Contador

Supone el 1% de las demencias

¿Qué es la demencia por enfermedad de Pick?

524153919
GETTY
Publicado 07/03/2017 8:00:37CET

   MADRID, 7 Mar. (EDIZIONES) -

   La demencia es un proceso por el que nos vamos despersonalizando. "Comienza con una perturbación en las facultades mentales, fundamentalmente al inicio de la enfermedad y de carácter intelectual o cognitivo, salvo en la Enfermedad de Pick, y termina convirtiéndose en un proceso que acaba anulando las capacidades físicas de las personas, además de las capacidades para entender, memorizar o tomar decisiones por uno mismo”, explica a Infosalus el presidente de la Sociedad Española de Geriatría (SEGG), José Antonio López Trigo.

   Según señala, no hay edad de inicio, aunque es característica de las personas mayores y más cuanto mayor se es. Eso sí, advierte de que hay algunas demencias por Enfermedad de Pick que empezarían entre los 40 y los 50 años. “Es una variedad de demencia. Aparecen en personas más jóvenes que la media de otras demencias y se caracteriza al inicio por dos tipos de grandes cuadros: por cambios en conducta y comportamiento, y por cierta dificultad al leer y al escribir y con dificultades para expresarse. Por eso en algunos libros, sobre todo de Neurología, se conoce como ‘Demencia semántica’, porque se empobrece mucho el lenguaje y le cuesta encontrar palabras para diferenciarlo”, comenta el experto.

   Desde la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) se precisa que la demencia por la enfermedad de Pick apenas supone el 1% del total de demencias. Pertenece al grupo de las demencias frontotemporales y, según detalla López Trigo, en las fases iniciales destacan las alteraciones de personalidad y conducta, (desinhibición, conducta antisocial y apatía) y de las capacidades ejecutivas (planificación). Son características las alteraciones en el lenguaje con tendencia a la ecolalia, coprolalia y neologismos. El deterioro cognitivo aparece más tardíamente.

    “Conforme la enfermedad va progresando ya aparecen junto a esas alteraciones de conducta un uso de lenguaje inapropiado, no se es capaz de mantener una conducta social apropiada, depresión. Se descubre también un deterioro intelectual con problemas de memoria para programar tareas, para manejar dinero, por ejemplo, de forma que se ven comprometidas cada vez más tareas”, añade.

   A su vez, indica que su desarrollo es progresivo, pero no lento, ya que su degeneración suele “más rápida” que en otras demencias como el Alzheimer. “Lo que llama la atención al principio son los trastornos de conducta, especialmente en personas que han tenido un trastorno emocional equilibrado y se desequilibran, o por ejemplo en los comportamientos sociales, son personas que en la mesa se comportan de forma grosera cuando no lo han hecho en la vida. Pueden insultar cuando son criaturas que en su vida han dicho una palabra altisonante”, agrega el presidente de la Sociedad Española de Geriatría.

   En concreto, esta enfermedad debe su nombre aun profesor de la Universidad de Praga, Arnold Pick (1867-1926), quien en 1892 describió un caso de un paciente de 71 años con deterioro mental progresivo de 3 años de evolución, con trastornos de conducta y alteración del lenguaje.

¿QUÉ LA DIFERENCIA DEL ALZHEIMER?

   López Trigo explica que el Alzheimer, al inicio, tiene mucho componente de pérdida de memoria, de capacidad ejecutiva, mientras que Pick al principio tiene más síntomas psiquiátricos, agresividad física, y una perdida rápida de riqueza de vocabulario. “Si se ven avanzadas son indistinguibles. Además, todas las demencias se desarrollan al final igual”, añade, al mismo tiempo que precisa que la media de aparición se sitúa entre los 60 y 70, mientras que en el Alzheimer se encuentra por encima de los 75.

   Otro punto sobre el que alerta el especialista es que “muchas veces” el Alzheimer se sobrediagnostica. “Como ambas enfermedades se desarrollan igual cuando ya están avanzadas muchas veces se les pone la etiqueta de Alzheimer cuando igual son Pick”, advierte.

   López Trigo también indica que la padecen por igual tanto mujeres como hombres. Al mismo tiempo lamenta que, por el momento, Pick no tiene un tratamiento especifico y se emplea un tratamiento sintomático. “Se quitan todos los medicamentos que puedan empeorar la situación, que en el caso de demencias los hay como tranquilizantes o algunos fármacos con efectos anticolinérgicos, es decir, que disminuyen las sustancias que fluyen por el cerebro. También se añaden fármacos que puedan mejorar la situación. En el caso de Pick, fármacos que modulen los síntomas psiquiátricos.Y se intenta buscar un ambiente que no agite al paciente y se pueda fomentar su estimulación física y mental, una terapia no farmacológicas”, explica.

   Finalmente, el presidente de la Sociedad Española de Geriatría celebra que las recientes investigaciones están centradas en los estudios genéticos, capaces de ayudar a predecir cuál es la proteína que fomenta Pick. “Ya hay estudios genéticos que van a ayudar a predecir cosas en las demencias y a bloquear la expresión de las proteínas que las fomentan. En Pick es la proteína ‘Tau’, y cuando tengamos algo que nos permita bloquearlas tendremos la vacuna para una demencia. Cada demencia tiene una proteína dominante, la que desorganiza la neurona, en el Alzheimer es otra. Ésta es la línea de investigación en la que se trabaja, más que en medicamentos: localizar la proteína dentro de un gen y que no se ponga en marcha ningún mecanismo destructivo”, concluye.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter