Publicado 02/09/2021 18:43CET

10 síntomas para detectar problemas de visión en niños antes de la vuelta al cole

Archivo - Gafas, revisión ocular, niño, oculista
Archivo - Gafas, revisión ocular, niño, oculista - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / FAMILY VELDMAN

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

Con motivo de la 'vuelta al cole', el jefe de servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja, el doctor Emilio Dorronzoro, señala que es "imprescindible" que sean los padres quienes, a través de la observación, puedan detectar indicios de problemas visuales de los niños, que no siempre los notifican.

La miopía, la hipermetropía y el astigmatismo son las patologías oftalmológicas que aparecen con más frecuencia entre los menores. "Mantener una buena salud ocular es imprescindible en los niños en edad escolar, ya que es esencial para un correcto aprendizaje. Los problemas de visión no solamente pueden derivar en un menor rendimiento académico, sino que impiden el desarrollo del aprendizaje, la lectura y la escritura además de perjudicar la psicomotricidad fina y la coordinación ojo-mano", asegura.

Con todo, tal y como señala, "no siempre es sencillo detectar posibles problemas de visión en los menores, ya que estos no son capaces de comunicar sus dificultades o de relacionarlas con la vista". En este sentido, para guiar a los padres, es posible describir diez síntomas que pueden corresponder a problemas de visión en niños, según el doctor Dorronzoro.

El primero es observar si el niño entrecierra los ojos o los guiña cuando tiene que levantar la vista hacia la pizarra o atender a las explicaciones del profesor; si se queja de dolores de cabeza o visión borrosa, sobre todo, al final de la jornada escolar o a la hora de hacer los deberes.

Por otro lado, también hay que alarmarse si el pequeño tiene demasiada sensibilidad a la luz y le cuesta adaptar la visión en los ambientes oscuros, se sienta demasiado cerca de la televisión o parpadea con mucha frecuencia y le lloran los ojos.

Otra señal es si el niño no enfoca la vista de manera precisa hacia lo que se le señala, tiene falta de atención y concentración, gira la cabeza de una forma no natural cuando mira hacia algún punto concreto, se salta palabras o letras al leer o si se observa descoordinación en el movimiento de los ojos, no se mueven alineados.

"Si se detecta alguno de estos síntomas en niños, se recomienda acudir lo antes posible al especialista para que pueda valorar el posible problema y tratarlo adecuadamente", concluye el experto.

Contador

Para leer más