Actualizado 22/12/2010 18:54 CET

Los rasgos de personalidad del niño pueden predecir el alcoholismo de adulto

 Festival Womad de Cáceres
EP

Los investigadores afirman que a partir de la personalidad y otras variables psicológicas, a los 12 años se puede predecir el consumo de alcohol a los 16

MADRID, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los rasgos de personalidad de un niño de 12 años permiten predecir la predisposición a un consumo abusivo de alcohol en años posteriores, según demuestran los estudios desarrollados por investigadores del Grupo de Personalidad y Psicopatología de la Universitat Jaume I (UJI) de Valencia, quienes auguran que este hallazgo permitirá desarrollar programas y campañas de prevención más efectivos al poder tener en cuenta las características psicológicas de las personas más vulnerables.

Según explica el catedrático de Psicología de la Personalidad de esta universidad valenciana, Generós Ortet, "estos rasgos de personalidad en sí no son buenos o malos, todo depende de las combinaciones, pero conocer estas variables permite prever muchos ámbitos diferentes", informa la Plataforma SINC.

"Si se pueden detectar los patrones de la forma de ser antes de que aparezca el problema, el consumo, se pueden hacer campañas de prevención dirigidas a esas personas en situaciones de mayor riesgo", comenta. Para llegar a conocer estos patrones, el grupo de investigación que coordina el profesor Ortet ha desarrollado diversos estudios financiados por Bancaja, el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Plan Nacional sobre Drogas.

"Dado que los rasgos de personalidad están presentes desde la infancia, lo que hacemos es estudiar estas características a los 12 años, edad a la que ya se tiene suficiente capacidad para contestar los cuestionarios de personalidad y el consumo de alcohol es aún muy minoritario", explica este experto.

El grupo mantuvo el estudio sobre las variables psicológicas y sociales de 500 jóvenes en primero de la ESO durante cuatro años, detectando que, "a partir de la personalidad y otras variables psicológicas y sociales, a los 12 años se puede predecir de manera significativa el consumo de alcohol a los 16".

ESTUDIO DE LAS VARIABLES GENÉTICAS

Estos resultados han sido corroborados por otro estudio transversal, realizado en universitarios, y dos proyectos transculturales con Escocia y Canadá. La línea de investigación más innovadora se abre con el estudio de las variables genéticas, explica Ortet, en la que los investigadores de la UJI colaboran con biólogos de la Universidad de Barcelona.

En el mencionado estudio transversal, con unos 500 universitarios, se incluyeron variables tanto de personalidad y otras variables psicológicas y sociales, como biológica. "Se sabe que la personalidad tiene una componente hereditario, la influencia genética sobre nuestra forma de ser es de alrededor del 50 por ciento", señala Ortet.

De las investigaciones desarrolladas se desprende que existen genes que se encuentran relacionados tanto con el alcoholismo como con las características de personalidad que van asociadas al consumo de alcohol, por ejemplo, "genes ligados a la transmisión de dopamina que se asocian a una mayor probabilidad de ser buscador de sensaciones (personalidad desinhibida) y también a padecer ciertos tipos de trastornos por el alcohol", indica.