La vuelta al cole, un dolor de cabeza para los niños

Actualizado 18/08/2015 11:27:08 CET
El estrés por la vuelta al colegio puede producir dolor de cabeza
Foto: PIXABAY

   MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Durante el otoño aumentan los casos de dolor de cabeza en niños y adolescentes, una tendencia que puede tener su causa en los cambios de rutinas y en el estrés generado por la vuelta al colegio, según un estudio del Nationwide Children's Hospital (EEUU).

   La investigación, presentada en el último congreso anual de la sociedad americana que estudia este tipo de trastornos, ha revelado que, durante los meses posteriores al verano, el número de consultas en Urgencias por dolores de cabeza se incrementa en los niños entre los cinco y los 18 años. Algunas de las posibles causas son el estrés académico, los cambios de horario, el aumento de las actividades extracurriculares, la falta de descanso, saltarse las comidas, una escasa hidratación, un mayor consumo de cafeína, la ausencia de ejercicio físico y pasar mucho tiempo frente a las pantallas electrónicas.

   La profesora de la Ohio State University College of Medicine (EEUU) y una de los autoras del estudio, Ann Pakalnis, ha señalado que "se observan muchos dolores de cabeza en niños jóvenes, desde los cinco a los nueve años, y en los chicos tiende a remitir al final de la adolescencia. En las chicas adolescentes la migraña suele presentarse por primera vez durante la pubertad y, desgraciadamente, persiste durante la edad adulta".

   El estudio se realizó analizando aproximadamente 1.300 consultas del departamento de Urgencias realizadas entre 2010 y 2014. Los resultados concluyeron que, cuando se dividían los datos por meses, se observaba un aumento de las consultas por dolores de cabeza durante el otoño.

LA CEFALEA TENSIONAL Y LA MIGRAÑA, LOS MÁS COMUNES

   Los dos principales dolores de cabeza que presentaban los pacientes estudiados eran cefalea tensional y la migraña. Los ataques de migraña no son muy comunes en niños, pero son mucho más graves en cuanto al dolor y generalmente se asocian con náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz, al sonido y al olor. Por otro lado, el principal síntoma de la cefalea tensional es una sensación de tirantez o presión alrededor de la cabeza, que aunque es incómoda, no interfiere en el día a día del niño.

   El especialista en dolor de cabeza del Nationwide Children's Hospital, Howard Jacobs, ha recomendado que los padres acudan al hospital con el niño si presenta "un repentino y fuerte dolor de cabeza o un cambio en la sensación del dolor". Como regla general, también ha señalado que, si el dolor de cabeza interfiere en la vida del niño, es necesario que sea evaluado para que "la terapia permita que vuelva a tener una vida normal".

   Otras recomendaciones para reducir el dolor de cabeza son realizar correctamente las tres comidas básicas del día, dormir bien por la noche sin echarse la siesta por el día, beber suficientes líquidos y realizar actividades para eliminar el estrés del niño. Otra opción son los fármacos que reducen el dolor, como el paracetamol, el ibuprofeno o el naproxeno, pero un abuso de estos medicamentos puede empeorar los dolores de cabeza.

Para leer más