Publicado 06/10/2020 07:42CET

La vacuna contra la gripe puede proporcionar una hoja de ruta para prevenir el COVID-19 en pacientes cardiovasculares

Vacuna, vacunación, pinchazo, jeringuilla
Vacuna, vacunación, pinchazo, jeringuilla - JCCM - Archivo

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El desarrollo y la producción en masa de la vacuna contra la gripe estacional, así como tres ensayos internacionales de resultados cardiovasculares de la vacuna contra la gripe, actualmente en curso, pueden informar los esfuerzos futuros dirigidos a desarrollar y evaluar estrategias de vacuna para COVID-19, según una revisión de vanguardia en la Revista del Colegio Americano de Cardiología.

Los autores del artículo también evaluaron si las redes de ensayos de influenza existentes podrían ofrecer estrategias de prevención primaria y secundaria para pacientes con enfermedad cardiovascular en riesgo de complicaciones por COVID-19.

La Organización Mundial de la Salud estima que la gripe mata hasta 650.000 personas cada año en todo el mundo, con lo se se convierte en una de las 10 principales causas de muerte entre personas de todas las edades, especialmente aquellas con una o más comorbilidades como enfermedades cardiovasculares. Además, las epidemias gripe estacional se han asociado con aumentos a nivel de población en la hospitalización cardiovascular y la mortalidad.

Por estas razones, las pautas clínicas recomiendan que la población en general reciba su vacuna contra la influenza anualmente para reducir el riesgo de una enfermedad similar a la influenza, siendo las personas de alto riesgo las que más instan a vacunarse.

El 11 de marzo de 2020, la OMS declaró el COVID-19 como una pandemia, con una tasa de letalidad general de alrededor del 2,3%. Los pacientes con COVID-19 que tienen o están en riesgo de enfermedad cardiovascular tienen una tasa de letalidad aumentada, que incluye un 6% para hipertensión, un 7,3% para diabetes y un 10,5% para enfermedad cardiovascular.

La investigación ha demostrado que las infecciones respiratorias virales como la influenza estacional y el COVID-19 son factores de riesgo de enfermedad cardiovascular. Los pacientes con enfermedades cardiovasculares también tienen un mayor riesgo de complicaciones después de infecciones respiratorias virales, incluido un aumento de la morbilidad, la mortalidad y la utilización de la atención médica.

os datos actuales sugieren que la infección por influenza y el nuevo coronavirus comparten síntomas similares al principio, principalmente fiebre, tos y dificultad para respirar. Sin embargo, el COVID-19 parece ser más contagioso que la gripe.

"Aunque COVID-19 y otras infecciones por virus respiratorios están asociadas con infarto agudo de miocardio y otros eventos cardiovasculares, la influenza tiene la mejor evidencia de una opción de vacuna segura para la reducción del riesgo cardiovascular hasta la fecha", sJacob A. Udell, cardiólogo en el Women's College Hospital y el Centro Cardíaco Peter Munk del Hospital General de Toronto y la Universidad de Toronto (Canadá), y autor correspondiente del artículo.

"Varios estudios observacionales y pequeños, aleatorizados, han sugerido que la vacunación contra la influenza puede servir como una medida preventiva contra los resultados cardiovasculares adversos --añade--. Sin embargo, a pesar de las directrices internacionales que recomiendan la vacunación antigripal y neumocócica de rutina para pacientes con enfermedades cardiovasculares, la captación es sustancialmente insuficiente y, a menudo, se desprioriza".

Actualmente hay tres ensayos internacionales sobre resultados cardiovasculares en los que se examinan los efectos cardioprotectores de diferentes formulaciones de la vacuna contra la gripe. El ensayo de la vacuna contra la gripe para prevenir los eventos vasculares adversos es un ensayo clínico aleatorio controlado por placebo que estudia los eventos cardiovasculares adversos mediante el uso de la vacuna contra la gripe de clase funcional II-IV de la Asociación del Corazón de Nueva York en pacientes de Asia, el Oriente Medio y África.

El ensayo sobre la vacunación contra la gripe después de un infarto de miocardio es también un ensayo clínico aleatorio controlado por placebo que estudia a pacientes con un infarto de miocardio con elevación del ST (STEMI), o sin STEMI, o con una enfermedad estable de las arterias coronarias (edad =75 años) que se someten a una angiografía coronaria, y en el que se recogen datos de Suecia, Dinamarca, Noruega, la República Checa, Escocia, Letonia, Australia y Bangladesh.

En los Estados Unidos y el Canadá se está llevando a cabo un tercer ensayo clínico, financiado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), el ensayo de la vacuna contra la gripe para detener eficazmente los eventos cardio-torácicos y la insuficiencia cardíaca descompensada, que es el primer estudio de este tipo en el que se comparan dos tipos diferentes de vacunas contra la gripe a lo largo de varias temporadas de gripe, en pacientes cardiovasculares de alto riesgo con antecedentes recientes de infarto de miocardio u hospitalización por insuficiencia cardíaca.

"Tres grandes ensayos de resultados cardiovasculares de la vacuna contra la influenza en curso tienen la oportunidad de contribuir más a nuestra comprensión de las comorbilidades subyacentes en estos pacientes que pueden estar impulsando la morbilidad y la mortalidad asociadas con la infección por COVID-19", destaca Udell.

"Estas cohortes también pueden ser una oportunidad para explorar nuevas terapias de prevención de infecciones más allá de la vacunación contra la influenza en pacientes que ya se han ofrecido como voluntarios para participar en un estudio de resultados cardiovasculares de la vacuna del virus respiratorio --prosigue--. Mientras desarrollamos nuevas vacunas, también sabremos definitivamente pronto si la vacunación terapia eficaz, de bajo costo y ampliamente disponible que reduce el riesgo cardiovascular, lo que puede ayudar aún más a prevenir las complicaciones cardiovasculares fatales y no fatales del COVID-19".

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Montero asegura que la subida del IVA a las bebidas azucaradas es una medida "sanitaria y no recaudatoria"

  2. 2

    España recibirá 31 millones de dosis de la vacuna de Covid-19 de AstraZeneca entre diciembre y junio de 2021

  3. 3

    Simón ve "una pequeña tendencia ascendente" y advierte de un posible aumento en línea con la situación europea

  4. 4

    Sanidad notifica 13.873 nuevos casos de COVID-19, 5.314 en 24 horas, y 218 muertes más

  5. 5

    Una bacteria intestinal usada en probióticos puede aumentar la gravedad de la esclerosis múltiple, según un estudio