Qué son las atelectasias o disminución de aire en los pulmones

Actualizado 28/11/2017 8:35:42 CET
Pulmones
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / YODIYIM

   MADRID, 28 Nov. (EDIZIONES) -

   La atelectasia se produce ante el colapso de una parte o, con menor frecuencia, de todo el pulmón. En concreto, se genera una disminución de aire en el contenido de los pulmones asociada a una reducción del volumen pulmonar. La atelectasia es causada por una obstrucción de las vías aéreas (bronquios o bronquiolos) o por presión en la parte externa del pulmón.

   En concreto, es diferente de otro tipo de colapso pulmonar, del neumotórax, que se produce cuando el aire se escapa de los pulmones. La atelectasia es la disminución de aire en los pulmones con pérdida de volumen del pulmón afecto, mientras que el neumotórax es la presencia de aire en la pleura, explica a Infosalus.com el especialista en neumología del Hospital Universitario La Paz, Rodolfo Álvarez-Sala Walther.

   Según aclara, la pleura es la capa que envuelve a los pulmones y tiene dos hojas: una más interna totalmente pegada a los pulmones y otra más externa que está adherida a la pared torácica, al diafragma en su región inferior y al mediastino en su parte medial. "Por tanto, dos entidades completamente diferentes, una afecta al pulmón (atelectasia) y otra a la pleura (neumotórax)", sentencia.

   La atelectasia suele ser común después de cirugía o en pacientes que han estado hospitalizados. No suelen dar síntomas por lo que lo habitual es que se descubran al practicarse una radiografía de tórax. "Con esta patología los vasos y los bronquios del lóbulo pulmonar implicado están apiñados (el pulmón derecho tiene tres lóbulos: superior, medio e inferior; y el pulmón izquierdo consta de dos lóbulos: superior e inferior)", añade.

   El también miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) apunta entre las principales causas de esta patología a tumores benignos y malignos, o a tapones de moco o cuerpos extraños dentro del bronquio, así como a cicatrices bronquiales (por fibrosis pulmonar, por tuberculosis antiguas, por ejemplo), o por disminución del surfactante pulmonar.

El especialista precisa en este contexto que hay diferentes tipos de atelectasia:

   - Obstructiva: por tapones de moco o tumores dentro del bronquio.

   - Pasiva: por compresión del pulmón por patología en la pleura, por ejemplo neumotórax (aire en la pleura que es la capa que envuelve a los pulmones) o bien derrame pleural (líquido en la pleura).

   - Cicatricial: por cicatrices en los bronquios como por ejemplo una tuberculosis antigua o una fibrosis pulmonar.

   - Adhesiva: por disminución del surfactante pulmonar (sustancia proteica que recurre a los alvéolos y que impide su colapso o cierre). Sucede, sobre todo, en el 'distres' respiratorio del niño.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

   Álvarez-Sala Walther precisa que el diagnóstico suele hacerse con una radiografía de tórax, pues, en muchas ocasiones, las atelectasias no generan síntomas en los enfermos. "En la radiografía de tórax se aprecia un aumento de densidad en la zona alterada con desplazamiento de las cisuras y de las estructuras adyacentes, la tráquea (en casos de atelectasias de los lóbulos superiores), los hilios pulmonares, el mediastino o, incluso, el diafragma (si se ven involucrados los lóbulos inferiores). A veces se puede detectar una hiperinsuflación (más aire) en los lóbulos pulmonares restantes", aprecia el experto.

   Asimismo, resalta que la tomografía computarizada del tórax puede ayudar, además, a encontrar la causa de la atelectasia. "Cuando se sospecha de una lesión dentro del bronquio la prueba diagnóstica clave es la broncoscopia, ya que permite ver los bronquios por dentro y recoger muestras o tomar biopsias bronquiales", agrega.

   El neumólogo de la SEPAR destaca que la atelectasia no es una enfermedad propiamente dicha, por lo que no tiene tratamiento específico. "Hay que valorar la causa e intentar tratarla. Así por ejemplo en el caso de un tumor (cirugía, quimioterapia, radioterapia,por ejemplo), de un cuerpo extraño (extracción del mismo con broncoscopia), de tapones de moco (aspiraciones del árbol bronquial).

   A su juicio, puede ser peligrosa en los enfermos fumadores, ya que la aparición de una atelectasia en la radiografía de tórax debe hacer sospechar la existencia de un cáncer en el interior del bronquio afectado. "Las atelectasias múltiples por tapones de moco en los enfermos graves (generalmente ingresados en los servicios de Medicina Intensiva) pueden alterar el normal intercambio de gases en los pulmones y desencadenar una insuficiencia respiratoria que comprometa la vida del paciente", agrega.

   Sobre quién tiene mayor tendencia a padecerla, Álvarez-Sala Walther sostiene que hay que vigilar especialmente a las personas muy fumadoras en riesgo de cáncer de pulmón, pues una atelectasia puede estar indicando que se ha desarrollado un carcinoma maligno dentro del bronquio. En cambio, precisa que las atelectasias por tapones de moco son frecuentes en los enfermos que están ingresados en las unidades de críticos.