Publicado 04/01/2021 11:46CET

Recomendaciones sobre la vacunación de la Covid-19 en pacientes con enfermedades infecciosas

Vacuna del coronavirus.
Vacuna del coronavirus. - MARTINA BIRNBAUM/ISTOCK

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Tras la aprobación de la primera vacuna frente a SARS-CoV-2 por la Agencia Europea del Medicamentos (EMA), la de Pfizer-BioNtech, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha realizado un documento de posicionamiento y recomendaciones sobre la vacunación en pacientes con enfermedades infecciosas.

Así, los expertos advierten de que la creación de la vacuna frente a la COVID-19 no parte de cero, sino que ya se disponía de una amplia y probada experiencia sobre cómo desarrollar vacunas con garantías de calidad, seguridad y eficacia. "Prueba de ello es que el calendario de vacunación español incluye vacunas frente a 14 patógenos diferentes", aseguran, añadiendo que esta experiencia acumulada durante más de 50 años sobre cómo fabricar y comprobar la eficacia y seguridad de estos medicamentos "ha sido de vital importancia en el rápido desarrollo de las vacunas frente a la COVID-19". Además, recuerdan que las vacunas son una de las herramientas más seguras y efectivas para proteger la salud y el futuro de toda la población.

En este sentido, defienden que la comunidad científica está centrando todos sus esfuerzos en buscar una solución a un problema de salud pública global. "Los Estados de todo el mundo, junto a ONGs y coaliciones internacionales como CEPI y GAVI, están apoyando esta investigación movilizando recursos como nunca antes se había hecho, financiando la producción para poder disponer de millones de dosis en el menor tiempo posible", apuntan a lo largo del documento.

Además, recuerdan que el objetivo de la vacunación es generar memoria inmunitaria, entrenar al sistema inmune y defenderse de la una manera "rápida y eficaz" del patógeno. Por ello, recuerdan que esta vacuna pretende "entrenar al sistema inmune" y generar proteínas denominadas anticuerpos, generalmente de tipo IgG, que son capaces de fijarse a la superficie viral y neutralizar las células infectadas.

En concreto, las vacunas frente a los virus activan y entrenan la inmunidad innata pero, principalmente, la inmunidad adquirida. Así, se producen, por una parte y, sobre todo, anticuerpos de naturaleza IgG y, por otra, estimulando los linfocitos T y B, de memoria.

Por otro lado, para despejar posibles dudas, la sociedad ha informado de que la vacuna también está recomendada para los pacientes con VIH, ya que cumple todas las medidas de seguridad. "La eficacia dependerá del estado inmune en el que se encuentre el paciente", aseguran. Además, los convivientes de pacientes inmunodeprimidos también deben vacunarse, al ser la manera principal de proteger a los que tienen una respuesta inmunitaria deficiente. Igualmente, esta inyección también está recomendada para los pacientes que estén recibiendo antibioterapia o antivirales.

Asimismo, afirman que es preciso vacunar también a aquellos pacientes que han pasado la Covid-19. "Se recuerda que en estos pacientes está indicado hacer una serología para la detección de anticuerpos frente a SARS-CoV-2", aconsejan. No obstante, manifiestan que, ante la situación actual de las escasas provisiones de vacunas, es prioritario vacunar a las personas que no hayan pasado la enfermedad o donde no se detecten anticuerpos.

Hasta el momento, la vacunación no exime del uso de mascarilla, higiene de manos y distanciamiento social, ya que los resultados de los ensayos clínicos han demostrado una protección alta, pero no de un cien por cien. Asimismo, recuerdan que es fundamental recibir las dos dosis para obtener la respuesta inmunitaria.

Por último, informan de que los efectos secundarios más frecuentes son el dolor en el lugar de inyección (80%), fatiga (60%), cefalea (50%), mialgias (30%), artralgias (20%) y fiebre (10%), siendo todos estos de intensidad leve o moderada y desapareciendo en pocos días tras la vacunación. "Estas reacciones son más frecuentes tras la segunda dosis y su frecuencia disminuye con la edad", concluyen desde la SEIMC.

Contador

Para leer más