Publicado 18/11/2021 13:43CET

SEIMC clama ante la amenaza que suponen las resistencias bacterianas para la salud pública mundial

Archivo - La resistencia a los antibióticos hace que cada año pierdan la vida más de 25.000 personas en todo el mundo a causa de infecciones bacterianas.
Archivo - La resistencia a los antibióticos hace que cada año pierdan la vida más de 25.000 personas en todo el mundo a causa de infecciones bacterianas. - URV - Archivo

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha realizado un llamamiento para concienciar sobre la amenaza que representan las resistencias bacterianas, con motivo de la celebración este jueves del Día Europeo del Uso Prudente del Antibiótico.

En este sentido, la organización insiste en que la crisis de los antibióticos se ha instalado de "forma lenta y progresiva" hasta convertirse en una amenaza para la salud pública mundial y añade que en los hospitales son cada vez más frecuentes los ingresos de pacientes con infecciones graves producidas por bacterias multirresistentes (BMR).

De seguir así, prevén que las estimaciones sean "aterradoras" porque "en el 2050 estas infecciones producirán más muertes que el cáncer". Así se ha puesto de manifiesto en una jornada virtual moderada por el director de la unidad de Enfermedades Infecciosas, Microbiología y Medicina Preventiva del Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla), José Miguel Cisneros.

Para hacer frente a esta crisis, la SEIMC ha recalcado que hay dos medidas clave que se deben llevar a cabo, como la formación y la investigación. Uno de estos ejemplos, según ha manifestado el investigador del Grupo de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico de Zaragoza, José Ramón Paño, los Programas de Optimización de Antimicrobianos se han convertido en una herramienta clave y útil, debido a que mejoran el uso de antibióticos.

"Para ello, es imprescindible el apoyo institucional con financiación para pagar el tiempo que la formación requiere, y para incorporar los avances del diagnóstico microbiológico precoz", ha comentado.

El estudio de las resistencias bacterianas es crucial en un Servicio de Microbiología, ha precisado la jefe clínico de Bacteriología y Micología en el Servicio de Microbiología del Hospital Vall d'Hebron, Nieves Larrosa, que ha reconocido que una de las tareas fundamentales del microbiólogo es la de vigilar la tendencia a la resistencia de determinados microorganismos clave e informar al resto de profesionales de estos datos para que puedan conocer su epidemiología local y adecuar protocolos y tratamientos.

"Uno de los principales aspectos que se ha tenido en cuenta es la necesidad de tener un conocimiento y una práctica suficiente en el manejo de esta medicación, debido al hecho que estos tratamientos pueden ser prescritos por distintos especialistas, por ello es muy
importante aumentar y mejorar la formación de todos aquellos profesionales que tengan la responsabilidad de prescribir antibióticos", ha destacado Paño.

Al respecto, el jefe de Sección Farmacología del Hospital del Mar - Parc de Salut Mar, Santiago Grau, ha lamentado que la prescripción por parte de todo tipo de facultativos, "algunos de ellos no dedicados al área de la medicina infecciosa", supone un riesgo para la correcta prescripción de estos fármacos y para el incremento de las resistencias.

En definitiva, los expertos han subrayado que se debe asumir que la complejidad de la prescripción de antibióticos es creciente mientras que la resistencia antimicrobiana aumenta dicha complejidad, lo que obliga a la formación de expertos en esta área.

Contador