Publicado 26/04/2022 07:20

Los suplementos de calcio parece empeorar la valvulopatía cardíaca

Archivo - Corazón
Archivo - Corazón - PEEPO/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los suplementos de calcio, que se administran con frecuencia a las personas mayores para reducir el riesgo de osteoporosis y fracturas, están relacionados con un mayor riesgo de muerte entre quienes padecen estenosis de la válvula aórtica, una enfermedad progresiva y potencialmente mortal, según una investigación publicada en línea en la revista 'Heart'.

Es más, estos suplementos parecen empeorar la enfermedad, que es la forma más común de valvulopatía cardíaca en los adultos del mundo desarrollado, independientemente de que se combinen o no con vitamina D, según los resultados.

La estenosis aórtica se produce cuando la válvula aórtica, la principal válvula de salida del corazón, se endurece y se estrecha. Esto significa que ya no puede abrirse por completo, reduciendo o bloqueando el flujo sanguíneo del corazón a la arteria principal (aorta) y al resto del cuerpo.

El único tratamiento eficaz es la sustitución de la válvula defectuosa, un procedimiento conocido como RVA (sustitución de la válvula aórtica).

La asociación entre la dieta y los suplementos de calcio o vitamina D con el riesgo de enfermedades cardiovasculares y la muerte es muy discutida. Sin embargo, las pruebas sobre su seguridad proceden en su mayoría de estudios con animales, y la prescripción de ambos suplementos ha aumentado considerablemente en los últimos años, sobre todo entre las mujeres posmenopáusicas, señalan los investigadores.

Querían ver qué impacto potencial podrían tener estos suplementos en la muerte por cualquier causa y por enfermedad cardiovascular, la necesidad de RVA, así como la progresión de la estenosis aórtica entre las personas mayores.

Para ello, realizaron un seguimiento de la salud cardíaca de 2.657 pacientes (con una edad media de 74 años; 42% mujeres) con estenosis aórtica de leve a moderada entre 2008 y 2018: el periodo medio de seguimiento fue de más de 5,5 años.

Los participantes se dividieron en los que no tomaban ningún suplemento (1292;49%), los que tomaban suplementos de vitamina D solos (332;12%) y los que recibían suplementos de calcio más o menos vitamina D (1033;39%),115 de los cuales solo tomaban un suplemento de calcio.

Los que tomaban suplementos tenían un número significativamente mayor de diabetes y enfermedades coronarias que los que no tomaban suplementos. También era más probable que tomaran estatinas, warfarina y aglutinantes de fósforo (para limitar la absorción de fósforo), que se hubieran sometido a un injerto de bypass coronario y que necesitaran diálisis renal.

Durante el periodo de seguimiento, murieron 540 (20,5%) personas: 150 murieron de enfermedades cardiovasculares, 155 de otras causas y 235 de causas desconocidas. Y a 774 (29%) personas se les sustituyó la válvula aórtica. Más de un tercio de las personas de cada grupo desarrollaron una estenosis aórtica grave al cabo de 5 años.

El suplemento de vitamina D por sí solo no parecía afectar a la supervivencia. Pero el suplemento de calcio más vitamina D se asoció a un riesgo significativamente mayor (31%) de muerte por cualquier causa y a una duplicación del riesgo de muerte cardiovascular. Y se asoció a un riesgo 48% mayor de RVA en comparación con los que no tomaban suplementos.

Los suplementos de calcio por sí solos también se asociaron a un mayor riesgo de muerte por cualquier causa (24%) y a un riesgo casi triple de RVA. Y los riesgos de muerte por cualquier causa y por enfermedad cardiovascular también fueron mayores entre los que tomaban suplementos de calcio y no se les había sustituido la válvula aórtica.

Se trata de un estudio observacional, por lo que no puede establecer la causa. Los que tomaban suplementos también presentaban más factores de riesgo de enfermedad cardíaca y muerte que los que no lo hacían y no se evaluaron las cantidades de ingesta de calcio procedentes de la dieta y de los suplementos.

Sin embargo, los investigadores concluyen que, "reforzado por el gran tamaño de la muestra y el prolongado período de seguimiento, nuestro estudio sugiere que la administración de suplementos de calcio no confiere ningún beneficio cardiovascular y que, en cambio, puede reflejar un riesgo general elevado de RVA y mortalidad, especialmente en quienes no se someten a RVA".

En un editorial vinculado, la profesora Jutta Bergler-Klein, de la Universidad de Medicina de Viena (Austria), señala que cada año se gastan miles de millones de dólares en suplementos vitamínicos y minerales para las personas mayores en la creencia de que éstos benefician la salud.

Pero tal vez haya que replantearse las cosas, al menos en lo que respecta a los suplementos de calcio, sugiere, y añade que los resultados del estudio deberían hacer reflexionar a los médicos que tratan la osteoporosis en personas con enfermedades cardíacas.

"En pacientes con estenosis aórtica calcificada y con alto riesgo de enfermedad cardiovascular, el presente estudio se suma a la evidencia de que los suplementos de calcio continuos a largo plazo deben evitarse, si no son obligatorios", escribe.