Ventajas e inconvenientes de las vasectomías; ¿Son efectivas al 100%? ¿Y reversibles?

Ventajas e inconvenientes de las vasectomías; ¿Son efectivas al 100%? ¿Y reversibles?
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / KORRAWIN - Archivo
Publicado 05/06/2019 8:24:40CET

   MADRID, 5 Jun. (EDIZIONES) -

   La vasectomía es un método anticonceptivo permanente mediante una sencilla intervención quirúrgica, de aproximadamente 30 minutos. Se trata de una operación que impide que los espermatozoides se expulsen con el semen, por lo que se recomienda siempre que el varón quiera evitar la concepción.

   Consiste en seccionar los conductos deferentes, aquellos que llevan los espermatozoides desde los testículos hasta la uretra. Se practica con anestesia local, y no es necesaria la hospitalización, según aclara en una entrevista con Infosalus, el doctor Javier Romero Otero, director de la Unidad de Andrología y Cirugía Reconstructiva del área genitourinario, del Hospital Universitario HM Montepríncipe (Madrid), quien destaca que su efectividad es "superior al 99%", aunque ésta no es inmediata.

   "La vasectomía empieza a ser segura alrededor de 3 meses después de la intervención (tras unas 30-40 eyaculaciones). Eso quiere decir que durante este tiempo se deberán mantener relaciones sexuales utilizando otros métodos anticonceptivos", resalta el también miembro de la Asociación Española de Urología.

   Ya a los 3 meses se realiza un 'seminograma' para confirmar la 'azoospermia', es decir, se analiza el semen para confirmar que no haya espermatozoides, y a veces, en esta prueba, es posible encontrarlos, pero inmóviles, sin capacidad reproductora. "En algunas ocasiones, muy raras, se da una recanalización de los conductos deferentes, provocando que los espermatozoides puedan pasar al líquido seminal, y de forma que la fertilidad del hombre siga intacta. En estos casos aislados, habría que volver a intervenir", indica.

   Eso sí, precisa que, en manos expertas, sí que es posible revertir una vasectomía al recanalizar los conductos deferentes seccionados, aunque advierte de que se necesita mucha experiencia y se trata de una intervención compleja. "Se denomina 'microcirugía denominada vasovasostomía' y, en los casos en los que no sea posible completarla, se pueden extraer espermatozoides directamente de los testículos y fertilizar un óvulo con técnicas de reproducción asistida", aprecia el también profesor de la Universidad Complutense de Madrid.

   A su vez, el urólogo valora que la sexualidad masculina no se ve afectada con esta operación, ni tampoco afecta a la libido, ni a las relaciones sexuales. Aparte, el doctor remarca que no puede producir impotencia. "No interfiere en la eyaculación. Con la vasectomía impedimos que los espermatozoides lleguen al semen, pero el hombre sigue eyaculando. El semen se produce en las vesículas seminales y en la próstata. En una eyaculación, los espermatozoides suponen sólo el 5% del volumen total, por lo que la cantidad de semen eyaculado apenas se ve afectado", especifica el especialista.

   Sobre si el hombre sigue produciendo espermatozoides, el doctor Romero Otero apunta a que sí, ya que se forman en los testículos, pero estos no pueden llegar al líquido seminal, ni ser expulsados por el pene en la eyaculación. "Si no hay espermatozoides, el embarazo es imposible. El organismo del hombre reabsorbe esos espermatozoides", precisa el experto de HM Hospitales.

   En cuanto a si aumenta el riesgo de padecer cáncer, el miembro de la AEU recuerda que un estudio realizado en Nueva Zelanda concluyó que "no se incrementaba, incluso 25 años después de realizarse", a la par que otra investigación que se llevó a cabo con similares fines con 73.917 varones sometidos a una vasectomía, determinó que "no se observó una mayor incidencia en cáncer de testículo o de próstata que en la población general".

CÓMO ES LA OPERACIÓN

   Sobre la vasectomía en sí, el urólogo precisa que ésta consiste en impedir que los espermatozoides lleguen al semen y, por lo tanto, que no puedan ser eyaculados, y alcanzar al óvulo femenino. Su principal inconveniente: es un método irreversible. Hoy existen dos técnicas: la cirugía convencional y la llamada vasectomía sin bisturí y sin agujas", explica el especialista.

   En algunos casos esta operación puede provocar un dolor crónico en el área del escroto, llamado 'síndrome de dolor poscoital', y además, tras la operación pueden surgir pequeñas hemorragias, aunque rara vez infecciones, según aclara el doctor Romero.

   En la cirugía tradicional, el dolor y la inflamación que provocan los dos cortes son frecuentes, aunque en la mayor parte de los casos se alivian con medicamentos antiinflamatorios y analgésicos. "Se suele recomendar poner en la zona compresas de hielo y usar ropa interior ajustada. El paciente deberá hacer reposo relativo durante 7 días. En ese tiempo no puede hacer deporte, ni esfuerzos. En esa semana tampoco se pueden mantener relaciones sexuales. En cambio, a las dos o tres semanas, los puntos se caen solos y ya puede iniciar su vida normal", indica.

   Mientras, la vasectomía sin bisturí y sin agujas dice que presenta menos riesgos de hematomas e infecciones y, apenas hay sangrado. "La inflamación y el dolor postoperatorio son mínimos. El paciente puede hacer una vida normal a los pocos días y, en general, si su trabajo no precisa de mucho esfuerzo físico, no es necesario pedir una baja laboral. Las incisiones al ser muy pequeñas no necesitan puntos de sutura por lo que se cierran solas a los dos o tres días", señala el urólogo.

   Con todo ello, y a modo de resumen, el doctor enumera las principales ventajas e inconvenientes de este método anticonceptivo:

   *Ventajas de la vasectomía:

   .- Es un método anticonceptivo completamente seguro y eficaz.

   .- Es una intervención quirúrgica muy sencilla que no necesita hospitalización, que se realiza con anestesia local.

   .- No afecta a la libido ni a las relaciones sexuales.

   .- Excepto los primeros controles para confirmar la ausencia de espermatozoides, luego no es necesario realizar más revisiones médicas.

   *Inconvenientes de la vasectomía:

   .- Su eficacia no es inmediata: durante unos tres meses después de la intervención hay que adoptar otros métodos anticonceptivos.

   .- No evita el contagio de enfermedades de transmisión sexual ni del VIH. Solo el uso de preservativos lo previene.

   .- Es un método permanente. Para volver a ser fértil es necesario pasar de nuevo por una complicada intervención quirúrgica

Contador