Revelan nuevas oportunidades para desarrollar tratamientos contra el cáncer

Archivo - Laboratorio químico
Archivo - Laboratorio químico - HRAUN/ ISTOCK - Archivo
Publicado: martes, 25 junio 2024 8:00

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Facultad de Medicina de Baylor (Estados Unidos) e instituciones colaboradoras han descubierto nuevos objetivos terapéuticos potenciales para el cáncer y nuevos conocimientos sobre los objetivos de los fármacos contra el cáncer existentes, ampliando la amplitud de posibilidades para el tratamiento de esta enfermedad.

Utilizando un enfoque integral que incluyó la integración de datos proteómicos, genómicos y epigenómicos de 10 tipos de cáncer, el equipo identificó proteínas y pequeñas proteínas o péptidos objetivos en tejidos cancerosos y validó muchos de ellos experimentalmente como candidatos prometedores para estrategias terapéuticas. El estudio aparece en ‘Cell’ .

"La experiencia ha demostrado que las terapias dirigidas, los tratamientos contra el cáncer dirigidos a proteínas específicas en las células cancerosas, son prometedores para lograr resultados clínicos más efectivos que la radioterapia y la quimioterapia tradicionales", comenta el coautor correspondiente, el doctor Bing Zhang , profesor de genética molecular y humana y parte del Lester and Sue Smith Breast Center en Baylor. "Aunque hay avances en la identificación de vulnerabilidades potenciales de tipos de cáncer específicos, los medicamentos contra el cáncer aprobados por la FDA se dirigen a menos de 200 proteínas. En este estudio ampliamos significativamente la lista de posibles objetivos terapéuticos analizando datos de más de 1.000 muestras de tejido que abarcan 10 tipos de cáncer".

Los investigadores aplicaron herramientas computacionales para integrar datos proteogenómicos que comprenden información de todo el genoma sobre ADN, ARN y proteínas que fue generada por el Consorcio de Análisis de Tumores Proteómicos Clínicos (CPTAC) a partir de muestras recolectadas prospectivamente de tumores primarios sin tratamiento previo, muchos de ellos con tejidos adyacentes normales compatibles. El equipo integró el conjunto de datos CPTAC con otros conjuntos de datos públicos para investigar las similitudes y diferencias entre las alteraciones genéticas y proteicas encontradas en diversos tipos de tumores para iluminar objetivos proteicos para la terapia contra el cáncer.

"Nuestro objetivo era comprender mejor las características de los objetivos farmacológicos conocidos. También esperábamos identificar nuevos objetivos que pudieran conducir al desarrollo de nuevos fármacos", afirma Zhang, académico de McNair y miembro del Centro Oncológico Integral Dan L Duncan de Baylor.

El equipo aplicó el enfoque de integración de datos para identificar sistemáticamente proteínas y genes que son importantes para el crecimiento y desarrollo del cáncer. Por ejemplo, proteínas que están sobreexpresadas o hiperactivas en los tejidos cancerosos pero no en sus homólogos normales, y la pérdida de genes supresores de tumores, que pueden crear dependencias de otras proteínas que luego podrían ser dirigidas terapéuticamente. También buscaron antígenos tumorales, incluidos neoantígenos: péptidos específicos del cáncer derivados de mutaciones genéticas en los tumores.

"Nuestro estudio reveló nuevas oportunidades para reutilizar medicamentos actualmente aprobados para otras afecciones", afirma Zhang. "Por ejemplo, demostramos que un fármaco antimicótico también puede reducir el crecimiento de varios tipos de cáncer, lo que respalda una mayor exploración del valor anticancerígeno de este fármaco".

Los investigadores también identificaron posibles dianas proteicas que actualmente no cuentan con un fármaco: algunas son enzimas llamadas quinasas y otras son proteínas de la superficie celular. "Estos hallazgos abren oportunidades para el desarrollo de fármacos, incluidos fármacos de molécula pequeña o conjugados fármaco-anticuerpo", según Zhang.

Además, la identificación computacional de varias proteínas asociadas a tumores compartidas entre diferentes tipos de cáncer fue seguida por la confirmación experimental de su importancia para el cáncer en células cultivadas en el laboratorio y en modelos animales, validando estas proteínas como posibles objetivos terapéuticos dignos de más estudio.

"Estoy muy entusiasmado de haber creado un recurso integral de dianas proteicas, ampliando significativamente el panorama terapéutico al identificar muchos candidatos nuevos y cubrir diversas modalidades terapéuticas", concluye Zhang. "Esperamos que este recurso allane el camino para reutilizar los medicamentos actualmente disponibles y desarrollar nuevas terapias para el tratamiento del cáncer".

Contador

Leer más acerca de: