La radiación UV es siete veces más dañina para los ojos de los niños, según expertos

Archivo - Niño en la playa.
Archivo - Niño en la playa. - HALFPOINT/ISTOCK - Archivo
Publicado: miércoles, 20 marzo 2024 12:43

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas (CGCOO) advierte que la radiación ultravioleta (UV), sin la protección adecuada, es siete veces más dañina para los ojos de los menores que para los adultos, pudiendo producir daños a corto y largo plazo.

El presidente del CGCOO, Juan Carlos Martínez Moral, explica que este impacto de los rayos solares en los más pequeños se debe a que "el filtro natural del cristalino no está completamente desarrollado hasta los 12 años, por lo que la córnea deja pasar hasta la retina más del 75 por ciento de la radiación ultravioleta".

En este sentido, el experto asegura que, además, los niños son más vulnerables debido a que "suelen tener las pupilas más grandes y su cristalino es más transparente".

De esta manera, desde el CGCOO aseguran que, a corto plazo, la sobreexposición a la luz solar en niños puede provocar queratitis o quemaduras solares de la córnea, que se manifiestan con síntomas de dolor, fotofobia y enrojecimiento de los ojos.

No obstante, a largo plazo, el daño puede ser más grave en forma de alteraciones corneales, lesiones degenerativas y quemaduras agudas en la retina, que afectan a la visión de forma permanente.

Ante este contexto, los óptico-optometristas recomiendan y animan a la utilización de gafas de protección solar homologadas en los más pequeños, así como el uso de otros elementos de protección como gorras, sombreros o viseras.

LA CONJUNTIVITIS ALÉRGICA

Por otro lado, factores como las altas temperaturas, la sequía y la contaminación contribuyen a aumentar la cantidad de polen en el aire durante las alergias estacionales, así como los tiempos de exposición al mismo y su agresividad.

La conjuntivitis alérgica, en particular, provoca una inflamación de la membrana que recubre la superficie ocular y el interior de los párpados con síntomas oculares como picor y enrojecimiento, hinchazón de los párpados, lagrimeo y fotofobia.

Para paliar los efectos de la alergia en los ojos y evitar complicaciones graves en los mismos como queratitis, conjuntivitis infecciosa o incluso glaucoma, los ópticos-optometristas aconsejan, entre otras pautas, evitar las zonas con alta concentración de polen como campos y parques y utilizar gafas de protección solar para protegerse del polvo y otras partículas.

Asimismo, recomiendan evitar exponerse ante agentes irritantes que agraven los síntomas; cerrar las ventanas de casa para que el polen o polvo no se acumulen; extremar la higiene ocular diaria; y no frotarse los ojos.

Contador