeitado muy cercano a la piel mediante el uso de una afeitadora eléctrica o una hoja protegida y no estires la piel; utiliza una hoja afilada y enjuágala con agua tibia después de cada pasada; aplica una loción hidratante después de afeitarte; evita compartir afeitadoras, toallas y paños de limpieza.

   .- Considera utilizar productos para eliminar el vello (depilatorios) u otros métodos de depilación. Sin embargo, es posible que estos también irriten la piel.

Contador