LA SEdO advierte de que el tabaco puede sabotear el tratamiento de ortodoncia

Archivo - Ortodoncia invisible o brackets.
Archivo - Ortodoncia invisible o brackets. - RYANKING999/ISTOCK - Archivo
Publicado: viernes, 31 mayo 2024 17:06

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEdO) ha alertadado, con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que fumar puede ser uno de sus peores enemigos para el tratamiento de ortondoncia.

En consonancia con el lema de su última campaña, #SonríeSeguro, la SEdO subraya la importancia de la supervisión profesional y segura en ortodoncia, y destaca cómo el consumo de tabaco puede comprometer seriamente los resultados deseados.

Mientras muchos pacientes invierten en tratamientos de ortodoncia con la esperanza de lograr mejoras estéticas significativas, a menudo subestiman el impacto negativo que el tabaco puede tener en este proceso, advierten.

"El consumo de tabaco no solo provoca manchas visibles y el deterioro general de los dientes, sino que también afecta negativamente a la circulación sanguínea y la capacidad regenerativa de los tejidos bucales", recuerda el presidente de la SEdO, el Dr. Juan Carlos Pérez Varela.

Estos efectos sistémicos del tabaco reducen la eficiencia con la que los dientes pueden moverse a sus nuevas posiciones y prolongan el tiempo necesario para completar el tratamiento ortodóntico. Además, el tabaco incrementa el riesgo de reabsorción radicular, un proceso en el que las raíces de los dientes se debilitan o reducen durante el tratamiento de ortodoncia.

Esta complicación puede comprometer la estabilidad a largo plazo de los resultados del tratamiento, llevando a una movilidad dental incrementada que puede requerir intervenciones adicionales o incluso tratamientos correctivos más invasivos.

El impacto del tabaco en la eficacia de los tratamientos de ortodoncia es profundamente negativo y multifacético, alertan. Al fumar, se compromete la respuesta inmunológica y de cicatrización de los tejidos orales, lo cual es crucial durante el reajuste dental. Este compromiso puede conducir a una serie de complicaciones serias, tales como infecciones en las encías y problemas de cicatrización post-ajuste de los aparatos ortodónticos.

"Estas condiciones no solo son dolorosas y complican el tratamiento, sino que también pueden prolongar significativamente la duración del mismo", advierte el Dr. Pérez Varela. Además, el tabaco está estrechamente vinculado con el desarrollo de enfermedades periodontales, una de las principales causas de pérdida dental en adultos.

Las enfermedades periodontales afectan a los tejidos que rodean y sostienen los dientes, incluyendo las encías y el hueso alveolar. En un paciente que está recibiendo tratamiento de ortodoncia, la presencia de enfermedad periodontal puede debilitar estos tejidos de soporte, comprometiendo la estabilidad de los dientes una vez reubicados y aumentando el riesgo de pérdida dental a largo plazo.

Asimismo, el flujo sanguíneo reducido en los tejidos bucales debido al consumo de tabaco disminuye la capacidad del cuerpo para combatir infecciones y sanar, lo que puede afectar la salud oral general y retrasar aún más los progresos del tratamiento ortodóncico.

"Por lo tanto, el tabaquismo no solo afecta negativamente la estética dental y la función masticatoria, sino que también incrementa el riesgo de complicaciones serias que pueden tener consecuencias duraderas en la salud oral y general del paciente", resume el presidente de la SEdO.

CONSEJOS PARA UN TRATAMIENTO EXITOSO

Para garantizar el éxito de un tratamiento de ortodoncia y maximizar su efectividad, desde la SEdO se aconseja con firmeza a los pacientes que consideren abandonar el hábito del tabaco.

Aseguran que dejar de fumar no solo favorece la eficacia del tratamiento ortodóncico al mejorar la respuesta de los tejidos al mismo, sino que también tiene un impacto positivo y directo en la salud general de las encías y el tejido bucal.

Al renunciar al tabaco, se observa una mejora en la circulación sanguínea a nivel bucal, lo que facilita una mejor oxigenación y nutrición de los tejidos, esencial para la cicatrización y la regeneración. Además, se reduce significativamente el riesgo de desarrollar enfermedades periodontales, infecciones y otras complicaciones asociadas tanto con el tabaco como con los movimientos dentales propios de la ortodoncia.

En este sentido, desde la Sociedad instan a los pacientes a considerar su tratamiento de ortodoncia como una oportunidad para adoptar un estilo de vida más saludable, comenzando por eliminar el tabaquismo.

Además, se recomienda buscar asesoramiento y apoyo profesional no solo para el manejo de la salud bucal, sino también para superar la adicción al tabaco, garantizando así una mejora integral en su bienestar y la calidad de los resultados del tratamiento ortodóncico.

Contador