Publicado 14/02/2020 11:24:59CET

El seguimiento especializado y multidisciplinar en bebés prematuros

Bebé prematuro
Bebé prematuro - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ONDROOO - Archivo

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Neonatología y la UCI Pediátrica del nivel IIIb del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela ha reivindicado la necesidad de una atención especializada y multidisciplinar en bebés prematuros, para lo que está impartiendo el curso online 'El pediatra ante el niño prematuro' destinado a formar a más de 1.000 profesionales sanitarios en este campo.

Los expertos explican que un 10 por ciento de los partos en España corresponden a bebés prematuros que nacen antes de la semana 37 de gestación, lo que supone unos 30.000 niños prematuros cada año. Entre un 1 y un 2 por ciento nacen antes de la semana 32, entrando en la categoría de "grandes prematuros".

Los casos de grandes prematuros requieren de una atención "ultra especializada" y multidisciplinar en la que participen especialistas en Neonatología, Cardiología, Neurología, Otorrinolaringología, Gastroenterología e Infectología Pediátrica, así como los especialistas de unidades de cuidados intensivos neonatales de nivel IIIb.

Asimismo, existen protocolos en el manejo de los prematuros "tardíos", que nacen entre la semana 35 y 37 con más de dos kilos de peso, a los que apenas se suele tener en cuenta, pese a que también presentan problemas.

Las unidades de neonatología se centran en problemas diversos relacionados con la prematuridad, como las afectaciones respiratorias y neurológicas, las dificultades para una correcta nutrición o las complicaciones auditivas y visuales.

Los especialistas aseguran que en la mayoría de los casos los bebés salen adelante y reciben el alta hospitalaria, pero el seguimiento que realice el pediatra a partir de ese momento en consulta es una "labor necesaria" y "no suficientemente tenida en cuenta".

"Es preciso compartir la información de las posibles secuelas que tenga el niño prematuro. Los neonatólogos manejamos mucha información al respecto y es conveniente que sepamos trasladarla a los pediatras generales", ha señalado la jefa del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela, Begoña Arias, que ha participado en la elaboración del curso.

En este sentido, se considera que el seguimiento del niño prematuro debería incluir una explicación de los conceptos clínicos y las recomendaciones a los padres de los bebés prematuros, detallando los controles en consulta y los hábitos preventivos. También son relevantes la atención a la nutrición para que el bebé gane cuanto antes el peso que le corresponde a su edad y el abordaje de las secuelas neurológicas, los problemas en el oído o en la vista y las dificultades en el aprendizaje.

En la Unidad de Neonatología del Hospital de La Zarzuela se ofrecen soluciones para tratar y operar cardiopatías, grandes hemorragias e hidrocefalias. La doctora Arias ha asegurado que también están desarrollando cuidados centrados en el neurodesarollo, que son "cada vez más demandados por las familias".

"Hay circunstancias como los ruidos, la luz o las posturas inadecuadas, que pueden tener secuelas y afectar intelectual y cognitivamente a estos niños", ha alertado. Por ello han implantado sensores que midan el nivel de decibelios en la unidad y también están buscando cómo reducir el dolor y el posible papel de los padres en el cuidado de los niños, abriendo la unidad las 24 horas, controlando las posibles infecciones "con hábitos de máxima higiene".

En el curso también han participado la neonatóloga Marisa López, las pediatras Raquel Buenache y Patricia Ríos y la psicóloga Marta Campo, del Hospital de La Zarzuela, y la pediatra Sylvia Caballero, del Hospital Universitario Gregorio Marañón.

Contador

Para leer más