Publicado 09/10/2020 11:33CET

Expertos reclaman una atención más especializada en las Unidades de Dolor para los pacientes con artrosis

Artrosis
Artrosis - GETTY - Archivo

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El grupo de trabajo de Dolor Musculoesquelético (DOME) de la Sociedad Española del Dolor (SED), en colaboración de la compañía farmacéutica Pfizer, ha organizado un 'webinar' titulado 'Actualización en Artrosis y Unidades de Dolor', dirigido a especialistas en el manejo del dolor en la artrosis que han reclamado una atención más especializada a través de las Unidades de Dolor para los pacientes con esta enfermedad.

El objetivo de esta reunión, dividida en dos sesiones, ha sido actualizar los conocimientos de estos profesionales en el abordaje de la artrosis y el dolor crónico que esta patología genera en el paciente. La artrosis es una enfermedad crónica que tiene una gran incidencia en España. Según el estudio EPISER, un 29,3 por ciento de la población española mayor de 36 años tiene un proceso sintomático de carácter artrósico y, como consecuencia, le genera dolor de forma constante y afecta a su calidad de vida.

Entre los principales contenidos abordados han destacado la repercusión clínica de la artrosis, la sensibilización central en la patología y las últimas novedades en las guías clínicas de tratamiento. Además, se ha hablado sobre las diferentes técnicas intervencionistas en el dolor de esta enfermedad reumática, haciendo referencia a las infiltraciones de esteroides, ácido hialurónico y toxina botulínica. También se han planteado cuestiones referidas a la utilización de Ozono, PRP o células madre como herramientas terapéuticas en el manejo de dicho dolor crónico de la enfermedad.

Según ha comentado el profesor Carlos Goicoechea, catedrático de Farmacología de la Facultad Ciencias de la Salud de la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid), en los últimos años se ha avanzado mucho en el conocimiento del dolor y de su cronificación. Según el especialista, "se han detectado múltiples dianas, todas ellas en modelos animales de dolor crónico; el desafío ahora es conseguir que esas dianas den lugar a fármacos dirigidos selectivamente a los distintos tipos de dolor".

En el caso de la artrosis, "aparte de las dianas dirigidas a controlar la propia artrosis, existen dianas dirigidas a controlar tanto la respuesta nociceptiva en la propia articulación como la transmisión del dolor desde la periferia hacia la médula espinal, como es el caso del NGF". "Se trata de un factor nervioso relacionado también con la cronificación del dolor. Su bloqueo mediante anticuerpos selectivos parece que puede ser una buena opción para el control del dolor en esta patología", ha señalado.

Respecto al futuro de la investigación en el tratamiento de la artrosis, Goicoechea ha añadido que "se busca un conocimiento cada vez más personalizado, enfocado a conocer cuáles son las diferencias entre pacientes, para poder abordar el tratamiento de forma individualizada. Esto pasa por el desarrollo de herramientas genéticas y epigenéticas que vamos conociendo cada vez mejor, como son los microRNA". "Se trata de un material genético, que además de actuar como moduladores de la respuesta nociceptiva, se comporta como un auténtico biomarcador, lo que permitirá diferenciar entre tipos de dolor, y así llevar a cabo un tratamiento único para cada paciente y cada patología", ha agregado.

Contador

Para leer más