Publicado 29/10/2020 07:42CET

Un tercio de los jóvenes en 43 países de ingresos bajos y medianos ha perdido a un hermano antes de los 25 años

Unicef niño desarraigado en África
Unicef niño desarraigado en África - UNICEF - Archivo

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

De media, alrededor de un tercio de las mujeres entre 15 y 34 años de 43 países de ingresos bajos y medianos han perdido al menos un hermano antes de los 25 años, según un estudio publicado en el revista de acceso abierto 'PLOS ONE' por la investigadora Emily Smith-Greenaway, de la Facultad de Letras, Artes y Ciencias Dornsife de la Universidad del Sur de California y la coautora Abigail Weitzman.

Aunque la investigación que examina el impacto de la muerte de hermanos en los niños y las familias está aumentando, gran parte de esta nueva literatura se centra solo en datos de países de altos ingresos en América del Norte y Europa. En este estudio, Smith-Greenaway y Weitzman buscan abordar esta brecha mediante el estudio de las experiencias de mujeres de 43 países de ingresos bajos y medios diferentes en África subsahariana, Asia meridional y sudoriental y América Latina y el Caribe.

Los autores utilizaron datos de muestras representativas a nivel nacional de 348.314 mujeres de 15 a 34 años, nacidas entre 1985 y 2003, para documentar las experiencias de muerte de un hermano (antes de cumplir los 25). El conjunto de datos proviene del Programa de encuestas demográficas y de salud, que ha administrado encuestas domiciliarias regulares en más de 90 países de ingresos bajos y medianos durante los últimos 30 años.

En los 43 países estudiados, aproximadamente un tercio de las mujeres jóvenes en el conjunto de datos representativo tenía al menos un hermano fallecido, en comparación, aproximadamente el ocho por ciento de los jóvenes de Estados Unidos ha experimentado la muerte de un hermano antes de los 25 años.

Sin embargo, el conjunto de datos mostró una variación regional significativa: los países afectados por conflictos y guerras tendían a mostrar un número aún mayor de muertes de hermanos. Más de la mitad de los encuestados en Burkina Faso, República Democrática del Congo, Camerún, Níger, Burundi y Ruanda habían experimentado la muerte de al menos un hermano.

La pérdida de hermanos fue relativamente menos común, un poco más del diez por ciento de los encuestados, para los encuestados en Sudáfrica, Bolivia y Colombia. La mayoría de estas muertes de hermanos reportadas ocurrieron durante la vida del encuestado, en lugar de antes del nacimiento del encuestado.

En los países estudiados de Asia y América Latina y el Caribe, más de un tercio de los encuestados en duelo experimentaron la pérdida de dos o más hermanos. Los encuestados de los países de África occidental, central y oriental informaron tasas más altas de pérdidas de hermanos múltiples, contextos con alta fecundidad y altas tasas de mortalidad de menores de cinco años.

Sin embargo, los encuestados en duelo en la mayoría de los países estudiados, incluidos aquellos que experimentaron numerosas muertes de hermanos, todavía tenían un número comparable de hermanos vivos restantes en relación con sus compañeros cuyos hermanos aún estaban vivos.

Los datos de la encuesta representan solo las muertes de hermanos que los encuestados conocían y recordaban, por lo que pueden subestimar las muertes. Sin embargo, estos resultados son un paso importante para comprender las implicaciones de la mortalidad entre hermanos para los jóvenes de todo el mundo, especialmente en las regiones poco estudiadas.

Los autores añaden que "los hermanos influyen mutuamente en el desarrollo de los demás de manera poderosa, pero sabemos poco acerca de la frecuencia con la que estos lazos íntimos se rompen por la muerte prematura, especialmente en el sur global".

"Encontramos que en muchos países de ingresos bajos y medianos más de un tercio de los jóvenes experimentan la muerte de un hermano durante sus años de formación --añade--, lo que confirma que la pérdida de un hermano es una adversidad muy común en la vida temprana en muchos contextos globales que debe ser reconocida e interrogada".

Contador