Taichí, yoga, ping-pong, golf, o incluso las sevillanas, contra la pérdida de equilibrio

Archivo - Taichí.
Archivo - Taichí. - DIAMOND DOGS/ISTOCK - Archivo
Publicado: sábado, 8 junio 2024 7:59

   MADRID, 8 Jun. (EDIZIONES) -

   El equilibrio es un sentido, al igual que lo es la audición, y se encarga de mantener el cuerpo orientado en el espacio, tanto sentado, como de pie o caminando. Es decir, permite mantener el cuerpo en una determinada posición evitando que caigamos al suelo.

   "Algunos autores lo llaman ‘el sexto sentido’", según destaca en una entrevista con Infosalus el doctor Juan Manuel Espinosa, vocal de la comisión de Otoneurología de la SEORL-CCC, y coordinador de la Unidad de Otoneurología del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, así como profesor asociado del departamento de Cirugía y sus Especialidades de la Universidad de Granada.

   Así, le pedimos que nos explique dónde se ‘fabrica’ el equilibrio en nuestro cuerpo y nos explica que su mantenimiento depende de la información sensorial que llega al cerebro: "Esta información procede del oído interno, de la visión, y de unos receptores que tenemos en los músculos del esqueleto y en las articulaciones. Hemos de tener en cuenta que en el oído interno se encuentran tanto el receptor de la audición, como los receptores sensoriales que se encargan del equilibrio".

   Con ello, según prosigue este otorrinolaringólogo, toda esta información es procesada en el sistema nervioso central dando lugar básicamente a dos tipos de reflejos: "Unos se encargan de mantener las imágenes de nuestro entorno estables en la retina mientras nos movemos; mientras que otros reflejos son responsables de mantener el tono de los músculos a los que antes me refería y que permiten el control postural".

POR QUÉ PERDEMOS EQUILIBRIO

   El doctor Espinosa mantiene que si este sistema no funcionase correctamente podríamos tener la sensación de que nuestro cuerpo o los objetos que nos rodean se mueven, sin que realmente se estén moviendo; o bien podríamos perder el equilibrio y caer al suelo, por ejemplo.

   Ahora bien, el equilibrio que tenemos a los 20 años no es el mismo que tenemos a los 60, ni a los 80 años. ¿Es cierto que perdemos equilibrio con la edad? Este experto sostiene que con la edad, al igual que envejecen otras partes del cuerpo, como ocurre con la vista y perdemos visión, también el oído interno envejece, dando lugar a una pérdida de audición o pérdida de equilibrio, siendo la primera la más frecuente.

   Aquí recuerda Espinosa que una de las causas más frecuentes de desequilibrio, especialmente en mayores, es el vértigo posicional paroxístico benigno o VPPB. "Es un proceso benigno. Se debe a que se descolocan unos cristales de calcio dentro del oído interno. Esto habitualmente causa vértigo, con sensación de giro de objetos al adoptar determinadas posiciones. Sin embargo, en personas mayores es frecuente que no sólo ocasione vértigo, sino también desequilibrio", explica.

   Ahora bien, sí resalta este miembro de la SEORL-CCC que la noticia buena es que el VPPB tiene un tratamiento "muy sencillo y eficaz", mediante unas maniobras que el otorrinolaringólogo realiza en la propia consulta para recolocar esos cristales de calcio.

CUIDADO CON LAS BENZODIACEPINAS

   Cuenta que recientemente han realizado en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, donde él es coordinador de la Unidad de Otoneurología, un estudio en el que han encontrado unos resultados "muy relevantes": "Se sabe que España es, desafortunadamente, uno de los países del mundo en el que se consumen más benzodiacepinas, un grupo de fármacos empleados para la ansiedad o el insomnio, entre los que se encuentran medicamentos tan conocidos como el ‘diazepam’".

   En este sentido, resalta que los datos indican que un 15% de la población general española tiene prescrito un medicamento de este tipo durante más de 3 meses. "Pues bien, nuestro estudio ha revelado que este porcentaje es más del doble en aquellos pacientes que refieren mareo o inestabilidad persistente. Es decir, existe una asociación entre el consumo crónico de benzodiacepinas y los trastornos del equilibrio", advierte el miembro de la SEORL-CCC.

   Es por ello por lo que este doctor lanza el consejo de evitar el uso prolongado de estos fármacos en pacientes que ya de por sí tienen mareo, especialmente si son mayores, pues estos medicamentos aumentan el riesgo de caídas, las cuales tienen una elevada morbimortalidad.

QUÉ HACER EN EL DÍA A DÍA DESDE CASA A NIVEL PREVENTIVO

   Con todo ello, y a la hora de prevenir la pérdida de equilibrio fruto de la edad, este otorrinolaringólogo considera que es importante mantenerse activo y llevar hábitos de vida saludable, como por ejemplo, simplemente, el caminar una hora diaria.

   "Si hablamos de ejercicios recomiendo especialmente la práctica del taichi, también algunas posturas de yoga, deportes concretos como el ping-pong o el golf, o incluso bailes como las sevillanas", afirma este experto del Hospital Virgen de las Nieves.

   Eso sí, dado que la pérdida de equilibrio puede deberse a causas muy diversas, se precisa un estudio por parte de un otorrinolaringólogo para determinar dónde radica el problema, tal y como afirma.

   "Una vez establecida la causa se puede determinar la mejor forma de abordar el problema. A menudo indicamos ejercicios de rehabilitación vestibular, que pueden realizarse en el domicilio del paciente o bien en el hospital, siendo necesario a veces emplear sofisticados sistemas computadorizados", añade el doctor Juan Manuel Espinosa, vocal de la comisión de Otoneurología de la SEORL-CCC.

Contador