Publicado 24/05/2016 06:34CET

Trasplante de heces contra la colitis ulcerosa

Cápsulas, pastillas, trasplante heces, fecal
PIXABAY

   MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

   Diferentes organizaciones médicas internacionales se han rendido a la evidencia y han reconocido las amplias posibilidades futuras que puede tener el trasplante fecal para el tratamiento de enfermedades inflamatorias intestinales. Actualmente, el tratamiento que se utiliza sobre todo para hacer frente a la infección recurrente por 'Clostridium difficile'.

   Este tratamiento consiste en transferir las heces de una persona sana, previamente tratadas y homogeneizadas, a una persona enferma con el fin restaurar las bacterias anómalas de su flora intestinal. El procedimiento se realiza bien por sonda nasogástrica o bien durante la realización de una colonoscopia.

   Nuevos datos avalan el trasplante fecal de microbiota (FMT, por sus siglas en inglés) es también un método eficaz para ayudar a las personas que sufren de colitis ulcerosa (CU), según un estudio presentado en 'Digestive Disease Week' (DDW) 2016, la mayor reunión internacional de médicos, investigadores y académicos en los campos de gastroenterología, hepatología, endoscopia y cirugía gastrointestinal.

   Investigadores en Australia encontraron que uno de cada cuatro pacientes que eran resistentes o intolerantes al tratamiento convencional de la colisitos ulcerosa con esteroides o antiinflamatorios alcanzaron los objetivos del estudio: los participantes informaron de que sus síntomas desaparecieron y los investigadores determinaron, a través de la exploración endoscópica, que los tractos digestivos de los pacientes mejoraron, incluso sin el uso de esteroides.

   Además, más de la mitad de los pacientes analizados en esta investigación experimentaron una mejoría de los síntomas con la FMT. Los investigadores indicaron que muchos pacientes con colitis ulcerosa son resistentes o intolerantes a las terapias convencionales.

   "En los últimos años, los investigadores han adquirido una mejor comprensión sobre la microbiota intestinal y el papel fundamental que desempeña en la salud y la enfermedad, incluyendo patologías como la colitis ulcerosa --dice Sudarshan Paramsothy, gastroenterólogo de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia--. Mediante el uso de trasplante de microbiota fecal, nuestro objetivo es tratar la causa subyacente de la colitis ulcerosa en lugar de sólo sus síntomas, a diferencia de la mayoría de las terapias disponibles en la actualidad".

   El doctor Paramsothy y su equipo reclutaron a 81 pacientes en tres sitios de estudio australianos --41 de ellos recibieron tratamiento FMT y 40 placebo o tratamiento no activo-- que tenía colitis ulcerosa activa, según lo determinado por el Sistema de Puntuación Mayo para la Evaluación de la Actividad de la Colitis Ulcerosa y fueron resistentes a los tratamientos no biológicos estándar. Los pacientes recibieron el primer tratamiento FMT y el placebo a través de un colonoscopio y, posteriormente, se les dieron enemas para autoadministración cinco días por semana durante ocho semanas.

   Después de ocho semanas, los pacientes tratados con FMT respondieron al tres veces más que los del grupo de control. En concreto, 11 de los 41 pacientes FMT (27 por ciento) lograron el objetivo principal del estudio: no reportaron síntomas y los médicos determinaron que el revestimiento del tracto digestivo de la colitis ulcerosa se había curado o mejorado sustancialmente. Sólo tres de los 40 pacientes (8 por ciento) en el grupo de control alcanzó este objetivo.

   Cuando los investigadores observaron sólo el número de pacientes que dijeron estar sin síntomas (y descontaron la observación clínica del colon), encontraron que el 44 por ciento de los pacientes FMT notaron una mejoría frente al 20 por ciento en el grupo de control.

SE EMPLEARON INFUSIONES DE MICROBIOTA DE TRES DONANTES

   "Nuestro estudio es el primer ensayo multicéntrico que utiliza una terapia intensa de infusiones de FMT, 40 en ocho semanas, y ha sido capaz de demostrar definitivamente que el trasplante fecal de la microbiota es un tratamiento eficaz para la colitis ulcerosa --agrega Paramsothy--. Esto es importante porque hay millones de personas en todo el mundo que buscan tratamientos alternativos para su problema. Esta población está acostumbrada a usar enemas como parte del tratamiento previo, por lo que nuestro enfoque no sería inusual para ellos".

   En FMT, los médicos recogen materia fecal de personas sanas quienes son monitorizados para determinar que la materia fecal es segura para el trasplante. Las heces se procesan y preparan para su uso y después se colocan en pacientes mediante métodos como colonoscopia, endoscopia o enema.

   En el estudio, cada enema de FMT estaba compuesta de heces de al menos tres donantes. El doctor Paramsothy y su equipo utilizaron este método de múltiples donantes para garantizar que los resultados del estudio no estaban influenciados por un "efecto de los donantes", en el que resultados individuales de los pacientes podrían estar indebidamente influenciados por las características microbianas de un solo donante.

   Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estadounidenses, hay aproximadamente 200 casos de colitis ulcerosa por cada 100.000 adultos. La CU es una enfermedad crónica que no tiene cura conocida, que causa inflamación y úlceras en el revestimiento del colon y puede conducir a sangrado rectal, diarrea y malestar abdominal.