Los fumadores que cambian al vapeo aumentan la salud del corazón en un mes, según un ensayo médico

Actualizado 18/11/2019 15:45:11 CET
Un hombre vapeando.
Un hombre vapeando. - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

LONDRES, 18 (Reuters/EP)

Los fumadores crónicos que cambiaron de cigarrillos de tabaco a vaporizadores de cigarrillos electrónicos en un gran ensayo de control aleatorio realizado por la Universidad de Dundee (Reino Unido) vieron una mejora significativa en los marcadores de salud cardíaca después de solo un mes, según publican los investigadores en el 'Journal of the American College of Cardiology'.

En los resultados del estudio, que probablemente serán analizados de cerca por especialistas de salud en todo el mundo, los científicos británicos descubrieron que los fumadores de cigarrillos que cambiaron al cigarrillo electrónico con nicotina vieron un marcado impulso en su función vascular, un cambio que podría conducir a un riesgo significativamente menor de enfermedad cardiovascular.

"Al cambiar del tabaco a cigarrillos electrónicos, encontramos una mejora promedio de 1,5 puntos porcentuales en solo un mes --asegura Jacob George, profesor de medicina cardiovascular y terapéutica en la Universidad Británica de Dundee, en una sesión informativa sobre el estudio--. Y para poner esto en contexto, cada mejora de punto porcentual en la función vascular da como resultado una reducción del 13% en las tasas de eventos cardiovasculares, como el ataque cardíaco".

Sin embargo, Jacob precisa que el estudio analizó específicamente el vapeo en comparación con el tabaquismo, que causa cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer y aumenta drásticamente el riesgo de accidentes cerebrovasculares mortales, ataques cardíacos y muchas otras enfermedades cardiovasculares.

"Es crucial enfatizar que los cigarrillos electrónicos no son seguros, simplemente menos dañinos que los cigarrillos de tabaco cuando se trata de la salud vascular --al George. "No deben verse como dispositivos inofensivos para que los no fumadores o los jóvenes prueben".

Los hallazgos impulsarán un mayor debate internacional sobre los posibles riesgos y beneficios de los cigarrillos electrónicos en medio de más de 2.000 casos de enfermedad pulmonar relacionada con el vapeo y más de 40 muertes en los Estados Unidos en meses recientes.

Los expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. Dicen que sus investigaciones sugieren que las lesiones están relacionadas con vapeos que contienen THC, el componente de la marihuana que eleva a las personas, y acetato de vitamina E, que se cree que se utiliza como agente de corte en productos ilícitos de vapeo de THC.

Expertos británicos en toxicología y adicción señalaron el mes pasado que las enfermedades de vapeo estadounidenses probablemente fueron "un fenómeno específico de Estados Unidos", y no ha habido evidencia de un brote similar en Gran Bretaña o en otros lugares donde los productos sospechosos no se usaran ampliamente.

Para el ensayo de cambio dirigido por la Universidad de Dundee, que se prolongó durante dos años y fue financiado por la organización benéfica British Heart Foundation, los investigadores reclutaron a 114 fumadores de cigarrillos a largo plazo que habían fumado al menos 15 cigarrillos al día durante al menos dos años.

Los pusieron en uno de los tres grupos durante un mes y se les realizaron pruebas vasculares antes y después. Un grupo siguió con los cigarrillos de tabaco, el segundo cambió a cigarrillos electrónicos con nicotina y el tercero cambió a cigarrillos electrónicos sin nicotina.

Los resultados mostraron que, tanto si los cigarrillos electrónicos contenían nicotina como si no, los que dejaron de fumar tabaco encontraron que su función endotelial, una medida de la facilidad con que fluye la sangre por el cuerpo, mejoró significativamente.

Contador