Publicado 30/06/2022 08:18

Estas son las 7 sencillas recomendaciones para evitar la enfermedad vascular

Archivo - Blood vessels on black background
Archivo - Blood vessels on black background - INOK/ ISTOCK - Archivo

   MADRID, 30 Jun. (EDIZIONES) -

   En gran parte de nuestras ocasiones está en nuestra mano el prevenir enfermedades. En España, la primera causa de muerte es la enfermedad vascular (EV), una enfermedad crónica que afecta a los vasos de todo el sistema circulatorio, por donde llega la sangre a todo el cuerpo, y sobre todo al corazón, al cerebro, al riñón, y a las arterias periféricas.

   Según apuntan desde la Asociación Madrileña de Riesgo y Enfermedad Vascular en la Comunidad de Madrid (AMAREVA) de reciente creación, la EV es el origen de 17,3 millones de muertes al año a nivel mundial, relacionándose el 85% de ellas con enfermedad arteriosclerótica, incluyendo la enfermedad coronaria, la enfermedad arterial periférica y la patología cerebrovascular o ictus.

   Pero no queda ahí la cosa porque las previsiones futuras prevén un incremento de estas cifras determinado fundamentalmente por el envejecimiento de la población. Por tanto, si envejecemos mejor, de una forma más saludable, estaremos previniendo igualmente la EV.

   Por ello entrevistamos en Infosalus a una experta en esta materia, a la doctora Teresa Mantilla Morató, vicepresidenta de AMAREVA y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria del Centro de salud Universitario Prosperidad (Madrid) quien precisa en este sentido que en España, según los últimos datos registrados por el INE de 2020, las enfermedades vasculares son la primera causa de muerte en España, una mortalidad por enfermedades del sistema circulatorio del 24,3%, siendo a su vez la primera causa de mortalidad en mujeres, y la segunda en hombres.

   Siempre hemos pensado que las EV son más frecuentes en los hombres, pero esto no es así tal y como demuestran los datos anteriores. ¿Cuál es la razón que lo explicaría? Esta especialista explica que en la mujer los estrógenos protegen hasta la menopausia, igualándose el riesgo con los hombres posteriormente.

   "Aun así, el riesgo de algunas mujeres comienza mucho antes ya que hay otros factores como los antecedentes de diabetes gestacional, el ovario poliquístico, la menopausia precoz, o las enfermedades autoinmunes, que aumentan el riesgo de padecer EV", advierte.

   Con la edad, esta doctora indica que los vasos se vuelven más rígidos, se van engrosando con depósitos de grasas, de células inflamatorias, y de otros tejidos que dan lugar a una placa de ateroma.

   "La arteriosclerosis afecta a muchas arterias en diferentes lugares del organismo, dando lugar a una u otra enfermedad, según donde esté el vaso afectado, por ejemplo: afectación arterias del corazón puede dar lugar a un infarto, a una angina o a la muerte súbita; la afectación cerebral puede dar lugar a un ictus; mientras que la afectación de las arterias de las piernas dará lugar a una enfermedad arterial periférica", apostilla la doctora Mantilla.

PREVENCIÓN Y RECOMENDACION

   Con ello, insiste la miembro de AMAREVA, la prevención es un pilar fundamental para disminuir la mortalidad, la morbilidad, así como el gasto sanitario derivado de las enfermedades vasculares. "Hay que actuar antes de presentar la EV con recomendaciones y actividades en la población general; y una vez que se ha sufrido un evento vascular, con el tratamiento y rehabilitación", aclara.

   En la actualidad, esta doctora sostiene que el sobrepeso y la obesidad en niños, así como el sedentarismo son dos factores de riesgo sobre los que hay que actuar para prevenir en el futuro padecer una patología de estas características.

   Así, la doctora Mantilla resalta que las recomendaciones generales se basan en hábitos y en seguir un estilo de vida saludable, destacando la dieta y la actividad física.

   ·En España, volver a la dieta mediterránea ha demostrado la disminución de las EV. La Sociedad española de Arteriosclerosis ha realizado unas recomendaciones en 2022 para el control global del riesgo vascular, donde destaca el consumo de frutas, de verduras, de legumbres, de pescado, y de frutos secos, disminuyendo el consumo de bebidas azucaradas, de alimentos procesados, y de sal. Es decir, una alimentación con mayor cantidad de productos frescos y de temporada, evitando las modas, utilizando alimentos básicos de la cocina española.

   ·Favorecer la realización de actividad física adaptada para cada persona, moderada y diaria, (entre 150-300 minutos a la semana) conlleva un gasto de energía y protege de las EV.

   ·Disminuir el sedentarismo, por ejemplo, utilizando transporte público, subiendo las escaleras de casa, o del metro, evitando largo periodos con tabletas u ordenadores. Para ello es fundamental la educación en los colegios.

   ·El control de los factores de riesgo: hipertensión, diabetes mellitus, hipercolesterolemia, consumo de tabaco, obesidad, y antecedentes familiares de EV precoz deben evaluarse conjuntamente con su médico y calcular el riesgo cardiovascular que presenta.

   ·Abandono del consumo de tabaco, incluidos los cigarrillos electrónicos y el tabaquismo pasivo. Evitar el consumo de alcohol, sobre todo el consumo intensivo los fines de semana.

   ·Si precisa tratamiento farmacológico, el seguimiento y la adherencia al mismo son fundamentales. El colesterol elevado, la presión arterial no controlada, la diabetes mellitus, la enfermedad renal crónica, y haber sufrido un evento vascular indicará si precisa tratamiento farmacológico explicando el motivo y los beneficios, y dejando claro cuál es el objetivo óptimo para esa persona.

   ·A nivel poblacional, las modificaciones en los hábitos y estilo de vida son fundamentales. Fomentando hábitos saludables en los colegios, en el lugar de trabajo, así como en los medios de comunicación, en las redes sociales, etiquetado de los alimentos; y sin olvidar las políticas gubernamentales como la legislación en alimentación saludable, o bien unos entornos que faciliten la actividad física, al tiempo que disminuir la contaminación ambiental.