Publicado 05/05/2022 11:34

Un estudio demuestra que las vacunas contra la Covid-19 son seguras y eficaces en las personas con inmunodeficiencia

Archivo - Una persona recibe una vacuna contra el Covid-19, en el Hospital Infanta Sofía, a 30 de diciembre de 2021, en San Sebastián de los Reyes, Madrid, (España).
Archivo - Una persona recibe una vacuna contra el Covid-19, en el Hospital Infanta Sofía, a 30 de diciembre de 2021, en San Sebastián de los Reyes, Madrid, (España). - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Un estudio liderado por la Unidad de Inmunodeficiencias Primarias del Hospital Universitario de Bellvitge (HUB) y el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) indica que las vacunas frente al SARS-CoV-2 son seguras y eficaces en la mayoría de pacientes con inmunodeficiencia.

Tal y como recuerdan los investigadores, aunque las vacunas están siendo muy efectivas en las personas con un sistema inmunitario competente, todavía no está bien establecida la respuesta que pueden tener las personas con inmunosupresión.

Así, el artículo, publicado en la revista 'Frontiers in Immunology' muestra que tres de cada cuatro personas que presentan un defecto grave del sistema inmunitario llamado inmunodeficiencia común variable producen anticuerpos y generan una respuesta correcta de las células inmunitarias con la vacunación.

Por otra parte, la mitad de las personas que por causas médicas toman medicación que reduce el número de células B, las células productoras de anticuerpos, no generan una respuesta de anticuerpos adecuada después de la vacunación por SARS-CoV -2, pero sí muestran una respuesta celular protectora en casi todos los casos.

Por tanto, a pesar de la aparente falta de respuesta protectora de anticuerpos, estos individuos también se benefician de la protección que confieren estas vacunas a través de la respuesta celular.

El doctor Xavier Solanich, investigador principal del IDIBELL y especialista del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Bellvitge, apunta que la eficacia de estas vacunas en personas con defectos inmunitarios es inferior a la de la población sana, pero "sigue siendo muy elevada" y, por tanto, es una medida de prevención "imprescindible" para este colectivo.

En el estudio también se identifican factores predictores, como los niveles de determinadas células del sistema inmunitario, que indican si un paciente con defectos congénitos responderá o no a la vacuna del SARS-CoV-2.

"Disponer de factores predictores puede ser muy útil en la práctica clínica porque puede permitir anticiparnos a ciertas situaciones. En nuestro estudio hemos sido capaces de determinar solo en uno de los subgrupos de pacientes y, por tanto, son necesarios nuevos estudios en este sentido", declara el primer autor del artículo e investigador del IDIBELL y el Hospital Universitario de Bellvitge, el doctor Arnau Antolí.

Los investigadores apuntan finalmente que no haber desarrollado una respuesta idónea a la vacunación no implica que estos pacientes deban presentar una Covid-19 grave. De hecho, la evolución de la Covid-19 está en parte determinada por la inmunosupresión pero depende en gran medida de otros muchos factores, como la edad avanzada o ciertas comorbilidades.

Contador

Más información