Publicado 16/08/2021 17:25CET

Una proteína de las células del corazón, posible diana terapéutica para los pacientes con insuficiencia cardíaca

Archivo - Hands with heart, health or love
Archivo - Hands with heart, health or love - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ALESSANDROPHOTO

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una proteína que ayuda a regular la señalización del calcio dentro de las células del corazón podría desempeñar un papel clave en la prevención de la insuficiencia cardíaca crónica, según un estudio internacional dirigido por científicos de la Universidad de Utah Health (Estados Unidos).

Los investigadores afirman que la alteración de la vía de señalización de esta proteína, la VDAC2, provoca un grave deterioro de la contracción de las células cardíacas, lo que dificulta el suministro de sangre al organismo. El hallazgo sugiere que los fármacos y otros tratamientos terapéuticos dirigidos a la VDAC2 podrían ayudar a aliviar la insuficiencia cardíaca.

"Basándonos en nuestra investigación en humanos y en laboratorio, parece que si VDAC2 no funciona correctamente, todo lo que ocurre en el corazón puede descender en cascada a partir de ahí", dice el profesor Stavros Drakos, director de investigación cardiovascular de la División de Cardiología de dicha universidad y autor principal del estudio. "Si conseguimos averiguar cómo ayudar a esta proteína a hacer su trabajo de nuevo, es posible que podamos abordar la insuficiencia cardíaca mucho antes en el proceso de la enfermedad", asegura.

LA IMPORTANCIA DEL CALCIO EN EL CORAZÓN

Los científicos saben desde hace tiempo que el calcio (el mineral que mantiene fuertes los dientes y los huesos) desempeña un papel vital en el corazón. Entre un latido y otro, los niveles de calcio en las células del músculo cardíaco (llamadas miocitos) disminuyen, lo que permite que la célula se relaje. Durante la contracción, una gran cantidad de calcio sale de una pequeña estructura celular llamada retículo sarcoplásmico, provocando la contracción de la célula. Este flujo y reflujo constante de calcio dentro y fuera del líquido interno de las células del músculo cardíaco es fundamental para que el corazón siga latiendo.

Los investigadores también saben que un orgánulo llamado mitocondria depende del calcio para ayudar a producir la energía bioquímica que mantiene a las células vivas. La mitocondria se comunica con el retículo sarcoplásmico, pero su función específica en la señalización del calcio y, por tanto, en la salud cardiovascular, no se conoce bien.

En su estudio, Drakos y sus colegas trataron de comprender mejor el papel de la mitocondria en el ciclo del calcio dentro de las células del corazón. En investigaciones anteriores con tejido cardíaco humano procedente de pacientes con insuficiencia cardíaca, detectaron una correlación positiva entre la mejora de la función cardíaca y la actividad de VDAC2, una proteína de la membrana externa de las mitocondrias que permite el flujo de calcio hacia ellas. Por ello, sospecharon que la VDAC2 podría desempeñar un papel importante en esta enfermedad.

En ratones de laboratorio, desactivaron, o eliminaron, el VDAC2. Sin ella, el flujo de calcio en las mitocondrias se vio gravemente afectado y las células del corazón no pudieron latir correctamente. Los ratones también desarrollaron un agrandamiento del ventrículo izquierdo o cámara de bombeo del corazón. Esta afección, denominada miocardiopatía dilatada, dificultaba el bombeo de sangre por parte del corazón y acababa provocando una insuficiencia cardíaca y la muerte.

En concreto, los investigadores descubrieron que VDAC2 interactúa con un par de proteínas en el retículo sarcoplásmico. La obstaculización de esta comunicación entre proteínas conduce a un deterioro de la señalización del calcio celular y a la insuficiencia cardíaca. Sin embargo, la restauración de VDAC2 en ratones 'knock-out' revirtió muchos de los efectos de la insuficiencia cardíaca, incluida la reducción de la hinchazón del ventrículo izquierdo, y evitó la muerte.

En otros experimentos con ratones genéticamente propensos a desarrollar insuficiencia cardíaca, los investigadores descubrieron que un fármaco experimental llamado efsevin, que se une a VDAC2 y aumenta la captación de calcio mitocondrial, mejoraba la salud cardiovascular. Los científicos afirman que esto sugiere que la efsevina y otros fármacos dirigidos a la VDAC2 son buenos candidatos para ser probados como tratamientos para la insuficiencia cardíaca.

"Nuestro estudio demuestra la importancia de VDAC2 en la función cardíaca normal", afirma la autora principal del estudio y estudiante de doctorado en el laboratorio de Drakos, Thirupura Sundari Shankar. "Gracias a esta función única, VDAC2 surge como una posible diana terapéutica para los pacientes con insuficiencia cardíaca".