Publicado 23/11/2020 08:17CET

Cómo transformar el sufrimiento en sentido

Mujer triste pensando.
Mujer triste pensando. - ROBBY FONTANESI/GETTY - Archivo

   MADRID, 23 Nov. (EDIZIONES) -

   Cada uno nace de una manera diferente. Somos únicos e irrepetibles. Pero hay personas que sufren y mucho porque no se aceptan, porque quieren comulgar con lo que está establecido, con lo que se dice que es perfecto o está bien, con el mundo artificial como el actual, cuando la solución a nuestros problemas es otra: El aceptarnos cómo somos, y el ser conscientes de que somos seres que sufrimos.

    Así lo defiende en una entrevista con Infosalus Sergi Rufi, que acaba de publicar 'Una psicología real' (Libros Cúpula), una especie de ensayo autobiográfico donde critica la psicología oficial, lo establecido y habla de su propia experiencia, ahora como doctor en Psicología pero tras años siendo la oveja negra y sesiones de terapia.

   "Todos somos diferentes y hay mucho sufrimiento relacionado con los mensajes culturales, con las metas tóxicas que nos rodean. No es cierto que te puedas quitar la ansiedad en 5 minutos, o que sufres porque quieres, como así defienden muchos psicólogos", advierte el experto.

   Por eso, destaca que este manual va "contra la psicología establecida" (o Psicología 1.0 como él la llama), que parte de que la mente es como el ordenador, "donde se pueden borrar archivos con un botón", por lo que también se puede hacer esto con los pensamientos, cuando esto insiste en que no es así.

   "Están aumentando los niveles de depresión y de ansiedad en el mundo por esto. Está muy relacionado con ese concepto superficial de que con la mente es todo fácil y sencillo, y no lo es. Somos unos cuerpos biológicos y vamos más allá. Yo hablo de 'Psicología 3.0', donde ya partes de que la principal arma para dejar de sufrir es normalizar lo que te pasa, aceptarlo, cada uno es como es, y no intentar perseguir esas metas tóxicas que se nos imponen", señala.

   Así, defiende que para dejar de sufrir es vital conocerse a uno mismo, el poder darle sentido a ese sufrimiento. "El salir de lo oficial y estar un poco en el punto medio, el naturalizar y aceptar cómo somos, y el admitir que no siempre hay que sonreír, ni todo va a ser como nosotros queremos, por ejemplo, sino que hay días grises y malos donde llueve y se puede llorar. Consiste en humanizar al ser humano. En llorar cuando estoy triste, en sentir rabia, o miedo, porque son experiencias humanas", precisa.

DI NO AL SUFRIMIENTO EN SOLEDAD

   Por eso, Rufi remarca que, aunque siempre vamos a sufrir porque es parte de nuestra existencia, dejaremos de hacerlo tanto al ver y aceptar que ese sufrimiento tiene sentido, porque es parte intrínseca del ser humano. De hecho, anima a compartir el sufrimiento que tengamos porque, según señala, "un elemento potente del sufrimiento" tiene que ver con la soledad.

   "Hay que compartirlo. Sólo así me sentiré menos solo, más acompañado, y eso es bienestar. El estar con gente y que nos cuidemos todos. Por eso el psicólogo tiene que ser más honesto y dejar de presionar y de meter más prisa a la gente y más perfección. Debería ser uno de los maestros en la aceptación y en el controlar más".

   Otro aspecto a tener en cuenta, según recalca, es que hay momentos de nuestra vida que no podemos cambiar, y en los que no podemos hacer nada, como cuando por ejemplo estamos en un atasco. Por mucho que nos quejemos la situación no va a cambiar, pero sí nos calmaremos y nos irá mejor si mandamos un mensaje a quién pueda afectarle nuestro retraso, dado que hemos asimilado que no podemos hacer otra cosa.

   "Hay momentos en los que no podemos hacer nada. Toca respirar, conectar con el momento presente, aceptar lo que viene y, si se quiere, llamar a alguien. Pero no toca empezar a pensar en positivo como así dice la psicología establecida o oficial, y en que todo debería ir bien e irá bien. Se debe controlar y aceptar lo que viene. El trastorno psicológico no viene por la aceptación, sino que viene de no aceptar ese sufrimiento o contratiempo, de la prisa, de la ansiedad, y del estrés", subraya Rufi.

   "Todos somos diferentes y raros. Eso de la fachada, de la apariencia, de la sonrisa eterna nos mete en unas metas tóxicas de las que no hay que salir sonriendo y con una imagen perfecta. Lo real no va de pensamiento positivo o negativo, ni de hacerlo mejor o de lograr más cosas. Lo real va de no seguir modas, va de la pureza del sentimiento y de la reflexión personal. Va de que cada camino es único e intransferible y de que nadie nos puede decir cómo debemos vivir nuestra vida", insiste el doctor en Psicología.

   Otros consejos que aporta Rufi para poder encontrarle sentido a nuestro sufrimiento, "todo ello dentro de un proceso" son:

   1.- Desaprender todos los mensajes culturales tóxicos relacionados con todo lo oficial, con los conceptos erróneos y metas toxicas, de las que hemos hablado antes, en las que se centra la Psicología oficial. Hay que desaprender esa historia cultural que nos han enseñado de que tengo que esforzarme siempre, desaprender la psicología convencional, de que todo es felicidad, no se puede sonreír siempre porque también hay días grises.

   2.- Libérate de la culpa y de la vergüenza, de las cosas pendientes, de los asuntos emocionales del pasado.

   3.- Conocerte bien.

   4.- Aceptar quién soy y cómo funciono, porque hay temas pendientes que nos cuestan aceptar. No vamos a ser diferentes de como somos, hemos nacido físicamente y psicológicamente de una manera que no puedo cambiar, por lo que no debemos aspirar a esa perfección que nos venden.

   "Gran parte de los trastornos y de la ansiedad tienen que ver con querer cambiar lo que nos sucede, lo que hago, nuestros pensamientos, emociones. Si hemos desaprendido, si nos hemos liberado de las cosas del pasado, dentro de un proceso de convivencia cada vez mejor con uno mismo, y comprendiendo que los mensajes culturales son mentira, que no somos máquinas, esto nos alejará del sufrimiento", sentencia Sergi Rufi.