Actualizado 19/05/2010 15:26 CET

Sanidad estudiará implantar un programa de detección precoz de la hepatitis que incluya nuevos grupos de riesgo

Hasta el 5% de los españoles padece una infección crónica por el virus de la Hepatitis B

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad y Política Social estudiará, dentro del grupo de trabajo de cribado, implantar un programa de detección precoz de la hepatitis que incluya nuevos grupos de riesgo que aún no han sido contemplados, según ha señalado Gonzalo Sáinz, consejero técnico de la Dirección General de Salud Pública y Sanidad durante la Jornada sobre esta enfermedad en el Ministerio de Sanidad y Política Social, que se celebra este miércoles con motivo del Día Mundial de las Hepatitis Víricas.

Igualmente, Sáinz ha afirmado que las comunidades autónomas van a "intensificar los programas de prevención en los grupos de riesgo de la hepatitis C, así como la utilización de medidas universales de limpieza y métodos de barrera en los centros sanitarios y la realización de programas de educación".

Por otro lado, la doctora Inmaculada Fernández, del Hospital 12 de Octubre de Madrid, ha explicado que "entre un 1,1 y un 5 por ciento de los españoles padece hepatitis B crónica", lo que supone un grado de "incidencia media" en comparación con el resto de países de Europa.

La doctora ha explicado que, actualmente, Asia y África son las zonas con más incidencia con porcentajes de entre un 10 y un 20 por ciento, y la media en Europa y Estados Unidos está entre el 0,2 y el 2 por ciento.

Igualmente, ha recordado que desde hace unos 20 años todos los recién nacidos reciben la vacuna en contra de este virus, pero es recomendable que la población en riesgo se vacune también. Los grupos que tienen más riesgo de contagio son los adictos a las drogas, personas que se hallan hecho 'piercings' o tatuajes en lugares poco higiénicos, personas muy promiscuas sexualmente, que vivan en zonas de alta prevalencia o colectivos profesionales que puedan tener un contagio más fácil como policías o sanitarios.

Además, la especialista se ha referido a la evolución de la enfermedad como "uno de los temas que más preocupan a los pacientes cuando se les comunica el diagnóstico". Así, ha explicado que "hoy en día, la enfermedad puede estar bajo control gracias al tratamiento".

Los fármacos actuales, han demostrado una resistencia "casi nula" y gracias a ellos, los pacientes pueden convertirse en "unos portadores inactivos del virus", ha explicado.

En este sentido, ha destacado la importancia de la detección precoz para evitar la evolución de las lesiones hepáticas, que "pueden acabar en un hepatocarcinoma, si no se trata a tiempo, hasta en un 4 por ciento de los casos", ha advertido.

La especialista ha recordado que los pacientes en tratamiento deben evitar el alcohol y las grasas, así como realizar ejercicio físico para ayudar a eliminar las grasas del hígado, pero también ha señalado que deben dejar el tabaco, "algo que hasta hace poco se pensaba que no afectaba a la enfermedad, pero los últimos estudios han demostrado que sí es así", ha asegurado.