Publicado 24/06/2021 08:00CET

¿Ayudan los suplementos dietéticos a la pérdida de peso?

Archivo - Suplementos adelgazar.
Archivo - Suplementos adelgazar. - ZINKEVYCH/ISTOCK - Archivo

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Aunque los ciudadanos gastan miles de millones en ellos, las investigaciones publicadas muestran una falta de pruebas sólidas de que los suplementos dietéticos y las terapias alternativas ayuden a los adultos a perder peso, según un nuevo estudio publicado en 'Obesity', la revista insignia de The Obesity Society (TOS) norteamericana.

Existen cientos de suplementos para perder peso, como el extracto de té verde, el quitosano, la goma guar y el ácido linoleico conjugado, y se calcula que el 34% de los estadounidenses que intentan perder peso han utilizado alguno.

Para el estudio, los investigadores completaron una revisión exhaustiva de 315 ensayos clínicos existentes sobre suplementos y terapias para perder peso, y la mayoría de los estudios mostraron que los suplementos no producían pérdida de peso entre los usuarios.

"Nuestros hallazgos son importantes tanto para los médicos como para los investigadores y la industria, ya que sugieren la necesidad de una evaluación rigurosa de los productos para la pérdida de peso", señala el autor correspondiente, el doctor John Batsis, profesor asociado de la División de Medicina Geriátrica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte (UNC)--. Sólo entonces podremos producir datos que permitan a los clínicos ofrecer aportaciones y consejos con un mayor grado de certeza a nuestros pacientes".

La evaluación también debe ser colaborativa, ya que la industria de los suplementos y los académicos trabajan juntos para diseñar ensayos clínicos de alta calidad sobre los suplementos para la pérdida de peso, añade Batsis.

Los autores del trabajo explican que los pacientes suelen tener dificultades para perder o mantener el peso, ya sea por la falta de eficacia de las terapias existentes aprobadas por la Administración Federal de Medicamentos (FDA) o por la falta de acceso a los profesionales sanitarios que ofrecen tratamientos para la obesidad.

Aunque la Oficina de Suplementos Dietéticos de los Institutos Nacionales de la Salud ha hecho avanzar la ciencia de los suplementos dietéticos evaluando la información y estimulando y apoyando la investigación, los miembros de la OTS decidieron que era importante evaluar y realizar una síntesis cualitativa de las terapias no aprobadas por la FDA para proporcionar pruebas científicas que guíen a sus miembros.

Los investigadores llevaron a cabo una revisión sistemática de la literatura utilizando las directrices de Preferred Reporting Items for Systematic Reviews and Meta-Analyses para evaluar la eficacia de los suplementos dietéticos y las terapias alternativas para la pérdida de peso en participantes de 18 años o más. Se realizaron búsquedas en Medline (Pubmed), Cochrane Library, Web of Science, CINAHL y Embase (Ovid).

Los investigadores se centraron en 315 ensayos controlados aleatorios revisados por pares y los analizaron en función del riesgo de sesgo. Los resultados clasificaron 52 estudios como de bajo riesgo de sesgo y suficientes para apoyar la eficacia. De ellos, 16 estudios demostraron diferencias significativas en el peso entre grupos antes y después, en comparación con los placebos. En estos estudios, metodológicamente distintos, la pérdida de peso osciló ampliamente entre 0,3 y 4,93 kg.

En una perspectiva redactada por los miembros del Comité Clínico de la OTS, dirigido por la doctora Srividya Kidambi, de la División de Endocrinología y Medicina Molecular del Colegio Médico de Wisconsin en Milwaukee, que también es coautora del documento, los miembros recomiendan a los médicos que tengan en cuenta la falta de pruebas de los suplementos dietéticos y las terapias no aprobadas por la FDA y que orienten a sus pacientes hacia enfoques probados de control de peso.

"Las entidades públicas y privadas deberían proporcionar recursos adecuados para el control de la obesidad. Hacemos un llamamiento a las autoridades reguladoras para que examinen de forma crítica la industria de los suplementos dietéticos, incluyendo su papel en la promoción de afirmaciones engañosas y la comercialización de productos que tienen el potencial de dañar a los pacientes", escriben los autores en el documento.