Publicado 03/08/2021 14:58CET

Proponen el uso de probióticos personalizados para la prevención y tratamiento de enfermedades oculares

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

El doctor Carlos Vergés, director médico del Instituto Oftalmológico Quirónsalud Dexeus, y la doctora Verónica Ribas, jefa de la Unidad de Superficie ocular en el mismo centro, han publicado recientemente una editorial en la revista 'Cataract & Refractive Surgery Today Europe' sobre el potencial uso de probióticos para equilibrar la microbiota ocular previniendo así diversas patologías oculares como el DMAE (Degeneración macular asociada a la edad), conjuntivitis crónica, uveítis o glaucoma.

En la superficie ocular conviven unos 500 tipos diversos de microorganismos. Sin embargo, únicamente el equilibrio de una treintena de estos microorganismos parece ser clave en la salud de nuestros ojos.

"Numerosos estudios científicos evidencian que cambios y desequilibrios en la microbiota de la superficie ocular podrían jugar un papel clave en la salud de nuestros ojos. A partir de ahí, debemos preguntarnos si el uso de probióticos ya sea vía oral o a través de gotas puede ser un complemento terapéutico para tratar estas patologías", explica el doctor Vergés.

El microbiota es el conjunto de microorganismos (bacterias, hongos, virus, etc.) que habitan en nuestro cuerpo. Viven mayoritariamente en el intestino, lo que se conoce como flora intestinal, pero también en otras partes del cuerpo: la piel, la boca y también en los ojos. La composición de nuestro microbiota empieza en el momento del nacimiento al atravesar el canal del parto adquirimos la microbiota de la madre.

La aparición de técnicas de secuenciación del ADN ha supuesto un gran avance para conocer la composición de la microbiota. "Gracias a estas técnicas ahora sabemos que en la superficie ocular existen doce tipos de bacterias que se repiten en casi el 95 por ciento de las personas en diferentes proporciones que generan una microbiota particular para cada individuo como si fuera una huella dactilar", apunta el experto.

PROBIÓTICOS PERSONALIZADOS EN OFTALMOLOGÍA

"Ante estas evidencias, en el Instituto Oftalmológico Quirónsalud Dexeus estamos realizando diversos estudios sobre los efectos de los probióticos en diversas enfermedades oculares, principalmente en pacientes con Síndrome del ojo seco. Cuando adaptamos los prebióticos y probióticos dietéticos a cada paciente, los resultados son alentadores. Sin embargo, hemos visto que, al prescribir un tratamiento más general, los resultados son muy variables y a pesar de cierta mejoría, no podemos hablar de beneficios significativos", afirma la doctora Verónica Ribas.

Así pues, considera que "será necesaria la formulación personalizada de probióticos ya sea vía oral o a través de gotas, según la secuenciación genética de la microbiota del paciente". "Para ello estamos empezando a trabajar en diversos estudios en colaboración con el Laboratorio molecular del Hospital Universitari Dexeus que nos permitirán conocer esta huella digital de nuestra superficie ocular para poder restablecerla en caso de que exista una patología asociada a desequilibrio del microbiota", remacha.