Con solo 30 minutos de ejercicio se aumenta la proporción de glóbulos blancos, que ayudan a combatir el cáncer de mama

Archivo - Mujer atándose las zapatillas de deporte.
Archivo - Mujer atándose las zapatillas de deporte. - PEOPLEIMAGES/ISTOCK - Archivo
Publicado: lunes, 8 julio 2024 17:28

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo pequeño estudio finlandés de la Universidad de Turku muestra que ya 30 minutos de ejercicio puede aumentar la proporción de glóbulos blancos que destruyen tumores en el torrente sanguíneo de pacientes con cáncer de mama.

Los glóbulos blancos, las células de nuestro sistema inmunológico, luchan contra el cáncer, las bacterias y los virus. Sin embargo, no todos los glóbulos blancos destruyen las células cancerosas y algunos incluso pueden promover el crecimiento del cáncer.

Los tipos de células más importantes que destruyen las células cancerosas son las células T citotóxicas y las células asesinas naturales. Los tipos de células que apoyan el crecimiento del cáncer incluyen, por ejemplo, las células T reguladoras y las células supresoras derivadas de la mieloides.

"El equilibrio de los diferentes tipos de glóbulos blancos determina si el sistema inmunitario actúa para destruir el cáncer o para apoyarlo. Si en la zona del tumor hay más células que destruyen el cáncer que células que lo promueven, el cuerpo es más capaz de combatirlo", afirma la autora principal, la investigadora doctoral Tiia Koivula de la Universidad de Turku (Finlandia).

En el estudio participaron veinte pacientes con cáncer de mama que acababan de ser diagnosticadas y, por lo tanto, todavía no habían comenzado sus tratamientos oncológicos. Durante el estudio, las pacientes pedalearon en una bicicleta ergométrica durante 30 minutos con una resistencia elegida por ellas mismas. Se tomaron muestras de sangre de las pacientes en reposo antes del pedaleo, durante el ejercicio y después del ejercicio.

Se analizaron muestras de sangre para calcular la cantidad de diferentes tipos de glóbulos blancos y se compararon las cantidades medidas durante el ejercicio con las obtenidas en reposo. Durante el ejercicio, la cantidad de varios tipos diferentes de glóbulos blancos aumentó en el torrente sanguíneo.

La cantidad de células T citotóxicas que destruyen el cáncer y células asesinas naturales fue la que más aumentó. Por otro lado, la cantidad de células T reguladoras que promueven el cáncer y células supresoras derivadas de mieloides no varió. Los investigadores también examinaron las proporciones de diferentes tipos de glóbulos blancos en relación con el recuento total de glóbulos blancos y descubrieron que la proporción de células asesinas naturales aumentó significativamente, mientras que la proporción de células supresoras derivadas de mieloides disminuyó.

"Hemos descubierto que durante el ejercicio aumenta la cantidad y la proporción de células que destruyen el cáncer en el torrente sanguíneo, mientras que la proporción de células que lo promueven se mantiene igual o disminuye. Sin embargo, todavía no está claro si estos cambios observados en el torrente sanguíneo también provocan cambios en el recuento de glóbulos blancos en la zona del tumor", afirma Koivula.

"En este estudio se observó que la cantidad de casi todos los tipos de glóbulos blancos descendió hasta los valores de reposo una hora después del ejercicio. Con los conocimientos actuales, no podemos decir a dónde van los glóbulos blancos después del ejercicio, pero en estudios preclínicos se ha visto que las células que destruyen el cáncer migran a la zona del tumor", afirma.

Los investigadores también analizaron si los diferentes tipos de cáncer de mama afectan a las respuestas de los glóbulos blancos al ejercicio. Los investigadores descubrieron que cuanto mayor era el tumor, menos aumentaba el número de células asesinas naturales y, si el cáncer de mama era positivo para el receptor de estrógeno y/o progesterona, el número de células T citotóxicas aumentaba menos que en los cánceres negativos para el receptor de hormonas.

"En nuestro estudio anterior, encontramos pequeños indicios de que el tipo de cáncer de mama podría afectar a los efectos del ejercicio sobre los glóbulos blancos, por lo que queríamos investigar más a fondo. Sin embargo, las correlaciones que encontramos no fueron muy fuertes y, por lo tanto, no se pueden sacar conclusiones definitivas de los resultados. Según los conocimientos actuales, hacer ejercicio es beneficioso para todos los pacientes con cáncer, y nuestro estudio reciente respalda esta idea", concluye Koivula.

Contador

Leer más acerca de: