Publicado 05/11/2021 12:52CET

La Fundación ANAED presenta cinco cortometrajes que muestran en primera persona cómo se puede salir de la depresión

La Fundación ANAED presenta “Saber que se puede”, cinco cortometrajes que muestran en primera persona cómo se puede salir de la depresión
La Fundación ANAED presenta “Saber que se puede”, cinco cortometrajes que muestran en primera persona cómo se puede salir de la depresión - ALFREDO DE ANCA

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fundación ANAED presenta el proyecto 'Saber que se puede', que cuenta con la colaboración de Janssen, y que consta de cinco cortos que muestran en primera persona la realidad de la depresión y cómo se puede salir de ella. Esta primera parte del proyecto se centra en retratar la depresión en los siguientes colectivos: adolescentes, ancianos, mujeres víctimas de violencia de género y pacientes de VIH y Cáncer.

El "objetivo de este proyecto es formar, concienciar, informar y normalizar una enfermedad que la sociedad tiende a no visibilizar minimizando los terribles efectos que provoca, no solo en los pacientes, sino también en todo su entorno", asegura José Ramón Pagés Lluyot, coordinador de la Fundación de la Asociación Nacional de Ayuda al Enfermo de Depresión (ANAED), quien ha participado en la Jornada Depresión y Suicidio en Andalucía.

"La depresión no sólo desestructura familias, equipos de trabajo o rompe amistades, también destruye los vínculos de las personas que la sufren con todo su entorno, por eso es importante que una información veraz llegue a todos. Si apoyamos esta información con testimonios reales que narran pensamientos y sentimientos, situaciones, emociones, retos, y ejemplos de superación, el mensaje es más claro y más fuerte", explica Pagés, que asegura que el objetivo de 'Saber que se puede' estaría más que cumplido si "los videos se convirtieran en virales".

"Están pensados para que puedan ser compartidos y llegar al mayor número de personas posible, para que aquellos afectados puedan sentirse identificadas con estos casos en los que la depresión ha rondado o ha entrado directamente y con fuerza hasta el fondo de sus vidas y, en muchos casos, han conseguido hacerle frente", explica.

En este sentido, David Hernández Alcaraz, director de los cortometrajes y productor de Daristóteles, compañía encargada del proyecto, coincide en destacar que "los cortometrajes no han de tener una vida efímera, sino que han de servir como manifiesto de la falta de visibilidad que estas patologías tienen, además de servir como herramienta de comunicación para llegar al mayor número de personas. La sociedad está muy acostumbrada a girar la cara cuando algo le incomoda como la depresión, el suicidio... Sin embargo, los protagonistas de estos cortometrajes han mirado directamente a la cámara y han sido muy valientes al querer compartir su historia directas o indirectas para que sirva de ejemplo. Hablar es el primer paso para salir de la depresión", concluye.

El cortometraje dedicado a los adolescentes ha sido galardonado con el premio al Mejor Corto de Salud Mental y el premio del Público en el 5.º Festival de Cine y Salud Mental, organizado por ASEANS, así como ganador al Mejor Cortometraje Social en el 5.º Festival ArtMov 2021.

Para leer más