Publicado 04/06/2021 11:32CET

SEPAR avisa de que el cambio climático causa 250.000 muertes al año y afecta a las enfermedades respiratorias

Archivo - Asma.
Archivo - Asma. - ISTOCK - Archivo

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha avisado de que cada año el cambio climático provoca 250.000 muertes en el mundo, el tiene especial influencia en las enfermedades respiratorias, por lo que ha asegurado que luchará con el "mismo ahínco que contra el tabaquismo".

Esta estimación del impacto del cambio climático en la salud se calcula por múltiples vías, de las cuales la más conocida es la infecciosa, derivada del desplazamiento de vectores debido al calentamiento global, debido a los cuales se producen brotes de malaria, hantavirus, dengue, zika o chikungunya.

"Asimismo, el aumento de lluvias torrenciales aumenta el agua estancada, junto al aumento de las temperaturas, lo que ocasiona brotes de enfermedades diarreicas. Pero el impacto va más allá y también las enfermedades alérgicas, las psiquiátricas, la desnutrición y las migraciones, que conllevan un impacto en la salud, son otras consecuencias nocivas asociadas al cambio climático", ha señalado el neumólogo y presidente de SEPAR, Carlos Andrés Jimenez-Ruiz.

Asimismo, la neumóloga y coordinadora del Año SEPAR 2020-2021 por la calidad del aire, cambio climático y salud, Isabel Urrutia, ha recordado que los cambios bruscos en la temperatura están directamente relacionados con la morbilidad y la mortalidad en enfermedades respiratorias tan comunes como el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

También se ha demostrado que no solo el frío es responsable del aumento de mortalidad, sino que los días con calor extremo están también relacionados con la mortalidad respiratoria por neumonía o EPOC. "La polución del aire es "otro de los factores que se ve agravado por el cambio climático y está bien demostrado que la exposición a material particulado influenciado por el cambio climático se asocia a síntomas respiratorios, peor función pulmonar, empeoramiento del asma y desarrollo de bronquitis crónica e, incluso, puede aumentar el riesgo de sensibilización atópica o exacerbar los síntomas de los ya atópicos," ha apostillado Urrutia.

EL PAPEL DE LOS ESPECIALISTAS EN SALUD RESPIRATORIA

Tanto la Sociedad Europea de Respiratorio (ERS) como SEPAR admiten que los especialistas en enfermedades respiratorias tienen una responsabilidad frente al cambio climático. "Los especialistas en respiratorio tenemos tanta responsabilidad en la lucha contra el calentamiento global como la que siempre hemos sostenido contra el tabaquismo. SEPAR siempre ha tenido el medioambiente como una prioridad", ha detallado Jiménez.
.

Fruto de ello, añade, es el área de enfermedades respiratorias de origen ocupacional y medioambiental, desde la que ha impulsado multitud de iniciativas a favor de un planeta más sostenible y en contra de la contaminación ambiental. "Pero debemos redoblar nuestros esfuerzos en esta dirección y seguir luchando con el mismo ahínco que contra el tabaquismo. Prueba de ello es la iniciativa 'Año SEPAR por la Calidad del Aire. Cambio Climático y Salud' que está sirviendo para incrementar la sensibilidad de la población general española en este tema", ha argumentado.

Finalmente, la organización ha informado de que va a animar a sus socios a utilizar medios de transporte con bajas emisiones en carbono o ser conscientes de los costes medioambientales que suponen las reuniones y congresos; y recomienda fomentar la concienciación a los enfermos en las consultas con el consejo médico, animar a los mismos a la economía circular y estimular el reciclaje de dispositivos.

En los ámbitos social y político, SEPAR va a asumir su papel de liderazgo en la concienciación y divulgación a la sociedad general sobre los perjuicios del cambio climático y también para concienciar a la administración sanitaria de la importancia de pasar a la acción.

Contador