Publicado 08/02/2021 17:45CET

Los problemas visuales relacionados con el cerebro pueden afectar a uno de cada 30 niños de primaria

Gafas, revisión ocular, niño, oculista
Gafas, revisión ocular, niño, oculista - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / FAMILY VELDMAN

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los problemas visuales relacionados con el cerebro pueden afectar a uno de cada 30 niños de primaria, según han puesto de manifiesto investigadores de la Universidad de Bristol (Reino Unido) en un estudio publicado en la revista 'Developmental Medicine and Child Neurology'.

Si bien las pruebas de tabla optométrica verifican la forma en la que una persona puede ver los detalles de una letra o símbolo desde una distancia específica, estas evaluaciones de diagnóstico de agudeza visual no detectan a muchos niños con discapacidad visual cerebral (CVI, por sus siglas en inglés) cuya agudeza es normal o casi normal.

Para llevar a cabo el trabajo, los investigadores recopilaron información sobre 2.298 niños de entre cinco y 11 años en 12 escuelas mediante cuestionarios para maestros y padres. Invitaron a más del diez por ciento de los niños (262 alumnos) a una evaluación detallada utilizando pruebas validadas para identificar a los niños con problemas visuales relacionados con el cerebro que pudieran padecer CVI.

El equipo descubrió que, según sus resultados, en promedio, cada clase de 30 niños tendría uno o dos niños con al menos un problema de visión relacionado con el cerebro. Las dificultades observadas incluían problemas con los movimientos oculares, el campo visual, el reconocimiento de objetos y ver cosas desordenadas.

El equipo también encontró que los niños que estaban luchando con su aprendizaje y que ya recibían ayuda adicional en la escuela, tenían más probabilidades de tener problemas de visión relacionados con el cerebro. En concreto, cuatro de cada diez niños con apoyo para necesidades educativas especiales tenían uno o más problemas de visión relacionados.

"Si bien esto no prueba que este tipo de los problemas de visión son la causa de las dificultades de aprendizaje para cualquier niño en particular, sugiere que atender las necesidades visuales de los niños podría ser un buen lugar para comenzar. Si las intervenciones pueden funcionar para reducir el impacto de estos problemas en el aprendizaje de los niños, podría mejorar los resultados educativos y de bienestar de los niños", han zanjado los expertos.