Publicado 17/11/2021 18:10CET

Profesionales de la salud piden un Plan Nacional de Lucha contra la Obesidad que enfoque el asunto de forma transversal

Archivo - Obesidad infantil
Archivo - Obesidad infantil - VITHAS - Archivo

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Profesionales de la salud han demandando realizar un Plan Nacional de Lucha contra la Obesidad que enfoque el problema de forma transversal, según han concluido los expertos en el XVII Congreso de la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO), que ha comenzado este miércoles en Málaga y que concluirá este sábado.

En este sentido, los sanitarios han reconocido que la obesidad es una enfermedad "que se ha convertido en una pandemia de las más relevantes del siglo XXI". Para el presidente de SEEDO, Francisco Tinahones, "no se vencerá el problema" hasta que se diseñe el Plan Nacional, como están haciendo en algunos países europeos.

Igualmente, en esta edición, los asistentes han lamentado la estigmatización frecuente que padecen los pacientes, a los que "no siempre se les ha prestado la debida atención", según ha señalado el vicepresidente de la organización, Albert Lecube.

"La obesidad debe ser considerada una enfermedad crónica, que acorta en varios años la vida del paciente; por ello, no podemos culpabilizar de forma continuada al paciente que, además y a diferencia de enfermos con otras*patologías crónicas, no recibe la financiación de los fármacos indicados para su tratamiento", ha añadido.

Durante la reunión, indica la SEEDO, se han abordado desde los aspectos más novedosos en la investigación básica y clínica de la obesidad a los problemas más controvertidos que plantea a nivel asistencial, social y económico. En los próximos días, entre otros aspectos, se revisará el problema que supone la obesidad infantil en nuestro medio y el previsible 'tsunami' de casos que surgirá en los próximos años, el impacto negativo de la obesidad sobre la memoria y el deterioro cognitivo, o los rasgos "contagiosos" de esta enfermedad.

Además, se conocerán los progresos en el desarrollo de fármacos cada vez más seguros y eficaces, mostrándose las nuevas posibilidades existentes en el tratamiento de esta enfermedad y de trastornos asociados (como la diabetes de tipo 2 o la esteatosis
hepática), tanto desde el punto de vista farmacológico como de nuevas terapias que se están investigando (incluyendo terapias personalizadas y de precisión), así como de las intervenciones quirúrgicas especializadas para las personas obesas.

Asimismo, se aportarán también evidencias sobre el impacto de distintos tipos de dieta y ejercicio en esta enfermedad, la repercusión de la obesidad materna en la descendencia, la relevancia de la obesidad en etapas tempranas (obesidad infantil, en adolescentes,*) y en el envejecimiento, o los últimos conocimientos sobre el tejido adiposo como piedra angular en el desarrollo de la obesidad y sus comorbilidades.

En relación con la COVID-19, se pondrá el foco en que es uno de los factores más inequívocamente asociados a gravedad y mortalidad en pacientes que han desarrollado la COVID-19 y constatándose un importante aumento de peso en la población española como consecuencia de los periodos de confinamiento.

CONGRESO INTERNACIONAL

Por otro lado, este Congreso acogerá varias sesiones junto a diversas sociedades científicas de obesidad de todo el mundo, favoreciendo la colaboración entre distintos países y el intercambio de conocimientos a una escala global.

"Si la obesidad es una enfermedad infradiagnosticada,*y
generalmente maltratada por los profesionales sanitarios, ha sido en gran parte por ser considerada una enfermedad sencilla: tanto comes, tanto gastas, tanto pesas. Hoy en día sabemos que la obesidad es
una enfermedad mucho más compleja, algo que debe hacerla atractiva para los diversos profesionales sanitarios que deben tratarla", ha asegurado el doctor Lecube.

La colaboración se realizará con el aval de la European Association for the Study of Obesity (EASO), que se inscribe en un marco de objetivos más amplios, "colaborando para tratar de conseguir que la obesidad se acepte como una enfermedad, para facilitar los tratamientos a las personas obesas y contribuir con
ello también a eliminar los prejuicios que existen sobre estas personas", ha asegurado Malagón.

Contador