Publicado 03/07/2021 07:59CET

Por qué es tan importante que nos queramos más para nuestra salud: con estos 10 tips lo lograrás

Archivo - Mujer sonriendo haciendo un corazón con las manos en la playa.
Archivo - Mujer sonriendo haciendo un corazón con las manos en la playa. - ISTOCK/PIXDELUXE - Archivo

   MADRID, 3 Jul. (EDIZIONES) -

   Quererse, amarse, respetarse, cuidarse, van de la mano con el equilibrio y la paz interior. Se trata de un acto de autoamor que nos predispone más favorablemente a la relación positiva con los demás, y con el mundo; algo que obviamente redunda en nuestro estado de salud. No solo somos cuerpo. Somos cuerpo y mente, y querernos más juega un papel muy importante en este dúo.

   Así, la especialista en Psicología Positiva, Gestión y Desarrollo del Talento, Desarrollo de Habilidades Directivas e Inteligencia Emocional, la psicóloga Laura Chica plantea en ‘Autoamor’ (Aguilar) todas las claves que debemos emprender para querernos más a través de un método para alcanzar el bienestar y el compromiso con uno mismo, para aprender a aceptarnos tal y como somos, sin interferencias de los demás, dejando atrás los prejuicios y siendo amables con nosotros mismos. “Un libro para aprender a escucharse, entenderse y cuidarse”, según defiende.

   Para ello, la MBA por ESESA, Master en Gestión de Recursos Humanos, y también experta universitaria en Criminología y máster en Sexología y Terapia de Parejas crea el concepto de ‘autoamor’, según explica en una entrevista con Infosalus: “En el libro lo he definido como el amor incondicional que sientes por ti mismo. Es respetarte, cuidarte, acompañarte, y amarte profundamente. A eso no nos enseñan, y es desde esa relación de amor con nosotros mismos, desde donde nos relacionamos con los otros”.

   A su juicio el autoamor repercute en nuestra salud porque también es cuidar qué pensamos, sentimos, y a qué nos exponemos de forma continua. “Autoamor es escucharse, reconocerse y actuar de manera favorable para uno mismo y para la propia salud. Afecta a nuestra salud si no cuidamos a qué nos exponemos, si permitimos que las preocupaciones se queden en nuestro mundo de pensamientos que pueden generarnos estados de ansiedad, emociones negativas en función del contexto, con un aumento de cortisol y adrenalina cuando se mantiene en el tiempo”, detalla Chica.

   De hecho, la autora lamenta que hoy en día no nos escuchamos, ni cuidamos lo suficiente: “Necesitamos espacio, tiempo y decisión. Espacio para reconectarnos con nosotros mismos, apagando el ruido externo. Tiempo de calidad y de autocuidado con nosotros mismos. Y decisión: ‘Sí quiero. Todo es importante, y yo también’”.

UN MAPA DE DESARROLLO EN 10 PASOS

   A su vez, para alcanzar la meta deseada, esta psicóloga plantea un modelo basado en 10 elementos, que ha denominado como el ‘Mo­delo 10A’; “un todo que refleja el autoamor en tres dimensiones del ser, cómo me relaciono conmigo, cómo me relaciono con los demás, y cómo me relaciono con la vida”.

   Según defiende, los 10 elementos, trabajados y desarrollados, ayudan a tener un autoamor sano y equilibrado. “Es el camino para ir trabajando ese autoamor tanto para uno mismo como para acompañar como terapeutas, coach o psicólogos a personas que lo quieran desarrollar. Para eso está creado, como una guía o mapa de desarrollo”, sostiene.

   Estos 10 puntos consisten en, según enumera y explica Laura Chica:

   1. Autoconocimiento y autoaceptación incondicional: el primer paso para amarte es conocerte, descubrirte y aceptarte, con tus posibilidades y limitaciones, con tus errores y tu valor. Desde ahí puedes construirlo todo.

   2. Autocuidado y respeto: aprender a sentir qué necesitas, tomar consciencia y permitirte dártelo; cuidar de ti, por dentro y por fuera; respetarte, respetar tus ciclos, aprender a darte tu lugar.

   3. Autocompasión y amor bondadoso: aprender a amarte cuando no te ames; a cuidar de ti cuando te necesites, con el amor y compasión con el que cuidarías a alguien que te necesita

   4. Autovalidación emocional: cómo te relacionas con tus emociones, desde el rechazo o negación, o desde la aceptación y gestión positiva; la gestión emocional es clave para aceptar lo que sientes, validarlo, y desde ahí, aceptarte y amarte.

   5. Afirmación de tu cuerpo y tu sexualidad: autoafirmación de ti mismo a través de la aceptación de tu cuerpo y de tu sexualidad; aceptar tu cuerpo como es, vivir tu cuerpo y tu sexualidad, amarte como eres.

   6. Autoconfianza y autoliderazgo: conocerte es también aprender a confiar en ti, conocer tus fortalezas y recursos personales, y sentir que lideras tu vida.

   7. Autovaloración y gratitud: sentir dentro de ti el valor que tienes, sentirte merecedora de amor y de éxito; relacionarte desde la seguridad; desarrollar una mirada de admiración y gratitud hacia ti misma y tu historia.

   8. Alma y esencia: sentirte conectada con tu alma, tu espiritualidad, tu ser; confiar en tu intuición, en tu sabiduría y tus tiempos

   9. Asertividad y relaciones sanas: ser fiel a ti, establecer límites sanos en tus relaciones y aprender a relacionarte desde el respeto a vivir, vivir relaciones equilibradas y sanas donde puedas expresar lo que necesitas y encuentres espacio para ti; compasión y amor por los demás.

10. Actitud ante la vida: relacionarte con la vida desde el amor a ti, con plenitud, actitud positiva, esperanza, optimismo, y confianza para vivir con mayor bienestar y felicidad.

   “Desde el autoamor la actitud ante la vida es más positiva porque te relacionas desde el amor y no desde la carencia o la comparación. Con este modelo puedes valorar cada una de las partes, reconocer cuánto de cada elemento vive en ti, cuál más, cuál menos, y ubicarte en tu propio mapa de desarrollo para poder comenzar a caminar”, sentencia Laura Chica.