Publicado 22/04/2022 07:17

¿Cómo se propaga la meningitis fúngica?

Archivo - Meningitis
Archivo - Meningitis - FLICKER/NATHAN READING - Archivo

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una nueva investigación de la Universidad de Sheffield, en Reino Unido, ha revelado cómo los hongos bloquean y rompen los vasos sanguíneos del cerebro, lo que ayuda a los científicos a comprender mejor cómo se inicia la meningitis.

El estudio, publicado en la revista 'PLoS Pathogens', muestra que los microbios 'Cryptococcus neoformans' se alojan en los vasos sanguíneos impidiendo el flujo de sangre y aumentando la presión arterial. Estos microbios crecen en los pequeños vasos sanguíneos haciendo que se estiren y revienten, liberando los microbios infecciosos en el cerebro y causando meningitis.

La meningitis suele estar causada por una infección del cerebro y la médula espinal, y puede ser mortal si no se reconoce y trata rápidamente. Es más frecuente en bebés, adolescentes y personas con sistemas inmunitarios comprometidos, y se calcula que afecta a 2,5 millones de personas cada año.

El doctor Simon Johnston, del Departamento de Infección, Inmunidad y Enfermedades Cardiovasculares de la Universidad de Sheffield, explica que "el cerebro tiene defensas muy complejas y eficaces contra los microbios, pero hemos identificado un método sencillo y eficaz que los microbios pueden utilizar para escapar de la sangre y entrar en el cerebro".

"Las investigaciones anteriores se han centrado en cómo los microbios pueden romper las defensas del cerebro o utilizar las células inmunitarias como vía de entrada al mismo --añade--. Podemos demostrar cómo, para algunos microbios, dañar los vasos sanguíneos es un método de invasión muy eficaz".

Johnston señala que "nuestro sistema inmunitario es muy eficaz para reconocer y destruir los microbios, incluso en la sangre, pero algunos microbios pueden escapar de las células inmunitarias y son estos microbios los que serían más eficaces a la hora de utilizar la rotura de los vasos sanguíneos como vía de entrada al cerebro".

La investigación se ha llevado a cabo en colaboración con la Agencia de Ciencia, Tecnología e Investigación (A-Star) de Singapur y la Universidad de Queensland (Australia).

El equipo internacional de investigación, dirigido por el doctor Johnston, investigó las larvas de pez cebra para entender cómo se comporta la infección de la meningitis en los vasos sanguíneos. Los resultados también ayudarán a los investigadores a comprender mejor otras enfermedades relacionadas con los vasos sanguíneos, como las cardiovasculares y neurológicas.

"Empezamos esta investigación porque sabíamos que había daños inexplicables en los vasos sanguíneos de algunos pacientes con meningitis --recuerda Johnston--. Ahora estamos trabajando para encontrar nuevos tratamientos para estos pacientes".

El experto subraya que "las infecciones que causan la meningitis pueden tratarse con antimicrobianos, pero los pacientes suelen estar muy enfermos y se pueden producir muchos daños antes de que el tratamiento sea eficaz. Esto se ve agravado por el actual aumento mundial de las infecciones resistentes a los antimicrobianos", alerta.

"Estamos utilizando los conocimientos que hemos obtenido al estudiar cómo puede propagarse la meningitis para entender cómo reducir el daño causado al cerebro mientras se lleva a cabo el tratamiento", concluye.

La investigación ha sido financiada por el Consejo de Investigación Médica, el Instituto A-STAR de Biología Molecular y Celular y el Premio Estratégico Wellcome Trust de Micología Médica e Inmunología Fúngica.