Publicado 10/11/2021 08:29CET

Tres CC.AA. incluyen 'Bexero' en su calendario vacunal: ¿por qué es tan importante esta vacuna frente a la meningitis?

Archivo - Vacuna de COVID-19 a un niño.
Archivo - Vacuna de COVID-19 a un niño. - FAMVELD/ISTOCK - Archivo

   MADRID, 10 Nov. (EDIZIONES) -

   Andalucía acaba de incluir en su calendario financiado de vacunaciones infantiles a la vacuna 'Bexsero'. Esta se emplea frente a la infección por meningococo de tipo B. Castilla y León y Canarias ya la tienen incorporada y se cree que Cataluña lo hará próximamente.

   Algunos países de nuestro entorno, como Irlanda, Lituania, Andorra, Reino Unido, Italia, Portugal, y San Marino también la contemplan dentro de su cartera de vacunación infantil. La Asociación Española de Pediatría (AEP) lleva tiempo reclamando a los distintos gobiernos su inclusión en el calendario vacunal de los lactantes españoles.

   Con un precio que ronda un poco más de 100 euros cada dosis, actualmente esta vacuna deben costearla los padres, salvo en las comunidades autónomas antes citadas. Son dos o tres dosis de Bexsero, en función de la edad en la que se inocule en los niños. Aquí te lo contamos.

   El Comité de Vacunas de la AEP recuerda que el meningococo es una bacteria, causante de infecciones "poco frecuentes pero muy graves", como meningitis y sepsis (infección de la sangre), que pueden dejar secuelas importantes e incluso conducir a la muerte en aproximadamente 1 de cada 10 casos.

   "El meningococo vive durante temporadas en la nariz y la garganta de adolescentes y jóvenes sanos, sin producir daño; son los portadores asintomáticos. Aunque esta bacteria puede infectar a personas de cualquier edad, los casos son más frecuentes en niños pequeños especialmente y en adolescentes", advierte. En concreto, cita que hay varias familias de meningococos (A,B,C,W,Y), y para ellas también hay vacunas.

   En una entrevista con Infosalus, el doctor Francisco Giménez, director del Instituto Balmis de Vacunas (Almería), y director de las XVIII jornadas internacionales de Actualización de Vacunas, que desarrolla una mesa redonda sobre la Bexsero, recuerda que en la actualidad de los grupos de meningococos que producen meningitis el más frecuente es el tipo B, contra el que está formulada la Bexsero, así como el que mayores problemas ocasiona.

   En concreto, actualmente disponemos de dos vacunas específicas para prevenir la meningitis B: Bexsero (a partir de los dos meses) y Trumenba (a partir de los 10 años). "Afortunadamente estamos atravesando unos años con baja incidencia de enfermedad meningocócica en nuestro país (2 o 3 casos por cada 100.000 habitantes). La infección por meningococo B se puede tratar con antibióticos, pero a veces su avance es tan rápido que el tratamiento no resulta eficaz. La mejor prevención es la vacunación", añade en este sentido la AEP.

   "La meningitis consiste en una inflamación de la capa que rodea a las meninges. Puede causar un daño al sistema nervioso central, concretamente al cerebro, que puede ser irreversible y dejar secuelas. Dentro de las meningitis infecciosas existen las virales, que son benignas y no suelen tener complicaciones, pero después se encuentran las producidas por bacterias, como el meningococo B, que son las que más problemas dan y pueden dar secuelas en un 25% de casos, y hasta un 10% de mortalidad a pesar del tratamiento", alerta el también pediatra.

   Entre las secuelas que puede ocasionar se encuentra el daño cerebral, la sordera, la ceguera, incluso en algunas ocasiones cuando se desarrolla un cuadro de sepsis (una infección generalizada) puede dar lugar a la amputación de miembros en algunos casos, prosigue por su parte el doctor Giménez.

PAUTA DE VACUNACIÓN

   Desde la AEP recomienda la vacunación sistemática a partir de los 2 meses de edad frente al meningococo B con una pauta 2+1 para todos los lactantes de esta edad. Para el resto de las edades (niños y adolescentes), esta vacuna se puede aplicar para aumentar la protección individual frente a la enfermedad menigocócica, informa la institución de los pediatras.

   "Es una vacuna que lleva muchos años de administración privada por lo que su inclusión dentro de los calendarios vacunales es una medida de salud importante y un ahorro para las familias. Invertir en prevención de salud y en una enfermedad que deja secuelas y mortalidad es muy importante", reclama el director del Instituto Balmis de Vacunas, el doctor Giménez.

Contador